Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

Un Picnic… con Alaude-sama.

 :: Ciudad :: Parque

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Jue Ago 04, 2011 2:30 pm

Al ir a almorzar a un parque, lo que habia traido no era nada pesado a su entender, le parecía que Shiro exageraba un poco con la comida y cuando le siguio hablando de la dieta y esa tontería de que estaba gordo, tomó uno de los sandwich y le dió un par de mosdiscos, hasta que dejara de hablar para mirar el lago.

- Sinceramente, no conozco a tu tío, pero esta claro que o está ciego o su sentido de la realidad esta muy distorsionado- respondió despreocupadamente, comiendo con una pierna recogida y la mano apoyada en ella, mientras en la otra daba cuenta del sandwich de atún-. Tú estas perfecto como estas, si adelgazas más vas a desaparecer y a mi no me gustan los sacos de huesos- le advirtió porque si era una de esas personas que estaban todo el día contando calorias y que podian comer sería bastante molesto. A él le gustaba cocinar, era algo que lo relajaba y sinceramente, no había ningún aliciente en cortar lechuga-. Sin embargo, si me cuentas un poco que es lo que te gusta... quizás la próxima vez puede traer algo más de tu agrado- concluyó acabandose el sandwich y bebiendo de la lata. Realmente le parecía estúpido que se hubiera puesto a dieta por él, ¿de donde sacaba que a él le gustaban los esmirriados?

De repente volvió a entrar en histeria por el tema del chupetón, alzando una ceja ante la mención de la opinión de su jefe por aquella marca. Sinceramente, lo que Klaus pensara de su vida privada se la traia floja, despues de todo, el primero en llegar marcado al trabajo fue el alemán. Kyoya ya era un tema a parte.

- Relajaté, Shiro. Kyoya no tiene nada que decir sobre esto... ya soy mayorcito para tener que rendirle cuentas a mi hijo sobre lo que hago o dejo de hacer...- aunque eso era más fácil de decir que de hacer, con la bronca que le había pegado el otro día sobre lo de ser tan brusco con su "amiguito" y ahora él llevaba un chupetón a casa... En fin, ya le aclararia que aquello no significaba que era el "pasivo", solo le faltaba que su hijo empezara a acosar a Shiro para pelear como ya empezaba a hacer con el Jefe. A unas malas se lo vendaba y lo hacía pasar por herida, aunque Kyoya no era fácil de engañar.

Cuando Shiro se puso serio de repente tras su pregunta, informandole de que nunca lo dejarían en paz aunque aún no se habia cruzado con nadie de los que le buscaban, dejó la ensalada a un lado y se limpió las manos.

- El jueves estuve en un operativo de infiltración en el que mi Jefe resultó bastante herido- le contó, jugando con la lata en su mano cuando apoyó ambas en su rodilla-. No quería molestarte asi que fuimos a casa del Jefe y allí nos recibió el dueño del café que hay cerca de la comisaría, no se si alguna vez hasta pasado por allí- dijo mirandolo a los ojos-. El caso es que ese chico no atendió las heridas del Jefe usando lo que usaría cualquier persona común y corriente, él...- extendió las manos hacia el frente-... uso sus manos y de ellas salió una luz que hizo desaparecer las heridas del Jefe... - le explicó lo que habia visto-. No pregunté nada en ese momento porque no quería que supieran que tengo conocimientos sobre tu mundo, por si resultaba ser otro Shinigami como tu... Tambien tiene el cabello plateado, un poco más oscuro que el tuyo y sus ojos son extraños. Y aunque no me agrade admitirlo, tiene la misma habilidad que tú para hacer que la gente se quede quieta en el sitio...- gruño levemente, pues cuando el doctor se ponía cabezota no era capaz de marcharse del hospital- ¿Crees que... sea alguien de ese escuadrón?- preguntó un poco preocupado por Shiro, no quería que corriera peligro o que tuviera que marcharse, aún quería saber muchas más cosas sobre él- ¿Hay alguna manera de diferenciaros del resto de humanos? No quiero que te pase nada... - durante el tiempo que estuvo en esa casa no pudo parar ni un minuto de pensar en Shiro, a pesar de los desastroso del operativo y lo importante que era esa misión para él, al estar en aquella casa y ver como Yue recibia y cuidaba de Klaus, sintió un poco de envidia y... para que negarlo, hubiera querido ir a ver al doctor.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Mar Ago 09, 2011 5:38 am

- Jajajaja no está ciego, pero siempre me dice eso por comer tantos dulces, ya que eso es lo único que comemos en mi casa o verduras, la carne está prohibida en casa. – metiéndose otro bocado de la ensalada a su boca, le agradaba la comida del señor Alaude, era la mejor que había probado en mucho tiempo. - enserio piensa que estoy perfecto así, ¬///¬ así que no le gustan las personas esqueléticas – sonriendo, seguro que al señor Alaude no le gustaban las personas que se la pasaban el día haciendo ejercicio y cuidándose de no aumentar ni un kilo. – o lo que me gusta… o que pasa es que en todo el tiempo que llevo de en el mundo humano lo único que eh comido son verduras y dulces… pero si hay algo que me encanta de este mundo… como se llamaban… ah sí granizados, me gustan mucho. – sonriendo fue lo primero que comió en el mundo humano y le gusto mucho y no sabía que con el hielo se podía hacer eso. – o permítame Alaude-sama. – cuando dejo e beber de la lata el señor Alaude, la toco con la punta del dedo y el contenido de la lata se enfrió al instante.

- Oh, bueno pensé que su hijo se iba a molestar con usted por llevar esa marca, perdón y si se que usted es mayor y no lo dijo por su edad – sonriendo de forma picara, esperando que el señor Alaude se diera cuenta de su mensaje, tal vez sintió más de lo debido cuando me monte sobre su cuerpo en el hospital. Pero estaba seguro que el niño Kyoya haría preguntas sobre esa marca y el señor Alaude tendría que darle una buena explicación. Y si él consideraba que no era “frágil” como el señor Alaude le había dicho, seguro buscaría pelea.

- Me lo suponía ustedes siempre arriesgando sus vidas, no podrían tener mas cuidado, a usted también lo lastimaron verdad y no me mienta, como que no quería molestarme, no me vuelva hacer eso, sabe que no me hubiera molestado, si me vuelve a ocultar cosas así, lo secuestro y no lo dejare salir de mi casa nunca más… si, se cual es ese café, el dueño es Yue-kun me encanta su café – sonriendo y mirándolo a los ojos – bueno es común muchas personas en esta época tienen poderes curativos, figúrese usted tiene poderes de fuego y yo soy un shinigami exiliado – sonriendo, comiendo un poco más de la ensalada – tal vez su jefe no sepa de mi mundo, pero Yue-kun si sabe de mi mundo, hemos hablado un poco. – Por primera vez en el día tomando una de esas cervezas y dándole un sorbo – si lo conozco perfectamente, es muy bueno y hace postres deliciosos. ¿Cómo que la misma habilidad que hace que la gente se queda en su sitio? Ya no tengo esa habilidad ¬////¬ - sonrojándose por ese comentario, que quiso decir con eso el señor Alaude. – es imposible que Yue-kun sea miembro de ese escuadrón ya que él es un ser de la luz y nosotros de la oscuridad. No debe preocuparse por mi yo nunca la dejare solo. – sonriendo dándose cuenta que el señor Alaude estaba preocupado por mi y no quería que me fuera – por su alta energía espiritual, la energía espiritual de los Shinigamis en mucho mayor que la de los humanos. Y no me pasara nada, nunca dejare de protegerlo. – sonriendo y tomando su mano – nunca. – sonriendo.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Vie Ago 12, 2011 4:57 am

Bien, por lo menos ya sabia que Shiro era vegetariano, no tenía problemas con eso, pues sabía hacer muchos platos sin carne sin que se viera afectado el aporte energético necesario para personas que tienen un desgaste como el de ambos, pero esperaba que se fuera sacando de la cabeza esa idea de las dietas. Comiendo equilibrado y haciendo ejercicio no necesitaba hacer tonterias como controlar lo que comía, porque realmente no podia creer que bajo esas ropas no tuviera un cuerpo perfecto.

- Si te gustan los granizados, en este mismo parque ahi un puesto, podemos ir a tomar uno cuando hayamos acabado- le indicó el rubio dejando el tema de Kyoya y el chupetón a un lado, y luego desviando la vista por su regaño sobre su trabajo. Ok, admitía que quizas se arriesgaba a veces de más, pero solo lo hacía porque de otro modo no obtendría resultados. Así que no pensaba cambiar de estrategia, aunque cuando afirmó que lo secuestraria para que dejara de hacer tonterías consiguió que se sonrojara muy levemente-... Solo hago mi trabajo... Yo estaba bien, solo acabe con un ligero dolor de cabeza, pero apenas me tocaron- admitió extrañandose tambien, porque quitando esa ultima pelea en la que acabó con la espalda contra la mesita de noche... solo habia recibido un golpe en la nuca para desmayarlo, por todo lo demas no descubrió ensañamiento con él, todo lo contrario que con el jefe y aquello era del todo extraño. Sin embargo no quería pensar en esas cosas, ahora estaba en su día de descanso, estaba con Shiro y no quería pensar en el trabajo.

Volvio a prestarle atención al albino al confesarle que conocia a Yue en persona y si bien se lió un poco con lo de seres de luz y sombra, ya que él desconocía por completo ese mundo, aceptó que algo así existia ya que confiaba en Shiro. Con el tiempo quizas fuera aprendiendo poco a poco sobre ese mundo.

- Me alegra entonces que no seais enemigos- afirmó cerrando su mano en la de Shiro cuando la tomó y en un impulso se la llevó a los labios dejando un pequeño beso en ella-. El Jefe, aunque me pese... me cae bien y ese muchacho se veia muy enamorado de él...- confesó atrayendo a Shiro para que se sentara junto a él y poder rodearle con su brazo los hombros, cerrando los ojos y apoyando su rostro en su cabello, aspirando su aroma-... Yo.. al verlos... no pude evitar pensar en ti...- musito muy quedamente-.. quería verte pero... no quería que me vieras en el estado en el que estaba... No se... me sentí... muy extraño...
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Sáb Ago 27, 2011 4:33 pm

No podía explicarlo, pero estar con el señor Alaude era diferente que estar con las demás personas, con mis amigos me comporto frio y apenas hablo con ellos, pero el señor Alaude me daba un sentimiento, que hace tiempo no sentía, el sentimiento de ser amado y protegido por alguien, como cuando mis padres estaban vivos y me cuidaban hasta de mi sombra, pero siempre con cariño.

- Eso me gustaría mucho Alaude-sama, me encantan esas cosas, cuando llegue a este mundo no sabía que con el hielo se podían hacer esas cosas – sonriendo, y vio como desviaba la vista cuando lo regañaba por su trabajo, pero el señor Alaude debe entender que me preocupo por él, yo soy un shinigami y puedo sobrevivir a golpizas tremendas pero él no, él era un humano y eran muy frágiles y no podía permitir que nada malo le pasara a el señor Alaude o a su hijo… y ahora que pensando en el niño Kyoya, no lo he vuelto a ver desde que fue al hospital y no había escuchado nada de él, será que ya no se estaba peleano como le dije o llego alguien que lo amanso; pero dejo de pensar en todo cuando el señor Alaude se sonrojo levemente y puse una dulce sonrisa – si… pero para la próxima me avisas cuando tengo otra e esas misiones, y después de ellas vallas a verme a mi casa, no importa la hora y esta vez no aceptare un no por respuesta. – inflando la mejillas algo molesto, quería que el señor Alaude se cuidara, si por mi fuera estaría encerrado en mi casa en una habitación y no lo dejaría salir mas allá da la puerta de la casa, pero dejaría el tema de su trabajo estaba con su persona especial y no quería arruinarlo así que se quedo callado y decidió ver a unos niños que jugaban a la pelota cerca del lago.

Vio como me prestaba atención cuando e confesé que conocía a Yue-kun, era muy dulce cuando enserio se le conocía pero vio un brillo de duda en los ojos del señor Alaude cuando le dije lo de los seres de Luz y Sombras y decidió sonreír y decirle de manera dulce – después le contare sobre los otros mundos y todos los seres que existen en realidad.

- Si, la primera vez que lo vi iba a tirármele encima para matarlo pero hablamos y al final nos llevamos bien y ahora somos amigos – sonriendo como el señor Alaude y cerrándola con la mía y sonrojándome hasta la raíz de mi cabello por el beso que deposito en mi mano - ¿El Jefe?... ah! Se refiere a Lobito Klaus, si Yue está enamorado se le nota a leguas que esta loquito por el lobito… - lo siguiente le sorprendió pero le gusto mucho, dejándose llevar por el señor Alaude y dejándose rodear por los brazos de Alaude y recostándose en el pecho e su amado – en… mi? – algo sonrojado por esa confesión, pero sonriendo por las palabras de su Alaude y decidió responder – escúchame bien My Ice Princess, no me importa en qué estado estés… Te Amo y siempre te amare, no me importa tu aspecto, edad, sexo… te Amo y nadie lo cambiara – sonriendo y ocultando su sonrojo en el pecho del señor Alaude.

Estaba tan feliz, no quería que nunca acabara ese momento, pero de repente sentí un mal presentimiento, algo malo acababa de ocurrir – Alaude-sa… - intento preguntarle si había sentido o mismo y comenzó a sonar su celular con el tono que había puesto para Ritsuka y no era común que me llamara a esta hora, intente tomarlo pero mi mano me temblaba y cuando lo tomo atendió a la llamada - …Tōshirō… ¿Qué ocurre hijo?....¿un accidente?... estas bien… voy saliendo para halla hijo. – Colgando y mirando asustado a su Alaude – ocurrió un accidente en el centro comercial… mi hijo esta hay… y.. y alguien salió herido… tengo un mal presentimiento Alaude-sama… creo que es el niño Kyoya… debemos irnos – nervioso y abrazándose a si mismo.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Dom Ago 28, 2011 2:12 am

Shiro tenía una forma muy peculiar de llamar a los hombres. Ya no era que a él lo nombrara por "Princesa", apodo que hacia que se le hinchara un poco la vena de la sien, cuando escucho que tambien conocía a su Jefe, y que el apodo para este era "lobito" se preguntó si de verdad un Shinigami no podia morir más que a manos de otro shinigami o por un Hollow.

- Shiro...- le regaño con suavidad con sentimientos encontrados entre la incomodidad de ser tachado de Princesa y el revuelo que provocaba en su interior cada vez que admitia tan abiertamente que lo amaba, asi que solo lo estrechó un poco más aprovechando que el otro estaba tanto o más sonrojado que él y cerro los ojos escondiendose en su cabello, cuando de improvisto sintió al albino tensarse como si algo fuera mal, así que lo miró y antes de poder preguntarle que pasaba, el movil del doctor sono.

Estuvo pendiente de su conversación, al parecer uno de esos niños que cuidaba tenía problemas, pero su sorpresa fue oirle nombrar a Kyoya en esos problemas.

- Vamos a mi coche, te llevaré hasta allí- dijo sin expresar excesivo nerviosismo o precupación, aunque Shiro le daba a entender que habia sido grave, pero él no podia creerlo. Kyoya era fuerte, no podia pasarle nada malo, era imposible.

Se levantó y atrajo a Shiro para que se tranquilizara, y luego recogió todo rapidamente, tomandolo de la mano para que fueran al hospital a por el maletín del doctor y luego se subieran al coche para conducir con rapidez hasta el centro comercial, poniendole la sirena para que ningún coche retardara su viaje.


~ Fin del Post ~

Spoiler:
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Ciudad :: Parque

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.