Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

¿Espejismo? (Priv)

 :: Ciudad :: Parque

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 01, 2011 11:31 am

-Que va!, si se comieran la verdura así de rápido te juro que me regalarían un rato de siesta majo –dije por aquella pregunta suya. Si, se notaba que no tenía hermanos, y menos pequeños. Puede que una semana al cargo de aquellos dos pequeños fuera demasiado para el lobo. ¿Quedaría algo de él tras aquella semana, o necesitaría unas vacaciones postraumático después de una semana de niñero? Era algo interesante y divertido a la vez que cruel, de ahí que riera.

La tarde avanzo lentamente, y el frío empezo a hacerse notar según el día continuaba adelante. Parte de los padres y madres que habían traído a sus hijos se había marchado ya o estaban en ello. Shou fue quien comento que estaba refrescando, preocupándose por la salud de aquellos dos niños que iban un poco frescos para ser otoño aun por el buen tiempo que andaba haciendo últimamente. Yo no sentía el frío por la capas de camisetas y camisas que llevaba encima, pareciendo una cebolla.

-Ni de lejos, Shou –le dije al decir que se metía donde no le llamaban simplemente por recomendarme que regresaran los niños. Entonces le vi como se estremecía y se abrochaba mejor la cazadora que llevaba, sonriendo divertido por el gesto que hizo parecido a una pequeña sacudida. –Si tu estas así no quiero saber como están ellos, así que vamos, regresemos a casa… -le pase un brazo tras la espalda, haciéndome con su hombro opuesto en plan amistoso, escuchando aquello de la calefacción. –Tu tampoco te pases que aun estamos en otoño, haber si vas ha acabar haciendo la cena en la calefacción y todo –bromee yendo junto a Shou a donde los pequeños, a los cuales solamente les quedaba el cucurucho y algo de helado liquido en la punta final.

Luppi tenia el labio inferior de un tono azulado morado, síntoma de exceso falta de calor. Visto esto actué rápido. Me quite la primera de mis camisas y se la puse al pequeño a quien atada le quedaría de vestido, de ahí que cogiendo las puntas finales se la atara con un nudo, doblando las mangas hasta que asomaron sus manos. –Luppi, tío… tienes los labios morados. Vamos a irnos a casa y os tomareis algo caliente, vale? Y nada de decirle a Shiro-san del helado o me empezara a decir lo de siempre –les dije con una mano en cada hombro respectivamente, refiriéndome a lo que siempre me decía el albino de que no diera nada frío a los pequeños para merendar, que después de jugar y sudar algo frío podía hacerlos enfermar. Y ya me sabia de pe a pa el monologo entero.

Ambos menores asintieron con una sonrisa infantil, pues aquello era uno de los tantos pequeños secretos que les hacia guardar a los menores, aunque tarde o temprano acababan contándolo al cabo de tres o cuatro días sin querer. Pero para entonces todo ya era parte del pasado.

-Bien, vamos entonces a casa –apremie, yendo Luppi a donde Shou para que le diera la mano y fuera su compañero, quedando Orihime a mi cargo, quien también se hizo con mi mano mientras se terminaba el cono a la vez que salíamos del parque dirección a casa.
Por otro lado, Luppi parecía haberse cansado del helado, quedándole algo menos del cono, por lo que con una sugerente sonrisita miro arriba tras no saber muy bien que hacer con ello. –Quieres un cacho? No puedo mas con eto –dijo de forma irresistible y tierna. Si cuando querían los niños eran para comérselos. Solo cuando querían. –Y… puedes auparme otra vez? –pregunto, e hizo que el lobo se agachara un poco para que le escuchara lo que le iba a decir en bajito. -Papa dice que oni-san no debería esbozase porque esta malito. Por eso nunca se lo he pedido… pero tu estas bien, no? No tienes pupas como Sou-kun –confeso el niño, tal vez demasiado, con tal de que le subiera a upas.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Mar Nov 01, 2011 11:53 am

Así que solo se comían así los dulces. Era de esperar. Luego vio como Luppi iba con él de nuevo para ofrecerle el cono y tras aquel tirón escuchó lo que dijo de Okita. Se quedó un poco en silencio analizando aquello ¿acaso tenía alguna enfermedad? Eso le hizo preocuparse bastante. Sonrió al pequeño evitando que le viese preocupado por su amigo y le sonrió.

- Tranquilo yo puedo llevarte. -Dijo con calma y despacio le subió a los hombros.- Recuerda no tires de las orejas... y dame ese cono ya me lo como yo.

Le dijo para quitarle el cono y morder un poco sujetando una de las piernas del pequeñajo pensando en Okita y aquello que el niño había dicho. Que clase de "pupas" debía tener el castaño. Quería saber... aunque de pronto recordó algo. Recordó que cuando le preguntó se puso nervioso e incluso casi le gruñó por preguntar como estaba, debía ser que odiaba que le preguntasen, y era normal pero, en algún momento le comentaría. Eran amigos tampoco pasaba nada... es más si hacía falta le confesaría qué pasó con su familia y todo eso, aunque era algo doloroso para él. Pero si era un ojo por ojo, lo haría. Se terminó el cono y se acercó hasta Okita para revolver un poco su cabello. Le sonrió divertido y le sacó la lengua, luego bajó su mirada hacia la niña que parecía que solo quería ir con su hermano, a él ni se le había acercado.

- Orihime... -Sonrió pensando que su nombre era bonito sobre todo porque se parecía a una princesa. Le dedicó una sonrisa amplia.- Dime... ¿te gustan las muñecas o los peluches?

Preguntó despacio mientras caminaba al lado de Okita y ella mientras llevaba a hombros a Luppi, esperando a que le contestase. Quizás podría regalarle alguna muñeca o algún osito en algún momento. Sonrió un poco intentando caerle bien a la niña, porque le daba un poco la impresión de que no le caía bien, o quizás es porque no tenía una autoestima muy alta. Aún así andaba un poco preocupado por Okita, lo que le había dicho su hermano le había dejado algo meditabundo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 02, 2011 6:07 am

Iba charlando con la pequeña Orihime, aunque mejor dicho, estaba escuchando lo que la pequeña me decía sobre lo que habían estado haciendo Luppi y ella en el parque. Buscar bichitos, montar en los columpios, jugar al pilla pilla e incluso al escondite. Esos dos parecían no tener límites hasta que se sentaban o tumbaban en un sitio a gustito y se quedaban dormidos por el agotamiento.

Una mano me revolvió el pelo de repente, mirando yo de pronto al dueño de ésta que resulto ser el mismo lobo, el cual carba de nuevo con el menor a hombros. Orihime al ponerse Shou a su lado, encontrándose la menor entre los dos, sosteniéndome la mano con ambas manos pues parecía darle algo de miedo aquel chico. De ahí la razón de que no le hubiera dirigido mas que miradas analizadoras y ninguna palabra por el momento.

-Ori-chan, responde, no seas tímida –la anime para que dejara de ser tan tímida con el, que le respondiera a Shou, que se abriera a otras personas que no fueran de la propia familia. La chica me miro como preguntándome el por qué debía hacerlo, y mas aun, por qué le hacia hablar con el otro. Yo simplemente me limite a sonreír.

-Aaah… si, me gustan lo peluches. Pero solo los que son suaves –le especificó mirándole con una tímida sonrisita, mirándole aun así directamente a esos ambarinos ojos.

-A mi también! Los conejitos son mis preferidos! –se unió a la conversación el menor, apoyando sus manos sobre la cabeza de Shou, inclinándose un poco hacia delante. Se le veía muy animado.

-A mi me gustan los perritos y los ositos con un lacito y…y, las ranitas me encanta! Son las mejores! Mas que tus conejitos –le dijo esto ultimo a Luppi, sacando la lengua para picarle.

El camino de regreso los dos menores estuvieron gran parte de este debatiendo sobre cual era el mejor animal para hacer un peluche. Si es que estos dos, cuando se les sacaba un tema de interés, hablaban incluso dormidos. Era agradable verles así, felices y alegres.

-¿Shou-kun, cuál es tu peluche favorito? –acabo por preguntar la chica al ver que al retomar las comparaciones de conejitos y ranitas nadie ganaría. Luppi se volvió a inclinar para ver a Shou el rostro, mirándole a este yo también al preguntar la pequeña.

Poco el hospital fue apareciendo ante nosotros, acercandonos paso a paso a él los cuatro. Era alli donde viviamos, pues Hiro habia dividido una parte del hospital para establecer alli lo que era la propia vivienda, siendo asi un hogar amplio. Lo suficiente como para tener tantas personas como las que allí había viviendo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 02, 2011 6:37 am

Se quedó mirando a la niña que parecía ser bastante tímida y por eso quizás no le hablaba, parecía que le tenía miedo, aunque era casi normal. Pero sonrió cuando Okita le dijo que hablase, y le sorprendió como de pronto comenzaron una discusión larga y tendida sobre los animales de peluche. Realmente a él no le gustaban demasiado las cosas excesivamente lindas, pero los que tenían forma de perro o lobo si. Quizás porque le recordaban a él en su forma animal o algo así, no estaba seguro. Recibió la pregunta y se quedó meditando un instante para darle énfasis a la respuesta.

- Bueno... los que parecen lobos o perros. -Se encogió de hombros y soltó una ligera risita.- Supongo que es casi obvio.

Dijo despacio para rascarse la mejilla con calma y alzar su vista al hospital que se veía enorme. Arrugó un poco la nariz y miró a Okita de reojo ¿acaso vivían en el hospital? Le pareció extraño pero luego pensó que si el padre de los niños era médico, casi era hasta lógico. Se quedó mirando con atención el lugar y luego miró al castaño.

- Si que tienes una casa grande. -Bromeó para luego mirar con atención al edificio. Bien, para la próxima compraría dos peluches una rana para Orihime y un conejito para Luppi. Si no les veía se lo daría a Okita para que se los diese de su parte. Y aunque realmente no era muy de peluches, como no eran para él no había problema.- Comparada con mi casa, que es super pequeña y apenas entro yo!

Añadió divertido para sujetar un poco mejor a Luppi sobre sus hombros. Dio un salto para hacerle botar sobre éstos y luego "relinchó" en plan de broma. Alzó su rostro hacia el pequeño.

- ¿Te gustan los lobos, Luppi? -Dijo divertido.- Quizás algún día podría mostrarte como de grande soy.

Movió sus orejas despacio y luego miró a Orihime con atención.

- A ti también, si quieres. -Dijo despacio.- Y si no os dan miedo, porque soy bastante grande...
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 02, 2011 8:27 am

ol de la tarde continuo descendiendo, escondiéndose tras las montañas de la lejanía, tiñéndose el cielo de un color anaranjado que combinaba a la perfección con el tono de la vegetación otoñal. Mire el hospital a la vez que bromeaba sobre el tamaño de la que era mi casa, comparándola con la suya, que resultaba muy acogedora para lo que era.

-Tampoco exageres!, Ni que vivieras en una caja de cerillas Shou. Tu casa es perfecta en tamaño –respondí riendo suavemente por su divertida exageración.

-Si! Si! –respondió el canijo emocionado al oírle decir aquello de la demostración a Shou. –Mientras no muerdas… -dijo la pequeña algo dubitativa, pensándoselo un poco, imaginándose un enorme robo feroz. En verdad, durante el trayecto, pareciera o no, Orihime había ido cogiendo confianza con el lobo.

-Chicos, hora de subir a casa, despediros de Shou –anuncie, picando a la pequeña revolviendo su cabellos anaranjados-rojizos. Se lo hubiera hecho a Luppi también, pero estaba fuera de alcance. Al menos de un alcance cómodo. Para hacerles eso de la cabeza la altura ideal era como máximo hasta que me llegaran por debajo de la barbilla. Mucho le quedaba a aquella pequeña aguantarme hacerle aquello entonces. –Y nada de decirle lo del helado a Shiro-san –recordé mientras Shou se bajaba de encima a Luppi, mirándole con un pucherito a éste de una forma con la que le pedía mudamente que subiera para jugar con el. Le había caído… -Venga, que os pongo el vaso de leche con esas galletas que tanto os gustan –dije comenzando a andar hacia adelante, tardando el pequeño en separarse del lobo para acabar poniéndose a mi otro lado. Fu en ese momento en que gire el rostro hacia atrás y le indicaba a Shou que no tardaba. Tan solo esperaba que no le importara y molestara esperar un poco en la entrada, aunque siempre podía entrar a la recepción del edificio si hacia frío.

Tomamos uno de los pasillos privados que conducían a la zona de la casa, acortando el camino a la mitad al no tener que atravesar o bordear tantas salas y pasillos. Tomamos el ascensor y entramos a lo que era la casa en sí. Una vez dentro les puse sus vasos de leche, les deje la mitad del paquete de galletas que les quedaba y me fui a mi cuarto a coger algo de dinero por si acaso, una chamarra y una bufanda para bajar a donde estaba Shou esperando, no sin antes preguntarme la niña justo cuando habría la puerta y salía, si me volvía a casa del lobo. No respondí nada, sonreí de medio lado un poco comprendido por lo dicho y cerré la puerta. Seria tímida, pero tenía un oído y una capacidad de análisis increíble para su edad. Mujeres. Ha saber que pensaba con la edad que tenia….

-Ya…. Ya estoy aquí! –dije obviándolo, con la respiración levemente acelerada por la carrera que me había metido sin saber siquiera por qué. ¿Para no hacerle esperar mas acaso? -Toma, te he bajado esto por si seguías teniendo frío –le tendí la bufanda llevando la chaqueta que me había cogido puesta.

-Les has caído muy bien a esos dos, a Orihime también aunque no lo parezca –apuntille amistoso, por si acaso tenia duda de si la pequeña le tragaba o no. –Aun es algo pronto de cenar, aunque, recordando como estaba tu nevera de pelada no vendría mal pillar algo para preparar –bromee y reí, dándole unas palmaditas en la espalda. Aunque puede que hubiera hecho las comparas el pasado día.

-Venga, vamos entonces –dije al aceptar ir a comprar algo, habiendo aceptado en aquel momento cenar nuevamente con él a pesar de haber dicho anteriormente en el parque que no me parecía mala idea. Ahora le afirmaba que cenaría con el. Me gustaba estar con Shou, lo admito, era agradable, y el rato en que estuvimos solos en el parque…. aun tenia algo pendiente por comprobar….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Invitado el Miér Nov 02, 2011 9:09 am

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Espejismo? (Priv)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Ciudad :: Parque

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.