Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

Un Picnic… con Alaude-sama.

 :: Ciudad :: Parque

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Mar Jul 26, 2011 3:53 pm

El melódico cantar de las aves cruzando el firmamento me sacó de mi estupor. Alzó la vista, somnoliento, y veo cómo una bandada de ruiseñores surcaba el horizonte con movimientos lentos e hipnotizantés, como si se tratara de una película romántica. Los tenues rayos de sol se colaban por las copas de los árboles y aterrizaban traviesamente sobre mi rostro. Tōshirō se dejó acariciar por éstas, sintiendo con regocijo el calor sobre su piel. Una suave brisa agitaba sus cabellos y lo hacía estremecer ligeramente.

En el bosque volvió a reinar el silencio. Apenas se oían los sutiles pasos de uno que otro animal buscando alimento entre los árboles, pues a pesar de que aún faltaban algunas horas para la llegada del medio día, éstos debían prepararse con anticipación. Quizás debería haber planeado lo suyo con igual antelación, ahora se arrepentía, pues lo cierto es que no le agradaba la idea de rondar por allí cuando aun no llegaba el señor Hibari para retirarle los puntos. Y ni hablar del sitio al que se dirigía en aquel momento.

Un pequeño Mirlo comenzó a canturrear con júbilo. Me agradaba mucho y agradeció la compañía, ya que al menos aquello podría mantenerme alejado de todo pensamiento negativo. Suspiró, agotado, ya que preguntándome si después de todo no se hubiera equivocado como le había insistido al señor Alaude. Y es que la idea era bastante arriesgada, por no decir disparatada. La idea de almorzar en la parte más alejada del parque era claramente algo absurdo, considerando la historia tan escabrosas y macabras que existía en esa parte del parque desde hacía los últimos años.

Sin embargo, Tōshirō había decidido ir a pasear un poco por ese lugar. ¿Para qué? Pues ni el mismo lo sabía. Quizás para demostrar que solo los rumores de ese lugar eran solo eso… rumores, en donde quiera se respiraba era paz, aún en estos días una parte natural de la ciudad se encontraba verdaderamente intacta, sin que la mano humana la haya modificado, se podría, con un poco de tolerancia y mano amiga de parte de los seres humanos, volver a restablecer al mundo como era antes.

Aquel pensamiento se mantuvo en él durante escasos segundos, siendo reemplazado por otro más rápidamente. ¿Qué estaba haciendo hay? Debía estar esperando al señor Alaude en la puerta del hospital. Después de todo, no había sido su intención venir aquí, solo que sintió la presencia de un Hollow cerca pero desapareció rápidamente y con más razón tuvo que investigar, pero ya era algo tarde y seguro el señor Alaude ya había llegado a el hospital y yo aquí tonteando, brincando por la copa de los arboles, iba corriendo al hospital donde seguro el señor Alaude ya estaba esperándolo.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Jul 27, 2011 2:59 am

Le sorprendió que el doctor no estuviera en el hospital a su llegada. Habia dejado la comida que habia preparado en el coche para no atraer la atención de las enfermeras, aunque sabia que cuando lo vieran salir juntos de allí los rumores correrian por el hospital como la polvora, así que no le quedaba más que resignarse y asumir que su condición sexual ya no era un secreto para nadie... bueno, sí, para sus compañeros de trabajo, pero vamos, ya se enterarían era cuestión de tiempo y no le importaba una mierda. El único cuya reacción le interesaba era su hijo, y le había sorprendido de plano tratando el tema de lo más normal... principalmente porque Kyoya tambien estaba con un muchachito, algo que realmente no esperaba, pero que en el fondo lo aliviaba. Tenía miedo de que su hijo cometiera el mismo error que él y se sintiera atraido por alguien de su misma fuerza, ver a aquel muchachito en su casa le habia eliminado muchas dudas de su cabeza.

Como se negó a ser atentido por cualquier otro médico no tardó en ser acosado a preguntas por esa manada de histericas capaces de hacerle perder los nervios, y su mirada se rajó cuando empezaron a tocar temas personales.

- Señoritas, estan en empezando a irritarme- les advirtó entre dientes dispuesto a espantarlas con malos modo. Ya habia tenido paciencia de sobra.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Miér Jul 27, 2011 1:50 pm

Estaba saltando por las copa de los árboles del parque para llegar rápido al hospital, podría llegar más rápido caminando por el aire pero se darían cuenta de mis poderes, tenía que ocultarme bien, habían muchos humanos en el parque a esta hora del día. Pero ahora que lo pensaba… ¿Qué habría pasado con el señor Alaude y su hijo?... se lo habría contado o lo mantendría un tiempo en secreto, bueno, no le molestaba que lo mantuviéramos en secreto, pero no le gustaba eso de ocultarle cosas a su tío, me había regañado de lo lindo cuando llego anoche y me dijo que no volvería a salir hasta altas horas de la noche y no que se enamore de otro hombre y al final para nada… porque después me cargo y me felicito por mi nuevo romance, cuando le pregunte que como lo sabe me respondió: “Te vi con ese inspector rubio y como te despedías de él… te conseguiste uno bonito” y me dijo que celebráramos con un cena de media noche de dulces que al final termine aceptando, pero en toda la noche, solo pude pensar en el señor Alaude.

Me baje cerca del hospital sin que nadie me viera y fue cuando llego vio a todos las enfermeras aglomeradas, cuando miro bien estaba el señor Alaude siendo acosado por todas las enfermera del hospital, y viéndolo bien estaba algo molesto, seguro le estaban preguntando cosas sobre su vida privada.

- Ok, se acabo la hora del descanso señoritas, todas vuelvan a sus puestos, y no quiero ver a ninguna perdiendo el tiempo, así que todas ¡¡a Trabajar!! – dijo todo seria y con algo de ira en ella, lo único que se escucho fue como todas salían corriendo por no querer vérselas conmigo – Alaude-sama que gusto verlo, sígame a mi consultorio para retirar sus puntos – manteniendo su voz seria pero aguantándose las ganas de tirársele encima y darle un beso, pero debía mantener su imagen. – espero que no lo haya hecho esperar.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Jul 27, 2011 3:56 pm

Cuando ya pensó que no aguantaría ni un segundo más aquel escándalo, Shiro apareció a su "rescate" espandanto aquel nido de arpías y luego lo instaba a seguirlo al consultorio, así que se acomodó la ropa y le siguió lo más normal que pudo. Solo habia hablado con él el día anterior para confirmar la cita para comer, así que desde aquella noche que se "confesaran" tantas cosas no lo habia vuelto a ver y encontraba perturbardor ese nerviosismo en la boca de su estómago aparecer de nuevo. Al parecer no era una ilusión. Realmente el doctor le provocaba sensaciones que no sentia con nadie más.

- No, la verdad es que no llevaba demasiado tiempo esperando, aunque sus enfermeras lograron que se me hiciera eterno- confesó no queriendo reprocharle nada-. ¿Tuvo que salir por alguna urgencia?- preguntó con curiosidad, pues si fue desconcertante no encontrarlo allí al llegar, temía que... se hubiera arrepentido de quedar.

Al llegar al consultorio dejó que le abriera la puerta y le cediera el paso, esperandolo en el centro de la pequeña habitación a que le indicara si se sentaba en la silla o la camilla.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Jue Jul 28, 2011 4:30 am

Iba caminando algo pensativo, no seme quitaba de la mente esa extraña presencia, estaba preocupado por el señor Alaude, no quería que le pasara nada. Pero todo se le fue de la mente al ver a su Alaude cuando recordó que iban a comer juntos, no se dio cuenta como una gran sonrisa estaba en su cara, necesitaba calmarse o terminaría besando al señor Alaude delante de todas las personas del hospital y sus enfermeras le comenzarían a tomar fotos y publicarlas por todo el Hospital y si su jefe lo descubría me despediría o no dejaría venir al señor Alaude mas para sus revisiones o si se lastima en alguna de sus misiones y eso no lo podía permitir.

- Seguro fue un verdadero martirio, pero son buenas chicas, locas pero al final de todos buenas chicas y excelentes enfermeras – dijo todavía con el semblante serio y mirando a cada uno de sus compañeros de trabaja que hacían una reverencia al pasar por mi lado – no, no tuve ninguna urgencia… solo sentí la presencia de un Hollow pero desapareció rápidamente, pensé que estaba en peligro – sonrojándose un poco.

Cuando llegamos a mi consultorio, vi como el señor Alaude se quedaba esperando en el centro de la habitación, pero antes de entrar en ella cerré la puerta con llave y lo mire a los ojos – lo extrañe Alaude-sama!! – tirándosele encima y dándole un beso suave en los labios. – ¿Hablo con su hijo? ¿Qué dijo? ¿No lo acepto? ¿Me matara?... – esperando lo peor.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Jue Jul 28, 2011 4:58 am

Escuchó su respuesta sobre el Hollow, observando su sonrojo ante esa declaración que lo dejaba a él como doncella vulnerable. Realmente era una sensación extraña el saber que alguien cuidaba de él contra algo que no podia percibir, pues aunque durante esos dias intentó averiguar algo más sobre los Hollows y los Shinigamis, apenas obtuvo leyendas de folklore japonés y mucha documentación fantástica como figuras usadas en el anime y el manga, algo muy popular en aquel país. Intentó solo "percibir" algo a su alrededor, pero sinceramente no creia que eso fuera posible así que al final se centró en su trabajo y le dejó las cosas espirituales a Shiro.

En cuanto estuvieron dentro alzó una ceja al oir como el doctor echaba el cierre de la puerta, sintiendo un extraño nerviosismo en la boca del estómago que lo dejó aturdido cuando el chico corrió hacia el y se le echó a los brazos, haciendolo retroceder hasta dar con su cadera en la camilla, sosteniendolo con un brazo y cerrando los ojos por incercia cuando Shiro lo beso de esa forma suave que lo dejó un poco idiota.

- ...¿Q-qué..?...- apenas pudo articular cuando despego sus labios intentando concentrarse en esas preguntas que poco a poco se hicieron hueco en su obnubilada mente-. ¿Kyoya?...S-si.. hablé con él, no hay.. problema, se lo... tomó mejor de lo que esperaba...- recordando como habia encontrado a ese muchachito desnudo en su ducha-.. Sí, sin duda lo comprende mejor de lo que pensaba..- añadió mirando a Shiro, que realmente estuviera preocupado por la opinión de Kyoya le hizo sentir un agradable calor en el pecho-...Puedes estar tranquilo, no vendrá a reclamarte nada...- aseguro sin poder evitar alzar su mano y acariciar ese rostro, su cercanía era muy agradable, a pesar del nerviosismo de estar encerrado allí con él, estaban en su lugar de trabajo, ese tipo de gestos deberían reservarlos para la intimidad-... Será mejor.. que comencemos la revisión, Doctor, tenemos luego tiempo de sobra para explicar las conversaciones que hayamos tenido con nuestras familias- le aseguro no pudiendo resistirse a bajar la cabeza y robar otro suave beso de esos frescos labios, realmente.. se sentian demasiado bien.

Tras esto lo soltó con suavidad y comenzó a sacarse la gabardina y la camisa, ahora se sentía un poco extraño haciendo eso, Shiro seguia siendo su doctor, pero... su mirada ahora se sentía distinta sobre su cuerpo, que aún llevaba los vendajes en torno al torso y brazo derecho, de la última vez que estuvo en el hospital.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Jue Jul 28, 2011 2:13 pm

El señor Alaude enserio era como un libro abierto para mi, apenas le confesé que lo había hecho esperar por culpa de un Hollow, seguro pensó que era un chico vulnerable que no podía percibir nada de mi mundo, con lo que llevaba conociendo a el señor Alaude, ya había investigado por todos los medios sobre los de mi raza y los hollows, pero seguro solo logro leer las patrañas que los humanos inventaron sobre ellos o en la caricaturas que los humanos crearon, como esas estupideces que: “Los Shinigamis nos alimentamos de las almas humanas” o la de “Que somos de carácter demoniaco”. Los humanos sí que no sabían nada, seguro le decía al señor Alaude que los vampiros existen y le da un paro cardiaco, todo lo sobre natural existe, pero no como lo conocen exactamente.

- Lo deje algo tonto Alaude-sama. – sonriendo muy feliz, había dejado al señor Alaude fuera de este mundo y como intentaba responder a sus preguntas sobre su hijo - ¿¿enserio??... menos mal… pensé que no le agradaría la idea… pensé que se iba a enojar con usted… - estaba centrado en su mirada, cuando el señor Alaude lo miro se sonrojo un poco, le importaba mucho la opinión del niño kyoya ya que si iba a pelear por el amor de Alaude debía aunque sea el apoyo del niño Kyoya para calmarse un poco. – menos mal, pensé que tendría que pelear con él, no me gustaría de tener de enemiga a su hijo, Alaude-sama – estaba muy relajado y se relajo más cuando el señor Alaude le acariciaba el rostro, ronroneando un poquito, le gustaba ese gesto de el señor Alaude , pero recordó que estaban en el hospital y podían descubrirlos y no era bueno porque podían despedirlo. – si… será lo mejor… comencemos con su revisión y tenemos mucho tiempo le tengo una buena y una mala noticia. - Sonriendo y recibiendo el suave beso que le dio en los labios, sintiendo los labios del señor Alaude como si fueran plumas de las más suaves.

Se sonrojo un poco al ver de nuevo el torso del señor Alaude, ya estaba algo acostumbrado pero ahora que eran… ahora que lo pienso bien… ¿Qué somos?... cuando vio ya no tenía puesta su camisa, y la gabardina y me dedique a revisar los puntos – creo que ya está todo bien – Revise los puntos ya estaban listos para ser retirados, pero seré cuidadosa. Use para retirar punto: 1º tome el bisturí que estaba entre mi bata y lo limpie con algo de alcohol y cortando el pequeño nudo que había dejado afuera de la piel, 2º utilizando la pequeña pinza para retirar el hilo rápidamente – está totalmente curado, se cura rápido. – Sonriendo – le retirare los vendajes.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Vie Jul 29, 2011 3:08 am

Parecía que Kyoya tambien habia dejado su huella personal en el doctor, ya que le afirmó que temía que tuviera que pelear con él por estar interesado en su padre. Si Shiro supiera que Kyoya se había dado cuenta antes que él mismo de los sentimientos del doctor hacía él sin duda se sorprendería, aunque no descartaba aún el que Kyoya no intentara nada contra el doctor. Aún no le habia dicho lo de que era un shinigami ni sobre los Hollows porque no quería que su hijo empezara a acosar a Shiro buscando en el mundo espiritual al enemigo que no encontraba en el normal. Prefería que siguiera molestando al Jefe y que dejara en paz a Shiro.

- Si no lo quieres tener de enemigo, procura parecer un herbi... frágil... procura parecer frágil ante él- se corrigió pues se le pegaban algunas expresiones de Kyoya de tanto oirlo nombrar así a las personas que no atraian su atención.

Esperó a que le revisara, observandole trabajar como siempre, al principio pensaba que solo lo miraba porque no se fiaba de lo que podia hacerle, pero... ahora era consciente de que lo miraba porque se gesto concentrado y profesional siempre le habia llamado la atención, porque mirarlo... le tranquilizaba.

- Bueno... siempre he tenido una salud fuerte- respondió calmado a su comentario sobre lo rápido que sanaba, la verdad era que para todas las veces que se había herido, su cuerpo apenas tenía evidencias, las cicatrices eran tenues y con el tiempo hasta desaparecían tambien- Claro...- su sonrisa lo mantuvo pendiente a él y alzó los brazos para que no tuviera problemas para soltar las vendas en torno a su cuerpo, era... extraño ahora estar así con él, sentirle tan cerca, trabajando sobre su cuerpo, deslizando sus dedos por su piel... era como si el muro de autodefensa que tenia se hubiera desmoronado y ahora no sintiera las manos del doctor igual sobre su cuerpo-... Shiro...- susurró apenas, solo porque deseaba oir su nombre pronunciado, inclinó la cabeza y le dio un pequeño beso, con los ojos abiertos, y... luego volvio a darle otro... Era muy agradable sentir el roce de sus labios y se dejó llevar un poco, le rodeo la cintura con un brazo y lo atrajo hacia él para esta vez darle un beso más largo y profundo, cerrando sus ojos, sintiendo como su pecho se llenaba de antiguas sensaciones-.. mmh.. P-perdón...- susurró despues de estar varios segundos en ese beso, separandose apenas de los labios del otro-.. Yo.. no se lo que me pasa... necesitaba hacerlo...- se excuso aunque no es que dijera mucho, deslizando su mano por la cintura del otro hasta dejarla en la cadera-... Puedes.. seguir, te dejo trabajar.. ya me estoy quieto...
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Vie Jul 29, 2011 11:49 am

Ahora que lo pensaba con más detenimiento, el niño Kyoya, era un buen chico, no lo amenazo la última vez que vino a su revisión pero, la golpiza que le día a los enfermeros me había sorprendido, como un chico tan dulce podía ser tan peligroso, el frase que dice: “no juzgues a un libro por su portada” le quedaba perfectamente a el niño Kyoya, desde un principio pensé que era como los demás chicos, estudioso y metido en su mundo juvenil, pero cuando vi como dejaba noqueados a esos enfermeros sabía que era un caso especial, era como su padre pero más impulsivo. Pero después de todo era buen chico, aunque su mente era mucho mas fuerte que la de su padre y no podia leer casi nada en su mente solo algunas cosas que decia en el momento y lo unico que leia era un popurri de palabras y no podia leer con mucha claridad. Pero seguro se habría sorprendido cuando su padre le dijo que era yo realmente.

- Si… tener de enemigo a su hijo no me gustaría… no me da miedo solo me sorprendió su actitud de la ultima vez, es algo impulsivo – sonriendo - ¿Herbi…? ¿Qué es eso?... frágil… ¿Qué es frágil para su hijo?, no entiendo algunas cosas de los humanos. – sin saber que era exactamente esa palabra, ya que en el diccionario humano decía “Que se rompe con facilidad” quería que me volviera de cristal… era eso??.

Me sorprendió la velocidad de sanación del señor Alaude, ninguno de sus pacientes se curaba tan rápido, era sorprendente, un humano tardaría por lo menos en 10 días para que se curara, pero el señor Alaude había tardado menos de eso en curar esas heridas. Necesitaba hacer varios estudios para saber cómo lo logra.

- Oh… con razón sus heridas sanan tan rápido, es muy interesante – revisando bien el cuerpo del señor Alaude, era muy interesante, había trabajado varias veces en ese cuerpo y lo había curado pero las cicatrices que tenia la ultima vez habían casi desaparecido y otras ya no estaban, el cuerpo era muy extraño. – muy bien – sonriendo, ahora revisando las costillas del señor Alaude, quitando delicadamente las vendas y el señor Alaude levanto el brazo para darme más espacio. Ahora era extraño tocar la piel el señor Alaude, no me sentía normal, como cuando estaba con mis pacientes, pero ahora no era normal – uhh – algo extrañado por ese susurro, levante un poco la cabeza y lo siguiente que supe es que estaba besando al señor Alaude, era suave y luego me volvía a besar, estaba sorprendido y más aun cuando me rodeo mi cintura con su fuertes brazos, profundizando mas el beso, dejándome casi sin aire, era muy agradable y sentí cuando se separo – no se… disculpe… esta… bien – respirando rápidamente, cuando el señor Alaude acabo con ese beso – no necesita… buscar… una excusa… crees que seguiré trabajando tranquilo con los que acabas de hacer. Ahora soy yo el que no estará quieto – recostándolo encima de la camilla y volviéndolo a besar con la misma intensidad en que se habían besado momentos antes.


Última edición por Tōshirō Hitsugaya el Sáb Jul 30, 2011 4:59 am, editado 1 vez
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Sáb Jul 30, 2011 2:27 am

Spoiler:
Amh... creo que te confundes un poco con Kyoya. Quitando la percepción personal de Shiro de lo que es dulce y lo que no. (Kyoya tiene de dulce lo que chupar una ortiga), en terminos de poder el potencial de Kyoya es superior al de Alaude, de hecho Kyoya es dos veces más fuerte que Alaude cuando tenía 17 años, y no solo física, sino mentalmente, pues Kyoya medita, algo que Alaude no hace, por lo que su mente es muchisimo más fuerte que la de su padre. Asi que es un bastión inexpugnable al que nadie puede acceder. Si además cuentas con sus llamas, si a Shiro le cuesta leer del todo la de Alaude por sus habilidades. Kyoya que es hijo de dos personas que utilizan llamas de última voluntad debe ser más dificil, no más fácil. Así que por favor, si puedes editar esa parte, te lo agradecería. No quiero que nadie conozca el corazón de Kyoya solo leyendo su mente.

Ya debería acostumbrarse a no disculparse cada vez que lo besaba. Era realmente extraño como había pasado de no saber lo que era la palabra "perdón", a estar constantemente usándolas con el Shinigami, quien de todas formas jamás le aceptaba ninguna disculpa pues a su conocimiento no había acción que la mereciera.

- ¿No vas a...- no llegó a acabar la frase tras las palabras del albino cuando se vió recostado en la camilla con Shiro sobre sus labios, besandolo más apasionadamente, no pudo resistirse a pesar de saber donde estaban, simplemente rodeo su cabeza con su mano, enterrando sus dedos en esos cortos y salvajes cabellos blancos, siguiendo con la otra apoyada en la cintura del shinigami, entreabriendo los labios para dejar pasar su lengua sintiendo como su roce le revolucionaba todo el interior. Por Dios que era como si fuera de nuevo adolescente, su piel se habia erizado, su corazón latia alterado, su aliento se perdia robado por el otro junto con su juicio que trato de mantener, al sentir la mano del otro por su pecho-. S-shiro... El almuerzo.. - jadeo entre los beso, intentando calmar a ambos-... No podemos.. seguir así, empezaran a hablar si tardamos en salir...
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Sáb Jul 30, 2011 6:22 am

Me sorprendí a mi mismo por esa Azaña, nunca pensé que tuviera el valor y las agallas para hacer eso con el señor Alaude. No estaba acostumbre a dejar que los deseos canales lo dominaran como a cualquier otra persona, en todos mis años de vida (no es que fueran pocos) nunca había tenido pensamientos pervertidos con ninguna persona, es mas nunca me había auto complacido a mí mismo, eso no me gustaba.

- Jajá - riendo un poco, me agradaba mucho el cuerpo del señor Alaude. Me sorprendí a mí mismo, lanzándome encima del señor Alaude besándolo y aprisionándolo sobre la camilla, todo lo que tenía en la mente se le borro y lo único que veía era al señor Alaude. Sentí cuando me rodeaba con sus brazos y colocando sus dedos en mi salvaje cabello, me sentía como un gato, me agradaba mucho que me acariciaran el cabello y su otra mano en mi cintura, deslice mis por todo el pecho del señor Alaude tocando sus músculos y lo tome profundizando el beso, y jugando un poco con los labios del señor Alaude me dejo entrar y ataque su boca explorando ese terreno desconocido por primera vez, era muy cálido. Me sentía como una colegiala enamorada el chico más guapo del colegio. No podía parame gustaba mucho el señor Alaude y n mi mente solo se encontraba el. Y fue cuando escuche sus palabra entrecortadas – al…mu…erzo? – intentando recobrar la cordura, era no podía para - … uhhh – haciendo un puchero – desea que pare Alaude-sama – dándole un beso – enserio quiere – dándole otro beso – que pare?? – sonriendo.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Sáb Jul 30, 2011 9:08 am

Durante el beso el doctor se habia acomodado sobre su cuerpo, dejandole sentir esa pequeña anatomía sobre la suya. Sabia que no debía sentirse como un pederasta por hacer aquellas cosas con el albino, porque realmente Shiro no era humano, pero no sabia si eso lo exoneraba de acariciar de ese modo nada inocente sus formas de niño.

- No seas cruel...- susurró recibiendo esa pequeña tortura a base de besos tras cada pregunta. Llevaba 17 años sin estar con nadie de forma intima, claro que su cuerpo le pedia seguir... pero estaban en el hospital. No podian, no debian. No sabia si despues de tanto tiempo iba a saber medirse y además.. se suponía que irian despacio, que se conocerian primero antes de hacer ese tipo de cosas, por mucho que su cuerpo empezara a meterle prisa. No quería aprovecharse de los sentimientos del doctor, dejandose llevar por pura necesidad física. Queria que cuando hicieran aquello, él tambien pudiera decirle que lo amaba mirandole a los ojos-. Shiro.. por favor..- jadeó subiendo sus manos para tomarle del rostro y que dejara de anular su juicio con sus besos-... Aqui no... aún no...
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Sáb Jul 30, 2011 11:48 am

El cuerpo del señor Alaude se sentía cálido, no me cansaba de acariciarlo, no se algo me poseyó y ahora no podía dejar de besarlo, todo de él me descontrolaba de sobremanera, nunca me había sentido tan bien. Su aroma de enloquecía y el sabor de sus labios no me permitía dejarlo por mucho tiempo. Intente separarme de él pero me era imposible.

- No soy cruel… tu eres el que me pone así - Le asegure, provocando una sonrisa maliciosa por parte de mi, antes de volver a tomar los labios del más adulto en los suyos. Esa sensación lo estaba enloqueciendo, mi mete e repente me hizo recordar esa parte de “iremos despacio” pero eso era imposible, el cuerpo el señor Alaude era lo mejor que haya visto en su vida, no podía parar de acarícialo, su respiración era muy rápida, y yo jugando con su lengua – te lo diré solo una vez, no me pidas imposibles… Alaude-sama… - sonriendo de forma macabra, le encantaba ese Alaude tan Uke y violable – está bien… pero antes… hazte estas dos preguntan… ¿Enserio quieres que pare? Y ¿En enserio me ama?..... Mientras piensa ya estaré trabajando… - sonriendo y bajando al cuello del señor Alaude, mordiendo suavemente y chupando, dejando una gran marca roja en ese lugar.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Sáb Jul 30, 2011 12:39 pm

A pesar de su petición las manos de Shiro no se detuvieron sobre su pecho, se sentian frescas pero dejaban un rastro ardiente que comenzaba a alterar su piel, su cuerpo y su interior, acelerando su respiración. No esperaba acabar bajo el shinigami ese día y se estremeció al oirle decir que la culpa era suya, observando esa sonrisa que no habia visto hasta el momento y que erizo el vello de su nuca haciendole sentir un extraño nerviosismo en la boca del estómago. Desconocia por completo la faceta seductora del menor, pensaba que por sus sonrojos sería alguien tímido y vulnerable, pero el que se había quedado inesperadamente fuera de juego había sido él.

De nuevo su beso cerro sus ojos y sus manos se deslizaron hasta la nuca del albino, cerrandose en sus cabellos, suspirando y gimiendo levemente en ese beso. No era en absoluto como el que habia recibido apenas dos días antes durante esa desastrosa misión de infiltración, se sentia confuso, aturdido, tenía demasiadas cosas dentro que no comprendía.

- Shiro..- volvió a jadear su nombre cuando pudo respirar de nuevo desviando el rostro a un lado, no era capaz de normalizar su respiración, sus caricias no cesaban, ni sus besos, ni su voz, escuchó sus preguntas antes de desvender por su cuello y entreabrió los labios dejando escapar un jadeo al sentir sus dientes ahí. No podia creer que volviera a dejarse arrastrar, que hasta Shiro tuviera más iniciativa que él-.. Yo... n-no lo se... - susurró sintiendo sus colgantes deslizarse y tintinear sobre la camilla. No sabía lo que sentia, no sabia si debia dejarse llevar o ir despacio o sencillamente alejarse, estaba demasiado confuso-.. no lo se, Shiro...
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Sáb Jul 30, 2011 4:17 pm

No importaba cuanto le pidiera el señor Alaude, no podía detenerme la piel del señor Alaude era lo mejor que había visto en su vida, mi cuerpo estaba reaccionando de forma anormal con el cuerpo del señor Alaude, me gustaba como el señor Alaude se veía tan pequeño debajo de mi parecía un niño, era sorprendente que con una simple sonrisa hiciera poner nervioso al el señor Alaude, esa faceta ni yo mismo sabia que la poseía, la mayoría del tiempo se mostraba tímido y nunca intentaba tener un contacto físico con las personas, hasta tenía miedo de que algunas personas lo tocaran, pero el señor Alaude era la excepción a la regla, quería siempre estar así con el señor Alaude. No podía y no quería separarme de él.

Cuando lo volvió a besar, vi como el señor Alaude cerraba sus ojos y colocaba sus manos en mi nuca, dentro del beso sonreí un poco, escuchando como Alaude gemía y suspiraba, se veía adorable y no pude resistir acariciarle el cabello, esa faceta sí que la desconocía, no sabía que el señor Alaude era tan adorable en ese momento, cuando de repente sentí que la mente del señor Alaude intento decirme algo pero no pude leerlo pero no lo vaya con claridad.

- Alau… de – no podía dejar de jadear, vio como el señor Alaude desviaba un poco el rostro con la respiración entrecortada, me encanto escuchar ese jadeo que soltó el señor Alaude cuando le mordí en su cuello, Alaude era muy sensible en ese punto debía recordarlo, pero me enoje algo por la respuesta a mis preguntas – como que no sabes… - con el señor fruncido – con… que no… sabes… - y fue cuando sin previo aviso vi la imagen que la mente del señor Alaude me avía enviado, en ella estaba el señor Alaude besándose con otro chico, y no parecía oponer resistencia – pero… que? – no pudo articular porque había retrocedido un poco y se cayó de la camilla y apoyando los codos para semilevantar el torso miro directo a los ojos. – usted… se beso… con otro… - sorprendido.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Sáb Jul 30, 2011 4:35 pm

Sabia que su respuesta no era justa pero... ¿Qué lo era?¿Mentirle y decirle que lo amaba sin estar seguro del todo de eso? Si le pedia tiempo era porque no tenía nada claro lo que sentia hacia Shiro, le agradaba estar con él y su cuerpo reaccionaba cuando estaba cerca, pero amar era una palabra muy dura para él, una palabra que no estaba seguro de poder formular algún día.

Pero de repente todo ceso. Shiro se retiró hasta caerse de la camilla y lo miró frunciendo el ceño ante sus palabras. Lo habia vuelto a hacer, entrar en su mente. Se incorporó molesto y tomó su camisa colocandosela.

- No "me" besé con nadie- respondió irritado mirando esa expresión dolida en su rostro, no le gustaba verlo así pero... le molestaba tanto que no le permitiera ser él el que decidiera qué contarle y cuando. Si cualquier pensamiento que cruzara su cabeza podía ser captado por Shiro estando en un momento intimo.. aquello no era buena idea-. Esto no saldrá bien...- dijo revolviendose el cabello para abrocharse unos pocos botones y meterse la camisa dentro del pantalón-... no puedo.. estar a expensas de si estaras leyendo o no mis pensamientos... una sola imagen... puede ser totalmente sacada de contexto, Shiro... yo..- cerró la boca y nego, tomando su gabardina-... No tengo por qué darte explicaciones de lo que hago o dejo de hacer....- acabó diciendo, dirigiendose hacia la puerta.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Dom Jul 31, 2011 3:29 pm

Entendía que el señor Alaude no pudiera responder a sus preguntas, estaba todavía descubriendo sus sentimientos pero esa imagen, no podía creerlo, eso a mí me había golpeado muy fuerte y no podía ni moverme, eso no me podía estar ocurriendo otra vez… porque siempre lo malo me tenía que ocurrir a mí, porque todo el mundo me da la espalda y me traiciona.

No podía moverme del suelo solo miraba al señor Alaude, en su mente solo podía ver esa imagen, seguro el señor Alaude había malinterpretado sus acciones, no era toda su culpa que el señor Alaude no supiera controlar sus pensamientos y enviármelos.

- ¿Qué? Ese hombre lo obligo a besarlo, si se le vuelve a acercar juro que lo buscare y lo acecinare, nadie más puede tocar lo que es mío… entendió, usted es mío y de nadie más – reaccionando y molestándose porque alguien mas había besado a su Alaude, y eso ni se molesto ocultarlo, se lo envía claro a la mente de Alaude, levantándose del suelo rápidamente pero calmándome un poco por la expresión – perdón si malinterpreto, no entre en su mente la suya me envió esa imagen y esto si saldrá bien, con el tiempo. – sonriendo de la forma tan infantil como se revolvía los cabello – le prometí que no leería su mente y mantendré mi promesa, yo se que para usted es difícil esto pero… es que enserio yo… lo… yo lo… te lo amo!! – Parando su paso a la puerta – se que usted no debe explicarme nada. Pero debe entender, es horrible que te enamores de una persona y luego esta persona te traicione. – mis ojos se comenzaron a escurecer, no soportaría de nuevo ese dolor, esta vez no.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Dom Jul 31, 2011 5:08 pm

Que corrigiera el comentario sobre el beso no le alivió. Ese operativo de infiltración había sido un completo desastre, no solo porque ese maldito italiano se diera el lujo de robarle un beso, por lo que no era algo en lo que deseara pensar en ese momento. Quizas le habria contado lo ocurrido durante el almuerzo, o quizas hubiera buscado algún momento para hacerlo, el trabajo y Kyoya eran prácticamente los únicos temas de conversación que tenía, así que estaba seguro de que hubiera acabado relatandoselo, pero... ese sistema de intercambio mental.. Sencillamente no le gustaba. Cuando la determinación del otro golpeó su mente tras asegurar que le pertenecía se estremeció sin saber qué sentirse... si halagado u ofendido.

Shiro tenía demasiada facilidad para expresar sus sentimientos, todo lo contrario que él, y estaba por pedirle que si la culpa del mensaje habia sido suya, que le enseñara a cerrar su mente y dejar de transmitir, porque no era así como quería que se enterara de cada cosa importante que le sucediera, no era amigo de la terapia de shocke cuando se trataba de las personas a las que quería, por eso habia tardado tanto en hablar con Kyoya sobre la verdad de su concepción y su interés por su propio sexo. Sin embargo, ante de poder hacerlo, Shiro volvió a recordarle que lo amaba y el apretó los dientes pues estaba de espaldas a él, camino de la puerta, deteniendo su paso. Su grito, le había removido cosas en su interior, en su pecho.

Fue entonces cuando escuchó su apresurado paso y lo vio pararse frente a la puerta impidiendole la salida, con la mirada ensombrecida de ese dolor que ya le habia mostrado hacia unos días y sus palabras le picaban el hielo del que habia recubierto su propio corazón precisamente para no verse jamás así, como él. Rogandole a otro hombre que no lo volviera a traicionar.

- Yo no "debo" nada, Shiro...- dijo dejando escapar el aire pesadamente, aquella situación le desbordaba-... No "debo" comprenderte... porque SÉ lo horrible que es y precisamente por eso es que te pido ir despacio... que me des tiempo a... enamorarme de ti...- susurró mirandolo a los ojos, dejando caer la gabardina al suelo puso las palmas a ambos lados de la cabeza del chico, en la puerta-... No quiero hacerte daño, no soportaría hacerte daño... pero comprendeme tú... Lo que sientes... se ha gestado en tres años en los que siempre me has visto... con buenos ojos.. Yo...- cerró los ojos y bajo la cabeza-... me refugie en mi trabajo precisamente por lo mismo que tú, para que nadie pudiera volver a desgarrarme el alma... - susurro cerrando su puño-. ¿Sabes.. por qué mi ex-mujer no puede mirar a mi hijo a la cara, Shiro?- le preguntó volviendolo a mirar roto por dentro, roto... porque todo lo que estaba pasando ultimamente iba demasiado rápido para su frialdad-... No le puede mirar a la cara... porque dice que tiene la misma sonrisa que Alessandro... ¿Podrías tú soportar eso, Shiro?... ¿Podrías tú convivir con alguien... que te recordara día tras día a la persona que yo amé?- le pregunto desviando su mano para tomar el mentón del chico y que no pudiera desviar la mirada-... Si solo te quisiera para desfogar la pasión.. no le daria tantas vueltas a mi cabeza y mis sentimientos, Shiro.. pero no quiero hacerte daño... Dijiste que era tuyo.. pero yo no me entrego a nadie... solo por una noche, si lo hago es para siempre... por eso te pregunto ¿Puedes mirar a Kyoya... sin morir de celos ahora que sabes esto?- su hijo ahora no sonreia demasiado, pero él tambien habia encontrado el parecido, de hecho, le encantaba a ver a Kyoya sonreir cuando era niño aunque no era por eso, sino porque su felicidad era lo que más le importaba en este mundo. No permitiria que nadie volviera a mirarlo con asco... y mucho menos a levantarle la mano para que dejara de sonreir.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Dom Jul 31, 2011 8:56 pm

Desde que el señor Alaude le había contado sobre ese hombre, sabía que algún día el señor Alaude se lo volvería a encontrar, desde que me dijo que fue la primera persona de la que se había enamorado supe que ambos volverían a cruzar sus caminos como enemigos o amigos. “En este mundo no existen las coincidencia solo lo inevitable”. Sabía que el señor Alaude no podía mantener por mucho tiempo los secretos conmigo, si intentaba mentirme en su cuerpo ocurría una reacción física, no importara que fuera mínima… ocurría. Sin necesidad de mis poderes sabia en lo que el señor Alaude estaba pensando, no le agradaba en lo mas mínimo la conexión entre nosotros dos, sabía que mientras no supiera controlarlo no podría ocultarme nada de su vida que cause una gran impresión en el. Y sonreí un poco cuando se estremeció por enviarle ese pequeño mensaje por medio de su mente, sinceramente Alaude era un libro abierto.

Técnicamente, todo era nuevo para mí. Nunca había sentido los verdaderos sentimientos, siempre que intentaba sentir algo no podía sentir nada, todo era monótono, todo era un vacio total, pero cuando llego Ichigo llego sentí por primera vez cariño por algo y ahora que conocí ah Alaude enserio entendía lo que significaba el amor, el cariño, el aprecio… era indescriptible, los libros de texto solo decían que el amor era “un concepto universal relativo a la afinidad entre seres” pero todo eso estaba equivocado. El amor era indescriptible, no podía describirse con palabras, debía sentirse para poder entenderlo realmente y cuando lo tienes es imposible dejarlo ir. No pude evitar gritarle todo lo que sentía al señor Alaude y al decir todo eso seguro el señor Alaude se sintió igual que yo, todo su interior se removió con fuerza y no podía dejarme respirar. Era extraño.

Cuando me pare enfrente de señor Alaude cortándole el paso, no pude evitar recordar todo mi pasado, no pude evitar demostrar ese dolor que guarda en mi interior, y el terror que el señor Alaude lo abandonara como lo habían hecho sus seres queridos, aquí estaba yo como la última vez con Ichigo, rogándole con la mirada que no me dejara solo a la deriva y me salvara de la soledad.

Me sorprendieron las palabras del señor Alaude y como dejaba escapar ese aire contenido y escuchando atentamente – si es muy horrible, los dos lo hemos sentido y por eso nos comprendemos entre si, como le dije la otra vez, no importa cuánto se tarde los esperare, le daré todo el tiempo que quiera… no lo presionare… - abriendo los ojos como platos ante el repentino movimiento del señor Alaude, y presionándome contra la puerta. – no tendrá que soportar nada ya que usted nunca me haría daño Alaude-sama y lo comprendo yo me enamore de usted desde el primer momento en que lo vi pero… debía darle tiempo a mi corazón para no ilusionarme… pero ya no deberá refugiarse ya que me tiene a mí y no tendrá que pasar por eso solo. – Sonriendo de forma dulce – no… - negando con un ligero movimiento de cabeza. Sabía que el pasado de Alaude era muy difícil como el de él y no era fácil hablar de él como si se estuviera hablando del clima. – eso es tonto… y supongo que no podría convivir con eso, pero con el tiempo sabría como llevarlo, ya que tendré algo especial con que recordar a esa persona, hay algo cómico en esto, su hijo le recuerda a ese Alessandro y usted… usted me recuerda a Ichigo. Los dos son tan parecidos pero al mismo tiempo son tan diferentes. – sonriendo. – es verdad lo dije hace tiempo usted tiene el alma más pura que eh visto, usted nunca me haría daño y sé que usted no se entregaría a nadie para desfogarse de sus deseos carnales Alaude-sama y como dije antes usted nunca me haría daño, es la persona más especial que eh conocido… y sé que si usted se entregara a una persona no sería por una noche… se entregaría completamente a esa persona… y usted sabe una cosa… si podría mirar a el niño Kyoya… y ¿Sabe por qué?... porque el niño Kyoya es eso, el niño Kyoya, no tengo porque morirme de lo celos por su hijo… Alessandro es Alessandro y Kyoya es Kyoya… no me importa que tan parecidos sean, no me importa si es el vivo retrato de Alessandro, los aprecio y quiero mucho a los dos y nunca sería capaz de mirar con odio o asco al niño Kyoya es el mejor niño que haya conocido en mi vida y cualquiera que piense lo contrario puede irse al diablo, porque ustedes son lo mejor que una persona puede encontrarse en el mundo. – soltando todo de golpe y todo lo que decía salía directo e su corazón y podía jurar que era cierto.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Lun Ago 01, 2011 3:20 am

El que constantemente tuviera que estar pidiendole que fuera despacio le hacía dudar de esa promesa de que le esperaría lo que le hiciera falta. No le reprochaba en absoluto que él necesitara más, que no quisiera detenerse cuando le dejaba una puerta entreabierta, suponía que debía ser frustrante tener lo que deseas al alcance de la mano y no poder tomarlo, que quizás pensaba demasiado y la vida ahora iba muy rápido como para ir echando el freno pero... es que el dolor de Shiro era tan profundo y él se sentía tan perdido en todo aquello. Aunque confiara en que no le haría daño, él no estaba tan seguro de ser lo que el albino necesitaba.

Sus palabras sobre su hijo le hicieron mirarlo con sorpresa, aunque el que lo comparara a él mismo con el ser que le habia causado tanto dolor no sabía como debía tomarlo, pues él jamás se fijaría en alguien que le recordara a Alessandro, sin embargo, el doctor era un pequeño enigma para él y se negaba a desvelarlo aprendiendo a entrar en su mente.

- Creo.. que jamás me acostumbraré a oirte hablar tan apasionadamente, Shiro...- respondió con una leve sonrisa deslizando su mano hasta su rostro para acariciarlo, le descolocaba que... siendo sus anatómias tan distintas, fuera él el que se sentía un crío en todo aquello. Qué fuera incapaz de abordar aquella relación de forma madura pero... ¿Como se lleva con madurez que la persona con la que sales es un Shinigami que puede leerte la mente?- Vamos a ir a comer, anda, ya le hemos dado a sus enfermeras suficiente material para que hablen de nosotros hasta que se cansen...- dijo queriendo acabar ya aquella dolorosa conversación sobre los pasados y todo lo que cargaban. Si realmente quería intentarlo con Shiro, tenía que olvidarse de una vez de sus inseguridades. Se inclinó sobre él y le dio un beso, corto pero intenso. Aunque toda aquella conversación hubiera empezado por un beso robado, era una estupidez para Shiro preocuparse por ello... porque ningún beso se sentia igual a beber de aquellos frescos labios. Escuchó movimiento tras la puerta y abrio un ojo, como supuso, aquellas cotillas estaban con la oreja pegada a la puerta a ver que podian oir-. Creo que a partir de ahora te citaré en cualquier lugar menos aqui- murmuro frunciendo el ceño un poco por levantar tanta expectación, retirandose del doctor y recogiendo la gabardina para colocarsela y esperar que Shiro abriera la puerta, echara las broncas que tuviera que echar y así pudieran irse al coche a recoger la comida para ir al parque.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Mar Ago 02, 2011 10:32 am

Sonreí un poco cuando el señor lo miro con algo de sorpresa, seguro fueron por lo que dije de hacer, pero con esa expresión se parecía un poco a Ichigo y eso le causaba una punzada de dolor, pero cuando haces amigos, aunque te den la espalda, siempre serán amigos y hay que guardarlos en el corazón y no olvidarlos así. Ese mensaje fue lo último que me dijo mi madre.

- Pues entonces eso será un gran problema ya que desde ahora te hablare así todo el tiempo, y no me detendré aunque me lo pides… My Ice Princess. – devolviéndole la sonrisa y ronroneando por las caricias que le daba el señor Alaude sobre su rostro, es algo increíble la primera vez que vi a el señor Alaude pensaba que era el hombre serio que le gustaba ser el dominante en sus relaciones, pero me equivoque Alaude era… el Uke mas lindo que ha visto en mi vida. – si a comer… ya es hora de mi descanso. – Mirando el reloj en la pared – jajajaja si les hemos dado sufíci…ente… ¡¡¿Qué?!! – dándose cuenta de lo que decía pero siendo silenciado por el beso corto pero intenso beso que Alaude le había dado – como que suficiente material… - todavía atontado por el beso pero recordándolo de repente – chicas!! – Abriendo la puerta y dejando caer a todas sus enfermeras en frente de mí y el señor Alaude. – grupo de holgazanas, váyanse a trabajar!! – Tomando una enciclopedia de una repisa y comenzando a golpearlas en la cabeza dejando a cada una un lindo chichón – y tú no te salvas Matsumoto. – Viendo como su enfermera salía corriendo y yo le lanzaba la enciclopedia y le daba en toda la cabeza – para que se les quite lo chismosas – cuando ya todas habían huido por mi enejo – creo que sería lo mejor, hay que pena – sonrojándose. – vámonos.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Mar Ago 02, 2011 2:42 pm

Ese apodo que le habia dedicado le hizo alzar una ceja. ¿"Princesa"?... acababa de llamarlo Princesa... ¿a él? Empezaba a pensar que quedaban muchiiiisimos puntos que aclarar en aquella relación, empezando porque él no iba "abajo"... si se enteraba su hijo, lo mataba.

Tras el revuelo de enfermeras y su particular forma de tratarlas, lo condujo hasta el coche para sacar una cesta de pic-nic y lo acompañó hasta uno de los grandes parques cercanos al hospital, donde buscaron refugio del caluroso sol bajo la sombra de un enorme cerezo, que parecía ser el árbol por excelencia de aquel lugar, así que comerían bajo una pequeña lluvia de pétalos rosados, y ligeramente alejados de la gente que jugaba a la pelota y a lanzar discos. Colocando el mantel en el suelo, se sacó los zapatos para no mancharlo, la gabardina la dejó a un lado (porque es mas chulo que un ocho y es el único hombre en el mundo que usa gabardina en verano XD user recien reparo en la estación) y se sentó dejando la cesta a un lado de él.

- Te he traido ensalada de pasta, sandwichs de atun con mahonesa y cerveza sin alcohol... para que esta vez no estropee la cita- le confeso dejando los platos en el mantel. Estaba sentado con una rodilla alzada y la otra tumbada cruzando la pierna bajo esta, se habia remangado la camisa y aflojado la corbata, aunque seguia siendo llamativo por vestir tan oscuro en verano- Tambien hice un tiramisú... no se si te gustan los dulces... este sabe un poco a café..- explicó mirandolo de soslayo-... El beso fue en mitad de un operativo...- acabó por explicarle sin saber por qué, pero prefería aclarar aquello-... me lo dió un mafioso que me pilló con la guardia baja.. por eso no supe reaccionar, pero no significó nada para mi.. - admitió pues a pesar de la actitud del otro hacia él, solo le causaba repulsión el recordarlo.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Miér Ago 03, 2011 7:06 am

Estaba muy feliz, el señor Alaude era un libro abierto para mi, cuando alzo su ceja supe que era por el apodo que le había puesto, le quedaba perfecto aunque sabía que el señor Alaude no iba a ser el que estuviera abajo en esta relación, además si el niño Kyoya se enteraba que había dominando al señor Alaude… muerte segura.

En serio que estimaba a sus enfermeras, pero enserio, algunas veces me sacaban de quicio. Como había tenido una discusión de “pareja” con el señor Alaude que casi terminan y no se había enojado. Pero en un momento esas enfermeras me sacaron de mis casillas. Fue cuando el señor Alaude me condujo hasta su coche y saco una cesta para Picnic. Caminamos a uno de los parques que estaban cerca del hospital. Estábamos buscando un buen lugar donde comer y fuel el señor Alaude quien lo encontró, era un hermoso lago con un enorme cerezo alrededor y un par de manzanos en flor cerca, estábamos lo suficiente lejos de las personas que jugaban en el parque para no ser molestados, vio como el señor Alaude colocaba el mantel en el suelo para sentarnos. Me quite los zapatos al igual que el señor Alaude y quitándome la bata del hospital y esperando al señor Alaude.

- Jejejeje no cree que exagero un poquito – sonriendo de forma nerviosa – es demasiada comida para los dos – confeso algo apenado, no creía que podrán comerse todo eso entre los dos. Le agradaba que el señor Alaude haya cocinado para mí pero exagero un poquito, y sonrojándose por la forma en que el señor Alaude su puso mas cómodo y me sorprendió que el señor Alaude usara ropa tan oscura en esta época del año tan calurosa. – Oh… señor Alaude lo voy a demandar, me puse a dieta para usted y me trae dulces – haciendo drama, aunque era cierto, decidió ponerse a dieta para impresionar al señor Alaude – si me gustan los dulces y me encanta el café. – sonriendo y escuchando de repente la explicación de el beso anterior pero sin enojarse – lo supuse, estaba con ropa muy graciosa y una peluca – sonriendo – lo sé no debe explicarme nada, se que usted no quería besarlo – comprendiendo – usted nunca me traicionaría y… etto… perdón por la marca en su cuello – desviando la vista de los ojos de Alaude para ver a al lago con un increíble sonrojo.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Ago 03, 2011 10:31 am

Cuando Shiro rió afirmando que era demasiada comida bajo la vista mirando lo dispuesto, a él no le parecía tanto aunque tambien era cierto que no sabia cuanto comía el doctor, la última cena apenas si les dió tiempo a nada.

- No tienes que comerlo todo...- respondió abriendo una de las cervezas, pues estaba sediento despues de lo ocurrido en la consulta y dandole un buen trago, mirando al doctor de arriba a abajo cuando bromeó con demandarle por hacerle saltarse su dieta. Eso lo dejó un poco desconcertado, especialmente la aclaración de que se puso a dieta para él-... No necesitas hacer dieta, yo te veo bien como estas...- musito cuando al menos afirmó gustarle los dulces y el café, desviando la vista porque le habia dado un buen repaso visual buscando los motivos que podian hacer al otro creer que necesitaba adelgazar. Cuando habia estado sobre él no lo habia sentido en absoluto pesado-... Además, si está a dieta no podré invitarlo a ninguna parte- añadió pues realmente no tenía muchas ideas sobre salidas si no era a cenar, a almorzar, a ir a tomar algo a un club...

No le extraño la perfecta descripción que hizo de él, al parecer eso de leer la mente no era solo pensamientos, al parecer le permitia ver lo que él habia visto. Sin duda tenía que aprender a cerrar su mente, no le gustaba eso de que Shiro pudiera saberlo todo, todo de él.

Cuando giró la vista sonrojado al decirle eso, abrió los ojos sorprendido y se llevo la mano al cuello.

- ¿Marca?¿qué marca?- preguntó buscando su placa que era lo único de metal que tenía a mano y que podria reflejar la luz y buscó esa "marca" viendo el morado en el cuello, justo al borde del cuello de la camisa-... Me... has hecho un.. chupetón...- susurró sintiendose extraño, es decir no sabía cuanta importancia darle aquello, o como debería sentirse, es decir.. le habia dejado una evidencia de que hacian algo más que "almorzar", que era lo que le habia dicho a Kyoya que iba a hacer cuando salió de casa, a pesar de jurarle y perjurarle que solo estaba conociendo mejor a Shiro. Se movio la camisa a ver que tanto podia cubrirlo, pero iba a ser que sería imposible que su hijo no lo viera, así que acabó suspirando resignado y devolviendo la placa a su lugar-... Supongo que... no pasa nada- acabó por decir, sin dejar de pasar sus dedos por ahi, ahora que sabía que estaba pues no podia evitarlo, le tendió una de las ensaladas y empezó a comer de la suya, mirando de tanto en tanto al doctor, que seguía sonrojado, él intentaba no pensar en la marca de su cuello y entonces recordó a Klaus y que a él tambien le habia visto una, aunque era más bien de dientes y Kyoya tenía en su hombro como de uñas, tampoco era algo tan "raro" cuando veias frecuentemente a alguien y despues de todo, él tambien iniciaba los besos, Shiro le parecía un hombre atractivo, le agradaba. Pensando en eso recordó a Yue-... Shiro, ¿aún hay Shinigamis que siguen persiguiendote?
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Tōshirō Hitsugaya el Jue Ago 04, 2011 11:34 am

El señor Alaude había exagerado un poco, yo no comía mucho, aparte casi nunca comía carne me gustaba ser mas vegetariano, ya que en mi casa solo comemos dulces o verduras, y una que otra vez hamburguesas, pero pocas veces ya que no me gustaba que los niños comieran comida chatarra.

- No es por molestarlo pero, menos mal, si comía toda esa comida iba a reventar, apenas como en casa y no estoy acostumbrado a comer tanto, solo ensaladas y frutas. – sonriendo por su alimentación, no comía nadas más que vegetales, pero era bueno probar cosas buenas, y más si eran con el señor Alaude, pero romper a la dieta que se había desde la última vez que nos vimos en un momento era tonto. – claro que necesito… enserio… estoy bien así, pero… mi tío dijo que estaba gordo!! Guaaaaa – soltando lagrimitas falsas, odiaba que le dijeran gordo ya que se preocupada por su peso y siempre había ejercicio y se la pasaba horas entrenando con su tío para no perder sus habilidades.- además quería ponerme… guapo para usted… - algo sonrojado. – pero… ok romperé mi dieta si eso quiere, usted se preocupa mucho de mí, se lo agradezco – sonriendo y mirando el lago, me recordaba mi hogar.

Se me hizo graciosa la forma en la que vestía el señor Alaude en esa imagen, se veía graciosa esa vestimenta, era parecida a la de los Shinigamis que usaban en la fiestas, pero de distinto color, y esa peluca le daba una apariencia extraña, no parecía el mismo.

Me avergoncé por dejar un chupetón y esperaba un regaño del señor Alaude por haberlo marcado y en un lugar tan llamativo.

- a etto… no fue mi intención no me di cuenta que lo había mordido tan fuerte… Gomenasai – totalmente avergonzado – lo siento no me había dado cuenta hasta este momento – seguro estaba enojado, había dejado evidencia de lo que hacíamos en mi consultorio, y mi jefe me iba a matar por estar haciendo eso con el Señor Alaude y mis enfermeras me interrogaran cuando llegue de comer, ñyaaaa estaba serios problemas – como que no pasa nada!! Que dirá SU jefe!! Y que dirá SU hijo!! Que me pasara a miiiiiiiiiiii…….. Su hijo me matara… gracias… - tomando la ensalada que le ofrecía el señor Alaude de de un golpe se metía un bocado a la boca. – esta ricoooooo…. – todavía preocupado por el trabajo del señor Alaude y…. mi vida. Pero rápidamente dejando sus pensamientos de muerte por asombro por lo dicho por Alaude. – ¿Shinigamis persiguiéndome?, si hay una un organismo llamado Las Fuerzas Especiales, es uno de los tres organismos en los que se divide el ejército de los Shinigamis, junto al Gotei 13 y la División de Kidō. Por tanto, tradicionalmente las Fuerzas Especiales han sido una organización aparte, tan sólo dependiente de las órdenes dictadas por la Cámara de los 46, y sin poder alguno sobre los demás organismos ni la nobleza del Seireitei. Dentro de esta se encuentra la Milicia Ejecutora. También llamado "Escuadrón de Castigo", sus miembros son conocidos como Ejecutores. Desconozco el alcance preciso de sus funciones, pero parece ser que se encargan de ejecutar a otros Shinigamis y de las acusaciones de traición. El líder de los Ejecutores es también el Comandante Supremo, y este puesto en la actualidad es propiedad de Suì-Fēng mi ex-amiga. Nunca dejan es paz a los traidores, deben estarme buscando hasta debajo de las piedras pero hasta el momento no me han encontrado ¿Por qué la pregunta? – comiendo más de su ensalada.
avatar
Tōshirō Hitsugaya
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : En mi Mundo Interior

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un Picnic… con Alaude-sama.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Ciudad :: Parque

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.