Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

Hambre... mucha hambre (Privado)

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Oct 16, 2011 2:09 am

Adormilado como estaba no sintió nada de lo que Okita hizo a su lado, ni las miradas ni como le arropó. Solo notó que le faltaba un poco de calor a su lado pero que fue cubierto cuando se encogió un poquito. Soltó un suspiro leve para luego de un rato terminar por acaparar toda su cama, que era bastante grande. Entonces fue cuando un rico olorcito comenzó a llegarle a la nariz. Movió su oreja derecha con suavidad y su cola de lobo también hizo un ligero ademán. Tras aquello abrió sus ojos perezosamente notando como la luz incidía en su rostro. Se encogió un poco y se tapó con las sábanas hasta arriba, pero el olor de las tostadas y los huevos le hizo mover más sus orejas.

- Ummm... -Entonces recordó que había dormido con Okita. Se levantó de golpe quedando de rodillas en la cama, con las sábanas y la colcha encima de su cabeza rodeandole. Parpadeó un poco para habituarse a la luz y al final salió de la cama desperezándose. Se miró al espejito y observó la herida de su pecho. Despacio quitó un poco aquella gasa encima y vio que estaba bastante bien. Volvió a colocarla y se puso un pantalón pirata negro, de algodón para caminar arrastrando sus pies en las pantuflas de casa hasta la cocina. Se asomó.- Buenos días...

Dijo mientras bostezaba y se rascaba la nuca algo perezoso aún por el como se había despertado. Se tapó la boca mientras duraba el bostezo y se acercó a Okita moviendo ligeramente sus orejas y su cola hasta quedar a su lado. Le sonrió y tuvo la tentación de darle un beso en la boca, pero se contuvo.

- Voy a cambiarme el vendaje... -Le dijo con suavidad y vio el desayuno para luego sonreírle ampliamente.- Gracias por preparar todo esto, huele delicioso...

Aunque no dejó de mirar al contrario. El desayuno olía bien, pero Okita olía mil veces mejor. Despacio se acercó a él algo más y besó su mejilla para susurrar un "no tardo" y caminar hacia el aseo para hacer el cambio de aquella gasa. Entró sin cerrar la puerta y quitó del todo aquel apósito que tapaba la herida. Se veía bien y cicatrizaba de miedo. Lo malo que a simple vista se veía algo fea. Puesto que tenía la herida cerrada, algo roja en el centro y alrededor un ligero moratón. Lavó la herida con agua y jabón, luego la secó con cuidado, aplicó la crema que le habían dado en el hospital una antibiótica y cicatrizante y luego volvió a cubrirla con el apósito tal como le explicaron.

Salió del aseo tras recoger todo y se encaminó a su cuarto para ponerse una camiseta. No iba a ir mostrando la herida mientras desayunaba con el castaño. Se estiró un poco y se hizo crujir la espalda al estirarse. Soltó un suspiro de gusto por aquello y salió para volver a la cocina, se quedó mirando al otro, aún con ganas de abrazarle y besarle. Miró el desayuno con atención y luego al otro.

- Eres buen cocinero, al menos de desayunos... -Sonrió.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Oct 16, 2011 7:14 am

-Ah, buenos días… -respondí un poco de sorpresa mirando un momento hacia atrás antes de regresar mi vista a los huevos fritos, viéndose el lobo aun algo adormilado a pesar de estar allí de pie tan solo con unos pantalones piratas negros, unas zapatillas de andar por casa y la gasa que cubría la herida de su pecho. –No hay de qué –dije quitándole importancia a la vez que pasaba el primer huevo al plato del desayuno de Shou, lo dejaba a un lado a parte y vertía otro huevo en la sartén tras romperlo. Todo con Shou a mi lado sin quitarme el ojo, susurrándome aquel aviso de “no tardo”, en el oído tras plantarme un beso en la mejilla que me dejo un poco confuso nada mas salio de la cocina.

Era consciente de lo ocurrido y hecho la pasada noche. Aceptaba que me había gustado aquella sesión de sexo con un hombre y que Shou tenia un algo especial que ninguna mujer antes me había dado ya siendo el primer hombre con el que hacia esto. Pero lo que me confundía era el tipo de relación que teníamos ahora por lo ocurrido ayer. ¿Conocidos? Tal vez… ¿Amigos, y… puede que con derecho a roce? Ni idea. El lobo no se cortaba en mostrar su afecto a mí, e incluso me daba la sensación de que se contenía y todo. ¿Debería… debería tomarme la misma libertad que él? No sé… aun estaba algo reciente todo todavía y sin embargo no dejaba de decirme una voz en mi mente que Shou me gustaba, mostrándome la escena de anoche en el baño como si se tratara de un película y fuera una tercera ajena a aquello….

Agradecido por la interrupción del lobo, me saque estos pensamientos de la cabeza de golpe, yendo a la mesita de la cocina con los dos platos, cada uno con su huevo frito y su tostada con mantequilla, habiendo dejado anteriormente y lo primero, el tazón de leche sobre esta.

-Supongo que hacer el desayuno a un montón de niños todos los días te hace coger callo –sonreí tomando asiento en aquella pequeña mesa, deshaciéndome del delantal antes de sentarme, lanzándolo en la encimera hecho un poco ovillo.

-Anda, siéntate y desayuna o se te enfriara –le avise a la vez que me hacia con el tenedor y pinchaba la yema del huevo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Oct 16, 2011 9:01 am

Sonrió divertido pensando que Okita debía tener muchos hermanos cuando dijo aquello de un montón de niños. ¿Acaso su "padre" se dedicaba a recoger a todos los chicos que conocía y hacerlos sus hijos? Vaya cosa más rara... Le miró con atención.

- ¿Cuántos hermanos tienes? -Tomó la tostada mientras y le dio un bocado para saborear lo buena que estaba. Luego deslizó su lengua por sus labios para tras aquello mojar la tostada en la yema. Le agradaba hacer cosas así de mezclar con la comida, aunque no era raro, pues era pan mojado en el huevo. Se relamió cuando mordió el siguiente pedazo y volvió a mirar al contrario esperando aquella respuesta. Dejó la tostada.- Yo no tengo.

Dijo despacio para luego dar un trago a la leche y dejarse el labio superior algo mojado con aquel color blanco. Lo lamió de nuevo retirando la gran mayoría de esa leche que había quedado ahí. Volvió a comer un poco de la tostada y tras eso atacó el huevo con ganas mientras notaba que todo sabía exquisito. Quizás porque se lo habían hecho con cuidado y cariño incluso. De pronto algo le vino a la mente... ¿qué se suponía que eran ahora Okita y él? Dios aquello era una encrucijada...

Estaba claro que al lobo le gustaba el contrario y por lo pasado la noche anterior al menos Shou le atraía. Eso estaba claro. Pero sabiendo que el chico no había estado antes con otros chicos... a lo mejor no le gustaba que eso se supiese, o que se viesen de nuevo. ¡¡Joder y él tan estupido dándole besos en la mejilla!! Se sonrojó un poco y bajó su mirada al plato para observarlo con detenimiento ¿y si se había molestado? Bueno no lo parecía, pero... todo era posible. Se mordió el labio un poco.

- Oye Okita, espero que... no te haya molestado que te haya dado un beso, bueno es que... no se,... -Le mira un instante con un leve rubor porque se sentía idiota.- Bueno como ayer... bueno, eso... y claro yo,... A ver como lo explico...

Dice mientras se llevaba una mano a la nuca acariciandose el cabello con suavidad y pensando a ver como le decía que le gustaba y que quería que lo supiese, pero que si él no quería verle o... quería ir más lento o... a saber qué cosa. Le miró.

- Ah... bueno que me gustas... y eso. -Dijo un poco sonrojado y bajó su rostro mirando al plato. ¿Se acababa de declarar? En cierto modo si. Se sonrojó más.- Perdona, se que ni siquiera nos conocemos mucho, pero no se... Tampoco quiero que dejemos de vernos aunque yo no te guste o aunque... yo que se, lo que sea... ¡Joder! No se ni lo que digo!...

Se llevó la mano a la frente para apoyar su cabeza en ella suspirando un poco para no decir más tonterías porque al final... la cagaría.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Dom Oct 16, 2011 8:42 pm

-Hace tiempo que deje de contarlos, pero creo que andan entorno a los quince. A menos que se halla topado Shiro con otro niño necesitado o se halla ido uno…, que ya se dio el caso en un par de ocasiones –respondí a su pregunta, confesándome que el no tenia hermanos. Bueno, yo tampoco es que los tuviera, ya que nos unía la sangre de ningún modo, pero pasar tanto tiempo con ellos en casa, ayudarlos con sus tareas, atenderles y todo nos convertía en eso. En “hermanos”-

Dicho aquello, la cocina se quedo en silencio. Tan solo el crujir del pan tostada, el ruido del tenedor contra el plato y el de hacerse y dejar el tazón de leche intervinieron entre los dos. Procuraba no prestar toda mi atención a Shou, quien no dejaba de lamerse los labios una y otra vez para limpiarse la yema y leche sobrante de sus labios. Si lo estaba haciendo a propósito, el tío ni se inmutaba, haciendo crecer mi duda sobre el tipo de relación que teníamos en este preciso momento. Por otro lado, aun haciéndolo sin pensar, inconscientemente, resultaba demasiado provocativo, pareciendo requerir mi atención visual sobre él, cosa que evitaba gran parte del tiempo mientras hacia aquello. Pero claro, la tentación era más poderosa que la razón y alguna que otra vez lo observaba de forma fija, atenta, mientras tomaba mi desayuno.

Tras aquellos minutos en silencio, algo le paso por la cabeza al lobo que bajo la mirada al plato, dejando de comer lo poco que le quedaba. Que no era gran cosa. Entonces, sin apartar la vista de el por aquel comportamiento tan repentino y extraño, mi mirada se cruzo con la de él, volviéndola a desviar al comenzar a hablar de aquella forma dubitativa, tímida e insegura, con la que iba a resolver mis dudas. Aunque al final resulto confesarse ante mi, que quería estar a mi lado aun sin que a mi me gustara… Dios… si que se estaba liando las cosas. Y me estaba liando.

Cerré los ojos a la vez que suspiraba profundamente intentando ordenar mis propias ideas para que no me pasara lo mismo que al lobo y esto se convirtiera en una conversación de lo más extraña e invendible.

-Sobre lo de ayer… no me arrepiento en absoluto… –comencé dejando el tenedor sobre el plato, forzándome a mantener la mirada en el a pesar de sentirme un poco raro pero reconfortado al decir aquello. –…pero no puedo asegurarte sentir lo mismo que tu. Eres el primer hombre con…, con el que hice algo parecido… –argumente, habiéndome mentido pese a que lo hubiera dicho con combinación que lo mas seguro es que no sintiera lo mismo que el por mi. –Aunque bueno, supongo… -me pase la mano tras mi nuca –que no hay motivo por el que no seguir viendonos aun tras esto… -dije. No quería perder la pequeña amistad que había surgido entre nosotros, así como aquel capullo de una extraña flor que escondía algo en su interior y que aun así sospechaba lo que podía ser pese a no querer admitirlo un una parte de mi, mientras que la otra me lo gritaba constantemente. Aaaaah… menuda situación. ¿Por qué tenia que dudar de mi sexualidad a estas alturas? ¿Por qué no podía sincerarme tanto con él como conmigo mismo como Shou?

-Además… creo que aun te debo media clase de kendo para darte la paliza que querías –solté poniéndome en pie, recogiendo mi plato, comerme el ultimo cacho de huevo que aun quedaba con el plato en la mano y me dirigía después a la fregadera, volviéndome a acercarme a la mesa para, todavía de pie, hacerme con el tazón de leche (ya templada) y beberla de un par de tragos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2011 2:00 am

Quince niños, aquello era una barbaridad... al menos así le pareció al lobo. Para su suerte después de toda la retahíla de chorradas que soltó, Okita no estaba arrepentido y eso lo agradecía. Aunque bueno, estaba claro que no podía decir que le gustaba... bueno un poco debía gustarle ¿no? Si no, no le habría tocado en lo más mínimo. Al menos así pensaba Shou, que a pesar de haberle soltado un "me gustas" así tan de pronto tampoco podía decir que le amaba... era obvio, no se conocían, pero atraerle le atraía y eso pues, se lo había soltado. Le miró con atención y asintió despacio sabiendo que al menos... podrían verse más. Eso sería suficiente, hasta que soltó lo de la clase de kendo y le miró alzando una ceja.

- Ten cuidado que aprendo rápido y te puedo apalear. -Le dijo un poco altivo mientras terminaba su plato de un bocado y la leche del todo. Se levantó y quedó frente a él.- Aunque... al menos déjame que se me cure la herida, no quiero que me abras en canal o algo así por no poder defenderme en condiciones.

Le dijo socarrón mientras movía ligeramente su cola de un modo divertido, ya que aquello le había agradado. Igualmente le miró fijamente mientras alzaba sus orejas un poco. Por un instante pensó que deseaba abrazarle y besarle de nuevo de un modo apasionado, pero tras lo que había dicho el otro, simplemente no haría nada. Él ya había hablado, ya había explicado que le gustaba... ahora Okita debería decidir o al menos pensar un poco en Shou. Le sonrió un instante y caminó al fregadero para dejar las cosas allí terminando así de recoger todo. ¿Por qué era todo tan difícil? De reojo miró la hora en un reloj de pared, era temprano aún, las nueve y media. Aunque no sabía si el otro tenía cosas que hacer. Se desperezó de nuevo y al girarse miró al otro para acercarse y tirarle del pelo un poco juguetón, pero sin hacer daño.

- Quizás sea tarde o algo... son las nueve y media pasadas... -Le dijo para sonreírle un poco tras aquello y volver a bostezar un tanto. Se sentía aún algo cansado la verdad, quizás porque a pesar de todo su mente en la noche siguió trabajando en todo lo ocurrido. Sus orejas se movieron un poco y se rascó la mejilla.- ¿Quieres que te lleve a algún lado? Tengo una moto...

De pronto recordó que el pedido seguramente la trajo en moto y sonrió.

- Que torpe, seguro que tu también, sino, como has traído la comida de anoche. -Dijo soltando una ligera risita para luego negar por lo estúpido que había sido. Él no tenía clase hasta dentro de un par de días, así que simplemente intentaría descansar y quizás haría algún trabajito para sacarse pasta. Uno de esos de llevar un paquete a algún lugar y donde le pagaban bastante. Él no preguntaba y nadie le preguntaba, lo hacía y le pagaban. Miró al contrario esperando para ver qué decía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2011 4:01 am

-Claro, no hay problema en esperar. Ya sabes lo que opino de las desventajas a la hora de hacer algo en serio –le recordé lo mencionado ayer con una leve media sonrisa, de que no me parecía nada honrado ganar a alguien si era incapaz de defenderse y conocer una base de lo que fuera (en aquel caso de kendo) tan siquiera.

Le vi marchar a la fregadera con sus platos y dejarlos alli mientras metia las sillas correctamente bajo la mesa, notando nada mas terminar con aquella “tarea” que se me olvidaba algo, viniendome de golpe y plomazo a la cabeza tras girarme hacia Shou, quien después de tirar de mi cabello un par de veces para captar mi atención menciono la hora que era.

Nueve y media… pasadas… Mmmmmh… N-u-e-v-e….. ¡Oh, vaya, el bar!

Abri los ojos de golpe y pese haber escuchado el ofrecimiento del lobo de llevarme a donde fuera necesario, no tardando mucho en darse cuenta de que lo dicho resulto un poco tonto de su parte puesto que le habia traido la cena la pasada noche, salí de la cocina al salon, poniendome el chaleco sobre la arrugada ropa, ya que habia dormido con ella, y me hacia con la gorra en una mano a parte. Todo en menos de un par de segundos olvidandome de todo y todos, pues debia aun entregar la moto, el chaleco y la gorra al restaurante e ir al bar, lo que me llevaria su tiempo.

-Eeeeeeh… Siento irme tan de pronto Shou, -comence a decir nada mas aparecia bajo el marco de la puerta de la cocina- … pero mi turno de trabajo empezó hace una hora y tengo pendiente entregar esto –alce un poco la mano de la gorra del “uniforme” – Esto… Gracias por todo –dije dando un par de pasos hacia atrás mientras le miraba, acercandome al corto pasillo de la entrada. Me puse las sandalias sin necesidad de agacharme y, con prisas pero un poco cortado por tener que irme de aquel modo tan espontaneo, abri la puerta. –Ya nos veremos en otro momento Shou, recuperate de la herida y… cuidate… -termine, obligandome a cerrar la puerta tras salir al pasillo comunitario, mirando la puerta unos instantes allin sin moverme antes de bajar a todo correr por las escaleras, salir del edificio, montar en la moto y dirigirme en primer lugar al restaurante.

Si no fuera porque me sancionaban por no devolver el material, me dirigiria al bar directamente, y todo porque necesitaba el dinero para la inscripción al campeonato, los posibles lugares de entrenamiento, las hierbas de mi infusión…. Y, hablando de dinero…. ¡MIERDA! Se me olvido cobrarle la cena, ahora me tocaba pagar la cena que comparti con Shou por completo… Vaya si estaba empezando bien el día….
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2011 4:43 am

- E... espera! -Dijo medio gritando cuando le vio salir de su casa tan rápido. Joder no le había ni pagado. Se quedó mirando la puerta con cara de tonto para luego abrirla.- Okita!

Gritó, pero ya no estaba, ya se había ido. Cerró la puerta y se apoyó en ella pensando que ahora le debía el dinero. Soltó un suspiro y corrió a la terraza por si le veía ir en la calle, al menos la dirección que tomaba. Quizás podría seguirle para pagarle o algo similar. Pero cuando se asomó ya no vio nada.

- Joder... -Se volvió a meter dentro de casa cerrando algo molesto. Ni siquiera le había dado su número de móvil ni nada. Suspiró y se fue a su cama para dejarse caer ahí. Notó el olor de Okita en las sábanas. Se sonrojó ligeramente y se abrazó a la almohada. ¿Qué coño le pasaba? Jamás había estado así por nadie, jamás... él era un ligón, alguien que tonteaba... pero... Okita era completamente diferente. Cerró fuerte sus ojos y se aferró más a aquella almohada para suspirar un poco.- Idiota...

Dijo bajo para si mismo. Bueno... debería distraerse, así que sería mejor arreglar la casa un poco... pero quería sentir más del olor de Okita y si limpiaba... se iría. Se sentía estúpido y realmente enganchado. Cerró los ojos y se aferró más a la almohada notando el olor del contrario impregnando aquella parte de la cama... Y así, aferrado al recuerdo, se quedó dormido de nuevo.


~Fin del Tema~
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hambre... mucha hambre (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.