Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

Solos en casa

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 26, 2011 2:50 am

Dormía. Posiblemente nunca lo había hecho tan profunda y placenteramente, así que aunque el otro se moviera bajo él siguió en su descanso sin sueños sin enterarse de nada hasta aquella caricia.

Ese simple roce lo trajo de golpe a la consciencia y apenas el otro empezaba a dibujar sus labios detuvo su mano y lo miró desde su posición junto a él. No estaba molesto, no estaba enfadado, sencillamente... aquel roce era demasiado desconocido, demasiado perturbador. Jamás nadie le habia dedicado una caricia así que no se sentía cómodo con lo que le provocaba pues lo asociaba con la debilidad. No era lo mismo que el mimara un cuerpo más frágil que el suyo, pero si era al contrario... se sentia extraño.

- No se si no aprendes o te has vuelto masoquista- le susurró con una peligrosa sonrisa antes de hacer un movimiento rápido hacia su cuello pero no le mordió. Solo quería escuchar ese gritito asustado y como se encogia en sus brazos, pues tan solo atrapó su cuello entre sus dientes chupandolo con hambre moderada-... Tranquilo.. shh... Hoy me desperté de buenas y te perdonaré- siseo buscando sus labios y moviendo aquel cuerpecito contra el suyo para colarle una pierna entre las contrarias apretando su intimidad. Sabia que no tenían tiempo para "jugar" en ese momento, pero era muy agradable sentir ese cuerpo caliente contra el suyo tan temprano. Como Kaoru se descuidara acabaría secuestrado en aquella casa cada noche. Aunque primero habría que ver como se lo tomaba Alaude- Cht...- chasqueó la lengua forzandose a cortar el beso y se movió para tomar el reloj de la mesita de noche, bien estaban en hora, así que tendrían que dejar los juegos para el recreo- Hueles a sexo... mmh...- susurró olisqueandole el cuello mientras le repartia los últimos besitos antes de levantarse de una buena vez. No solia remolonear tanto para despertarse pero joder si ese crío lo tenía enganchado a su tacto-. Tienes 7 minutos para ducharte antes de que se levante Alaude- le informó andando hacia su armario y sacando un par de yukatas finas, se colocó una cubriendo las marcas de los arañazos que Kaoru le hicira la noche anterior y le dió otra más gastada al chico-. El baño esta en la segunda puerta de la izquiera, no entres en la del final si no quieres que Alaude te eche a patadas de su territorio- le avisó mientras iba a la ventana a ventirlar bien el cuarto y le daba un par de toques al canasto junto a la ventana. Al parecer Roll se habia ido de nuevo a dormir sobre la ropa pendiente de planchar, le encantaba el olor del suavizante, así que solo le llenó el cuenco de comida nueva y echo un poco de alpiste en el comedero de Hibird antes de regresar donde Kaoru que estaba visiblemente cortado quizas al saber que habia más personas en la casa- Llevate tu ropa y vistete allí mismo, despues de desayunar te llevaré a tu casa a por el uniforme. En la moto no tardamos nada, llegar tarde va contra las normas y tendría que volver a castigarte...- entorna los ojos antes esa idea. Quizas llegar tarde no era tan mala idea- Vamos, muevete o ¿quieres que te lave yo?- le preguntó atrapandolo de la muñeca y jalandolo hacía él. La verdad es que le importaba bien poco si Alaude se enojaba por meter a un chico en casa. Con suerte hasta aprendía algo.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 26, 2011 7:45 am

La piel de Hibari era suave y fresca, y su labios estaban secos, o eso le parecio pues el moreno se desperto de golpe parando la mano del chico de su caricia. Kaoru le miró directamente a los ojos durante el comentario. -Puede que ambas... -respondio y entonces se encongio ante el rapido movimiento del chico al acercarse a su cuello, recordando de golpe el ataque en la sala del comité en su cuello por lo mismo y por ello pego el brazo que tenia acurrucado en su pecho a el. Sin embargor no le hizo nada, abriendo un poco uno de sus ojillos curioso sonrojandose tan temprano al ver la cercania del chico, beber de sus labios lo primero de aquella mañana mientras dejaba colar la pierna agena entre las suyas. Muy seguramente, por lo que tocaba con su pierna presionandole, el chico volveria a jugar con él, pero el tiempo no estaba de su parte y Kaoru sabia que no intentaria nada. Poco a poco, pese a que no lo habian hablado, habia acabado comprendiendo los horarios de juego.
-¿Siete minutos...? -repitio un poco remolon, aun tapado y tumbado sobre el futón, mientras le veia partir desnudo hacia el armario, viendo en su espalda, cerca de sus hombros a cada lado las marcas que sus dedos dejaron en su piel. El moreno le tendio el otro yukata que saco del armario, dejandolo sobre el futón. Kaoru miró lo que le acababa de tender y salio de entre las sabanas sin pudor alguno, se hizo con la yukata y se la puso, cubriendo su cuerpo. Al escuchar las indicaciones de Hibari sobre donde estaba el baño, se quedo algo cortado al escuchar lo de Alaude. El debia ser su padre, que Kaoru supiera el moreno era hijo unico, o eso tenia pinta. En realidad preferia que no tubiera ningun hermano/a pues pensar que andaria por esa casa a escondidas de dos adultos como si nada le ponia algo nervioso. ¿Que diria si le pillaban? ¿Sorprese?

Vio como se encargaba de las dos mascotas que tenia en el cuarto y que hasta ahora habia pasado desapercifividas para el. Valla, al final el duro lobo del colegio tenia cierta debilidad por los animalillos. Tal vez fuera el motivo de que le hubiera cogido tanto cariño, porque era eso, ¿no? Un erizo y un lindo gorrioncillo no era mascotas muy comunes, al igual que un corderito...

Hibari regreso ante el pelinaranja que estaba alli de pie y le ordeno que recogiera su ropa y se vistiera alli, que despues de desayunar le acercaria a casa amablemente de nuevo en su moto, aunque al mencionar que tendria que castigarlo por llegar tarde alzo las cejas sorprendido y maliciosamente divertido por sus insaciables ganas de jugar. ¿Habria despertado el a aquel monstruo dormido de Hibari?

-Muy tentador... -respondio susurrante poniendo sus manos sobre el pecho ageno, por encima del yukata -...pero el tiempo corre y no quiero retrasarme de nuevo -comento refiriendose a su retraso de ayer cuando lo vino a buscar a casa. Dicho esto, con una pequeña sonrisita maliciosa se deshizo de su agarre, viendo que una linea rojiza marcaban sus muñecas, y se giro, agachandose frente (algo a proposito) a Hibaria recogiendo su ropa. Pantalones, calcetines, camisetas y boxers.

-¿Donde te dejo esto luego? -refiriendose al yukata. -La segunda a la izquierda dijistes, ¿no? -pregunto un poco nervioso echando un rapido vistazo a la puerta, mirando al moreno de lado, estando a un paso de la esta, para despues lentamente girar la manilla de la puerta, abrirla y , mirando a uno y otro lado del pasillo que bagamente recordaba para despues entrar en el baño.

Alli abrio puso en marcha la ducha, dandose una ducha de agua caliente para quitar con facilidad todo olor que delatara su sesion de sexo, perdiendo el olor de Kyoya de su cuerpo.


Última edición por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 26, 2011 7:28 pm, editado 2 veces
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 26, 2011 9:52 am

Se veia que el corderito se había levantado seductor, pero bueno, le dejaría saltar un poco con libertar y si veia que le perdia demasiado el miedo, le bastaba enseñarle los dientes y recordarle a quien le vacilaba, aunque no puedo evitar que sus ojo se deslizara hacia ese trasero que se le mostró sugerente. Si es que al maldito le gustaba jugar con fuego...

Conteniendo las ganas de darle una palmada a ese trasero y meterle prisa, se agachó el a recoger la ropa de cama que tendría que lavar por completo escuchandolo preguntar por donde dejaba la yukata.

- Dejala en el baño, ya me ocupo yo de ella cuando me duche- le indicó viendole salir medio a escondidas, sonriendo de lado. Se preguntaba que cara pondría su padre cuando viera a Kaoru durante el desayuno... más aún sabiendo que había pasado allí la noche, pues era imposible que no viera las zapatillas en la puerta y la cena para dos en la mesa de la cocina. Lo habia subido a la habitación sin recoger nada y no había que ser muy listo para sumar dos y dos.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Alaude el Mar Jul 26, 2011 9:54 am

Tenía que admitir que cuando llego a su casa la noche anterior no estaba para ver más alla de sus narices. Estaba superimpactado por todo lo que Shiro le había confesado pero sobre todo... porque como había bebido, el Shinigami lo había llevado hasta la casa ¡¡saltando de tejado en tejado!!

Sin duda los días que quedaban hasta el sábado que sería cuando lo volvería a ver serian un comedero de cabeza impresionante, aunque no iba a ser nada como el desayuno que pensaba tener con Kyoya. Sin duda el chico preguntaría que tal le fue anoche y se pasó la noche en vela intentando predecir sus reacciones ante cada parte que tendría que contarle, pues aún no había decidido si revelarle la verdadera naturaleza de Shiro. Se suponía que era un secreto pero Kyoya era su hijo, tenía derecho a saberlo más si iba a revelarle que lo iba a ver de forma habitual y fuera del hospital.

En resumen. No durmió una mierda y ni siquiera vio al entrar que había un par de zapatos de más así que cuando se levantó antes de su hora habitual y fue al baño a tomar su ducha como todos los días, ya que siempre se duchaba antes que su hijo para ir haciendo el desayuno mientras el adolescente se aseaba, le sorprendió ver la puerta del baño cerrada pero dado su estado de aturdimiento por la falta de sueño no reparó excesivamente en ello entrando sin pegar porque era su turno de ducha, viendo el vapor en la habitación y levantando la mirada hacia el lugar del que provenía.

- ¿Te levantaste tem...?- comenzó a decir cuando el cuerpo que recorrió tras la manpara transparente no era en absoluto el de su hijo y sus mejillas se encendieron un poco, culpa de ese desequilibrio emocional que tenía en ese momento- ¡Perdón, n-no sabía que había alguien más...!- se disculpó cerrando la puerta y tomando aire fue a llamar a su hijo- ¡Kyo...!

- No grites, lo vas a asustar- le respondió el adolescente a su derecha, había oido la puerta de su padre abrirse pero al parecer no había sido lo bastante rápido para impedir el encuentro.

- ¿Que lo voy...?- susurro bajando la voz y mirando mal a su hijo- ¿Que yo lo voy...?- todavía estaba un poco en shock por tener a un jovencito desconocido desnudo en su hora del baño-... ¿Se puede saber qué le has hecho?- le preguntó pues aunque distraido le había dado tiempo para ver aquellas marcas rojas en sus muñecas.

- Nada que no quisiera- respondió con esa tranquilidad fría que le caracterizaba, como si en lugar de haber encontrado a su amante en el baño su padre hubiera encontrado su ropa desordenada.

- ...- esa respuesta hizo que sus ojos no tardaran en deslizarse por el cuello de su hijo hasta detectar algunas de las marcas que el chico había dejado en él. Y él preocupado porque Kyoya no aceptara que era homosexual. Suspiró pesadamente agachando la cabeza. Le dolia, eran demasiadas cosas de golpe-... Es tu... ¿novio?- preguntó tanteando volviendo a mirarlo pero desconcertado por la callada risa que escapo de sus labios.

- Claro que no, hace tres días que lo conozco- respondió divertido dejando fuera de juego a su padre y se dio el lujo de ser un poco cruel- ¿Quieres que le diga que te enseñe lo que sabe hacer?- le preguntó en un susurró mirandolo a los ojos de forma depredadora tras reparar en el colgante que ahora adornaba su cuello junto a sus inseparables plaquitas.

- Es un...- comenzó a decir escandalizado pero eso solo hizo sonreir más a su hijo.

- Por supuesto que no- volvio a reir callado, esa expresión valia su peso en oro- ¿Por qué iba a pagar por algo que se obtiene gratis? Pagar por sexo es delito- le recordó como si él fuera el padre- Solo era una broma.

- Tienes el sentido del humor de t..- abrió los ojos al darse cuenta de lo que iba a decirle y desvió la vista. No solia decirle a Kyoya que aspectos de él reconocia de los Medici, pero realmente esa mañana le estaba recordando demasiado a ellos.

- Relajate, Alaude. Algunos no necesitamos 3 años para darnos cuenta de que estan locos por nosotros- dijo de forma general, aunque no es que él pensara que Kaoru estaba loco por él. Quizás el chico lo gozara tanto como él con aquellos juegos, pero sabía bien que si no lo amenazara no tardaría mucho en cambiarlo por otro. ¿Quién en su sano juicio se quedaría al lado de un sociopata como él?- Se va a quedar a desayunar asi que... echame la bronca a la noche ¿si?- le dijo haciendole apartarse de la puerta.

- ¿Por qué has dicho eso?- le preguntó desconcertado haciendose a un lado- ¿Lo de los 3 años?

- Es una replica del colgante del doctor- le dijo alzando una mano y tomando el copo de nieve-. Es con él con quien saliste anoche- sentenció soltando el adorno con intención de entrar al baño con Kaoru, pero Alaude lo detuvo.

- Y... ¿no te importa?- le preguntó preocupado y el chico sonrio de lado cerrando un ojo.

- Lleva babeando por tí desde el primer día que te vió- respondió con esa despreocupación tipica de él, como quien habla del tiempo. Puede que su padre fuera un policía excelente pero de captar "señales" sexuales andaba bastante corto. La verdad es que cuando le dijo que tenía una cena se preocupó. Pensó que iba a salir con una mujer. Que cometería el error de buscarle otra madre en lugar de mirar por lo que el inspector deseaba de verdad, así que se sentía bastante aliviado de saber que iba aceptando que ambos paseaban de la misma acera, más con su recien descubierta homosexualidad. Aunque ya le haría una visita al doctor, a ver si se merecía realmente a su padre. No quería tener un herbívoro diciendole lo que tenía que hacer-.... Así que tu haces como que mi pequeña "travesura" no te importa y yo os doy mi bendición- dijo haciendole una cruz delante de él y colandose en el baño con una sonrisa depredadora mirando a Kaoru.

- Que yo hago como si...- el chico se coló en el baño cerrandole la puerta en las narices-. ¡Kyoya no manipules!- le ladró irritado porque ya lo había liado de nuevo para hacer su santa voluntad- ¡Os quiero abajo a los dos en 10 minutos!- les espetó bufando y revolviendose el cabello. Desde luego... Kyoya no solia darle quebraderos de cabeza, pero cuando se los daba... eran de campeonato.

Bajó a la cocina a ir preparando el desayuno, ya se ducharía cuando los dos muchachos se fueran a la escuela.


avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 26, 2011 11:09 am

Se estaba labando el cabello cuando escucho como se abria la puerta y una voz masculina mas grave y madura, muy diferente a la de Kyoya, comenzo a hablar con total normalidad, algo satisfactoriamente sorprendido por lo temprano que aquel dia el moreno se habia levantado, pero al ver que no era su hijo quien se encontraba alli rapidamente se disculpo nervioso, en un tono avergonzado por la interrupcion en el baño, saliendo y cerrando la puerta tras el. Kaoru ante esto se quedo paralizado de golpe incluso hasta poco despues de cerrarse la puerta, con sus manos aun sobre su espumosa cabeza y los ojos cerrados pues odiaba que el jabon le entrara a los ojos y se le irritaran.

Se aclaro el cabello metiendo su cabeza bajo el chorro de agua haciendo que se le pegara al rostro, borrando rastro alguno de su peinado y tambien borrando todo rastro de vergüenza, evitando pensar en aquel encontronazo con el que supo que era el papa de Kyoya. Pese a que tenia la puerta cerrada y el grifo de la ducha seguia funcionando, podia oirse la conversacion malamente, por lo que no capto gran cosa mas que cuando el padre alzaba escandalizado la voz.

Si champu en el pelo, se giro de cara a la parez, alzo el rostro para que el agua callera sobre este y suspiro. "Menuda presentacion... Deberia haberme cerrado con pestillo..." se decia volviendo a tener los ojos cerrados, esta vez por el agua. La verdad es que no le gustaba que nada entraran en ellos. Entonces escucho nuevamente abrirse la puerta y tras cerrarse oir como les daban 10 minutos, giro el rostro y tras el baho de la mampara de la ducha vio al moreno, o eso supuso, pues no sabia como era su padre aun pese a haber entrado en el baño, aunque las proporciones y la actitud que aquel borroso tipo mostraban eran las suyas. Se asomo al borde de la mampara, asomando su cabeza y miro al moreno.

-¿Superior a tus fuerzas? -bromeo con una maliciosa sonrisita timida mientras avanzaba por el baño, deshaciendo ennudo desu yukata, sonrojandose un poco, aunque el calor del baho y la ducha le tenian levemente sonrojado.

avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Jul 27, 2011 2:13 am

Escuchó el aviso de su padre. Sabia que no le enojaba el que estuviera con un chico al que acababa de conocer, sino que Kaoru estuviera allí cuando tenían una conversación seria pendiente sobre su cita de ayer. Parecia que follar no habia follado, pero enredarse con el doctorcito si que lo había hecho y sin duda ahora necesitaba darle esa charla que aún tenían pendiente sobre por qué no salía con nadie desde que se divorcio de Daniela. Alaude y sus tiempos, siempre tan despacio.

Observo ese cuerpo húmedo tras el vaho de la ducha. 10 minutos, tsk, no era demasiado tiempo, pero bueno. Ya jugarían con el agua otro día. Le vio asomar esa cabecita mojada por la mampara mientras él se desnudaba, parecía haber acabado su ducha, pero aún así no le dejó salir, se metió con el en el pequeño cuadrado de loza, dejando que el agua le golpeara sin apenas notar el cambio de temperatura ni cerrando los ojos cuando el cabello de la mojó, era como si nada le afectara mientras seguia mirando a ese muchachito empapado.

- No por mucho tiempo- fue su respuesta a aquella pregunta antes de atraparlo de las muñecas y llevarselas a la espalda, acercandolo a él de un jalón que arranco al chico un jadeo. Era como un muñequito en sus manos y le hizo gracia la ocurrencia de su padre. Su novio... si solo supiera lo que le obligaba hacer a ese corderito...

Lo beso con fruición, disfrutando de su lengua. Su cuerpo húmedo contra su piel fue una delicia y sonrio de forma maliciosa mientras le ataba una muñeca con el lazo de la yukata y luego se las alzaba para pasar el accesorio por encima del caño de la ducha y luego atarle la otra muñeca dejandolo como un prisionero a punto de ser interrogado.

- Luces bien así...- comentó divertido acariciandole con un dedo el pecho hasta un pezón que golpeo levemente antes de seguir hacia abajo y luego sencillamente comenzando a ducharse-. Qué lastima no tener tiempo...- añadió enjabonandose el cuerpo, y luego la cabeza, pegandose a él para aclararse y estar listo en apenas 5 minutos, así que le mordió el lóbulo, la lamio el cuello, busco sus labios y acabó por desatarlo. En fin, tenia mucho día por delante, mejor no cabrear a Alaude- Esperame en la cocina, y cuidado con lo que le cuentas a Alaude- le advirtió, porque si se le ocurria decirle que lo obligaba a tener sexo con él, se lo haría pagar muy caro.

Salió de la ducha, recogiendo ambas yukatas y de uno de los armaritos que tenían allí le lanzo una toalla, para despues anudarse una a la cintura y salir en dirección a su cuarto para ponerse el uniforme del instituto.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Jul 27, 2011 3:12 am

Bajo a la cocina envuelto en su yukata. No era muy de ese estilo, pero no iba a negar que era cómodo, y ya que Kyoya se la había regalado por su cumpleaños, estaría feo no usarla.

Al entrar en la sala observó los restos de la cena de la noche anterior de su hijo, al parecer al final había invitado a cenar al chico lo que le habia preparado, asi que solo suspiró y comenzó a recoger y a meter las cosas en la nevera y el fregadero, sacando de una de las alacenas algunas cajas de bento, metió los oniguiris que quedaban en ellas y las completó con algunos aderezos más antes de colocarlas formando una pila y envolviendolas en el paño tradicional. Normalmente, Kyoya no se llevaba la comida preparada de casa, sino dinero, pero cuando le hacia los oniguiris si lo había visto preparar las cajas. Era demasiado para que lo comiera el solo, así que suponía que lo compartía en la escuela con el resto del Comité de Disciplina. Ya tenía su hijo más detalles que él con sus compañeros.

Tras recoger esto, comenzó a preparar el desayuno. Ya que Kyoya comería arroz en el almuerzo, hizo tortillas, más zumo natural y un poco de sopa de miso. Era italiano pero por su hijo había aprendido a cocinar como un japonés, aunque por supuesto tambien saco un cartón de leche y una caja de cereales, por si el chico del baño no lo era. Él había tardado mucho en asumir aquellos desayunos tan fuertes, y aún así la mayoria de días se iba con un café y uno donuts, si conseguia que Kyoya no los viera y se los tirara a la basura. Decía que le saldría tripa si se pasaba el día solo comiendo eso y que no quería ganarle solo porque se dejara.
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 27, 2011 7:47 am

Kaoru se dejo manipular sin poner resistencia. Era literalmente, como ambos decian, el juguete de Hibari. Se dejo besar, tocar, atar, mirar, morder y lamer mientras el agua lo empapaba sin cesar. Odiaba el molesto escozor del agua en sus ojos, pero la vista que tenia frente a él de su lobo desnudo y chorreando agua le merecia la pena, aunque esa mania nueva suya de maniatarlo le resultaba la peor de las torturas. Impedirle tocarle, pasar sus manos por aquel cuerpo que tan solo podia sentir cuando el moreno se acercaba, lo acariciaba, lo besaba... Lo sentia cuando el moreno queria satisfacerse.

Cuando ambos terminaron, bueno, en realidad, cuando Kyoya termino, le libero y salieron de la ducha. Mientras le tendia una toalla para secarse, recogiendo los dos yukatas despues, le dijo que lo esperara abajo, eso y que haber que le contaba a Alaude. -¿Que parte quieres que quite? -se atrevio a bromear. -Es broma, tranquilo -sonrio gesticulando con las manos para quitar tension. Y despues Hibari marcho.
Tsk, ni que fuera a decirle que desde que se conocieron tras el accidente del vestuario lo estaba acosando, que lo amenazaba y obligaba a hacer lo que el quisiera por temor a sufrir daño. Eso... eso era la verdad, pero en el fondo Kaoru no lo veia asi. Vale, si, lo veia asi, pero no le veia con los mismos ojos en realidad a aquel lobo. No lograba entenderle del todo. Aunque, la verdad y raro de todo es que lo entendiera en el fondo, sinceramente. Eran tan diferentes. El moreno un carnivoro y el pelinaranja un herbivoro. Extraña pareja. ¿Pareja? Nah, ese lobo no lo veia como tal... ¿O si? ¿Y el? ¿Como veia él a Kyoya?

Pensando en esto Kaoru acabo saliendo de baño vestido con la veraniega ropa de la noche pasada y dejo la toalla doblada colgada sobre la mampara de la ducha para que se secara, aunque muy seguramente la tirarian a lavar directamente al ser utilizada por un desconocido. Tanteo en sus bolsillos mientras bajaba por las escaleras y se encontro con su celular. Vaya, al final se lo habia llevado con el, ni se acordaba. No lo habia oido sonar durante la noche, asi que no tubo motivo por el que tener que acordarse de el. Lo abrio y vio que tenia nada mas y nada menos que veinte llamadas perdidas de su gemelo. Lo hecho, hecho estaba. Quito el silencion del celular mientras bajaba por las escaleras y alli vio en la cocina al papa de Kyoya.
Le choco que su padre fuera rubio, totalmente lo contrario a su hijo, pese a ello ambos eran muy parecidos. Era obvio, ¿no? Eran padre e hijo.

-Eeh... buenos dias Alaude-sama -saludo respetuoso entrando en la cocina. Si su padre era igual que su hijo para entablar conversacion lo tenia claro, pero por intentarlo... -Espero que no le moleste que haya pasado la noche aqui -se disculpo ante todo, suspiro y tomando asiento en la misma banqueta que la otra noche prosiguio. -Usted fue quien hizo los oniguiris -dio por hecho, mirando el desayuno de la mesa y despues al rubio. -Fueron unos de los mas ricos que he probado, no es por complacerle ni nada, pero es verdad -le confeso un poco nervioso al final. Tal vez pensara que le hacia la "pelota" por haberse quedado y haberse cogido su turno de baño. No toco nada del desayuno, esperando a que se sentara Alaude y bajara Kyoya para desayunar, aunque con tal manjar de desayuno ante el era dificil y tentador no probar, pero claro, al ver que Alaude tomaba asiento frente a Kaoru, dejando el sitio que Kyoya habia ocupado la noche anterior con el, y empezaba a desayunar, el chico comenzo con la tortilla, mostrando en un pequeño movimiento de cabeza afirmativo que aquello estaba tambien bastante rico.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Jul 27, 2011 8:09 am

Escuchó esos ligeros pasos descender por la escalera en solitario y miró su reloj, ocho minutos, quería suponer que no les habria dado tiempo más que... no quería imaginarlo, le bastaba con que Kyoya respetara que él estaba en la casa y no le apetecía nada oir nada fuera de tono. No esperaba que Kyoya aprovechara su salida para traer a un chico a casa, y eso le hizo pensar si hasta ese día no lo habría estado haciendo en otro lugar. Sinceramente, si su hijo tenía una vida sexual activa prefería que lo hiciera en casa que no en vete a saber que lugar. Tendrían que hablar largo y tendido sobre eso. No pensó que la conversación que tanto le preocupaba tener al final tenía que ser sobre otros aspectos.

La educación del chico le sorprendió, incluido ese halago a la cena que no esperaba. Kyoya nunca le habia dicho nada en ese sentido, sabia que le gustaban porque lo que no le gustaba se lo decía claramente. Apenas respondió con un gesto de agradecimiento aunque habia sido agradable oir aquello, antes de terminar de poner todos los platos en la mesa y sentarse donde siempre, recorriendo al chico con su mirada o más bien las marcas de su cuello. Eso le hizo gruñir un poco y cerrar los ojos dandole un sorbo al café. Que poco discreto, pero más que eso... sabia que Kyoya era un tanto animal, pero tenía la esperanza de que al menos no llevara esa forma salvaje a la intimidad. Al parecer se equivocaba.

- ¿Tus padres saben que pasaste la noche aqui?- la pregunta que todo padre haría, pero al menos quería asegurarse de que el chico los tenía, Kyoya le había dicho que no era un prostituto, pero es que lo veia tan... "herbívoro", no lo veia como alguien a quien su hijo fuera capaz de prestar atención-. ¿No eres muy pequeño para andar... "jugando" a este tipo de cosas?- añadió la otra duda que tenía, se le veia muy tranquilo para las marcas que tenia en muñeca y cuello, así que no se le pasaba por la cabeza que estuviera allí en contra de su voluntad pero... ¿que edad tenía? ¿15 años?... ¿no debería estar jugando al balón en vez de entre las sabanas de su hijo?
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 27, 2011 9:11 am

Las corta largura de la ropa de Kaoru enseñaba sus marcas, pues aquella camiseta y sudadera de amplio cuello abierto que eran de tirantes dejaba a la vista su cuello y brazos desde la altura del hombro. Las marcas que llevaba en las muñecas a modo de pulseras por las esposas aun seguian recientes, resaltando en su blanca piel. El mordisco, asi como el chupon seguian en su cuello. Valla... tal vez debio de haberse pensado mas el tipo de ropa para salir aquella pasada noche de verano, aunque no se esperaba que a la mañana siguiente tubiera que toparse con tal chequeo visual del que era el "Papa Hibari". En verdad ni se habria imaginado la pasada noche que al salir de su casa arrastrado por el moreno que pasara toda la noche con Kyoya literalmente.

Kaoru habia acertado en lo que pensaba sobre lo poco hablador que iba a ser. Al menos lo habia intentado. Comio la tortilla intentando parecer tranquilo, aunque en realidad estaba algo nervioso. Cuando escucho la voz del adulto bajo los cubiertos con los que comia la tortilla y miro a su emisor.

-Nuestro padres rara vez pasa por casa, ahora deberan de estar en algun pais europeo ... -dijo diciendo uso de "nuestros" por la costumbre de hablar siempre en 1º persona del plurar por la constante compañia de su gemelo. -Asi que no, no saben nada. Pero en casa estan enterados, creame -apremio a añadir para no preocuparlo. Entonces despues escucho su otra pregunta, notando en su voz y en como le pregunto lo tipico que solian decir muchos padres de; yo a tu edad .... y lo que prehistoricamente hicieran. -Si, bueno...eso... -dijo sonrojandose, bajando la mirada a su plato sin ser capaz de plantar cara a esos ojos. ¿Que le iba a decir, que "jugar" a aquello era su pande de cada dia? ¿Que jugaba con su hermano gemelo tambien? Estaba algo pillado, asi que decidio hacer uso de su arma mas eficaz, la interpretacion. Miro a Alaude con inocencia muy levemente. -No fue mi intencion acabar "jugando" -dijo esta palabra perfectamente actuada, mostrando que le avergonzaba usar aquel termino para maquillar la verdadera palabra. -Es solo que... una cosa llevo a otra... -siguio actuando. Tan solo esperaba no meter la pata en su interpretacion, tal vez debio de haber prestado atencion por mal que escuchara a lo que hablaron padre e hijo tras la puerta. No queria quedar como el muchacho de usar y tirar que debia pensar que era, pues eso era claramente lo que debia pensar.
Dejo un cubierto y se hizo con el zumo, dandole un pequeño trago pese a que moria de sed. Por favor... que no hablasen Kyoya y su padre sobre el y sus sesiones de juegos con otros porque tiraria a la basura su tapadera tan bien interpretada de chico inocente.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Alaude el Miér Jul 27, 2011 3:44 pm

No podia evitar observarlo, era policía y eso acababa siendo una costumbre, observar a las personas tratando de deducir su comportamiento, su personalidad. Kaoru le daba la sensación de ser un chico de buena familia, la ropa que usaba era de calidad, sus modales en la mesa, la "libertad" que tenía con 15 años y se lo confirmó cuando le dijo que sus padres estaban de viaje por europa. No le agradó el dato. Aunque él y Kyoya descendian de clase alta, nunca habian estado tan bien como ahora que vivian de su sueldo de poli solamente, no tenía buenas experiencias de ese mundo y no le gustaba que Kyoya se mezclara en él. Por como lo habia contado el chico estaba seguro que si veian a sus padres una vez al mes se podian dar por satisfechos.

Sin embargo su posición de padre inexorable se tambaleo cuando el chico se sonrojo por el tema y su actitud inocente le hizo removerse incómodo por su precipitado juicio. Se habia dejado influenciar por la facilidad de Kyoya para usar el termino "polvo" o "follar" sumada a la broma que le hizo en la puerta del baño sobre que el chico podria enserñarle lo que sabia hacer y ya habia juzgado al crio como "fácil y experimentado" cuando quizas habia ido alli pensando que iban a estudiar o algo y todo se habia salido de sus espectativas. Iba a tener que hablar muy seriamente con Kyoya sobre aprovecharse de la inocencia de los demas.

- Esta bien, tranquilo, no pasa nada- acabó gruñendo incómodo. No le gustaba equivocarse, asi que bebio un buen trago de cafe para quitarse ese amargo sabor de la boca y luego mirar al chico con un poco mas de intensidad-. Sabes que no tienes que decir sí a todo lo que Kyoya diga ¿verdad?- le dijo protector mirando aquellas marcas en el cuello y las muñecas del niño-. Si algo no te gusta o no quieres hacerlo puedes negarte, no tienes que tenerle miedo, si se pasa contigo puedes acudir a mi...- no es que desconfiara de Kyoya pero el chico se veia tan inocente que quizas se sentia incapaz de negarse a las animaladas de su hijo. Amaba a Kyoya y lo defenderia a capa y espada en cualquier lugar, pero no era un hipócrita. Sabia que a su hijo le gustaba jugar fuerte, especialmente entrenando, así que si se habia fijado en aquel jovencito, quería asegurarse de que esos "juegos" fueran consentidos y conscientes.

Los pasos de Kyoya en la sala le hicieron mirar a su hijo mal, ya vestia el uniforme de la escuela salvo la chaqueta que habria dejado junto a su cartera en la entrada.

- La próxima vez nos grabaré con la webcam para que te quedes tranquilo, Alaude- le dijo con esa tranquilidad fría que lo caracterizaba como si hubiera dicho buenos días tras oir a su padre hacerle el tercer grado al chico, comenzando a desayunar con toda la naturalidad del mundo
avatar
Hibari Alaude
Trabajador
Trabajador

Mensajes : 192
Fecha de inscripción : 25/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 28, 2011 1:41 am

Justo en la diana, como en un partido de baloncesto Kaoru acababa de marcar limpiamente, ganandose el papel de chico inocente y consiguiendo el "apoyo" o proteccion del padre del moreno. Por ello, vaso en mano, asintio con la cabeza ante las palabras del serio pero preocupado padre. En realidad este era la primera vez que tenia que interpretar este papel ante un padre y bueno... no parecia irle mal por el momento, aun asi, no sabia como seguir con aquel Hibari, dandole mas realismo a su actuación aquel leve nerviosismo.

La llegada del moreno le salvo de tener que seguir con aquello, aunque para nada se habria esperado aquella entrada, sentandose tranquilamente éste en la banqueta del medio, entre su padre y Kaoru, comenzando a desayunar como si nada. Asi que el pelinaranja dejo el zumo y termino su tortilla y su zumo.
Al parecer, aquella noche el moreno le habia consumido por centro tanto que tenia un hambre atroz, comiendose la tortilla, tomandose el zumo y el tazon de leche con cereales moderadamente, sin mucha prisa pero tampoco a paso mula, pues daria mala imagen de sí en ambos casos, pareciendo un muerto de hambre que aprovechaba para comer todo lo que le ofrecian aqui, o, alguien que se veia obligado a desayunar todo respectivamente.

No pudo evitar mientras tanto, mientras desayunaban los tres, mirar disimuladamente a Kyoya. Frio, tranquilo y con esa aura de tenerlo todo bajo control. Asi lo veia, pero en su mente aparecian imagenes de la pasada noche, siendo totalmente diferente, totalmente opuesto. Calido, activo y dejandose llevar, saliendose de aquella propia normativa que tanto le gustaba seguir y mantener intacta. No ser tocado, interrumpido, golpeado, contradecido... Todo eso se lo salto y lo hizo a un lado por el.
Por ello, al sentir que se le escapaba una tonta sonrisa sin motivo alguno mas que porque se sentia inespicablemente feliz, se hizo con el tazon de leche y lo acerco a sus labios, ocultando tras el si sonrisita, volviendo la vista a ningun punto de la parez que habia a un lado tras Alaude, manteniendose un extraño silencio para Kaoru. ¿Seria por el?
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 28, 2011 3:50 am

Al llegar él la conversación acabó, pues obviamente él no la iba a seguir y Alaude no le montaría el espectaculo delante del chico, si tenía que echarle la bronca por algo se la echaría cuando estuvieran a solas.

Su padre por su parte solo mascullo un "eso no será necesario" incómodo por su comentarío y se centró en su café y su periódico como todas las mañanas, dando por finalizado el tema, de momento.

Kyoya se tomó su desayuno como siempre con los ojos cerrados, hasta que se sintió observado y desvió la vista a Kaoru pero este se estaba llevando el tazón a los labios y miraba al infinito asi que a lo mejor lo habia imaginado, para luego mirar el lado de Alaude y luego el fregadero. Ni rastro de su plato.

- No te irás a trabajar solo con un café ¿verdad?- le preguntó en su linea.

- No tengo hambre- fue la respuesta seca del otro, como si el que las tornas se cambiasen fueran algo natural.

- Vas a volver a comprar esos donuts de nuevo camino de la comisaria- afirmó más que preguntó y el otro solo cerró los ojos y siguió bebiendo café ignorandolo-. Acabarás por perder tus reflejos- le regañó retirando los platos y cubiertos y dejandolos en el lavamanos para lavarlos a la vuelta, pues no tenía tiempo para hacerlo ahora ya que debía ir a casa del corderito, lo miró-. Vamonos, Kaoru- le ordenó tomando las cajas de bento que Alaude le habia preparado y encaminandose hacía la puerta.

- A la noche tenemos una conversacion, Kyoya, que no se te olvide- le recordó el adulto.

- Hai, hai- dijo con un movimiento aburrido de la mano guiando al menor hacía fuera y dandole el paquete de comida para que lo cargara él, mientras sacaba la moto fuera del patio-. Así que "una cosa llevo a otra..."- comentó con media sonrisa tomando el casco para ponerselo al chico ya que tenía las manos ocupadas-. Ya te quitaré yo esa inocencia en el almuerzo, "corderito"- le susurró cerca de los labios pero no lo beso al sentir a Alaude mirandolos por la ventana, asi que solo se subió a la moto ayudando al chico para luego conducir hasta su casa a que se cambiara.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 28, 2011 6:09 am

Todo estuvo en silencio hasta que Kyoya lo rompio con su caracterirstico tono, cambiando las tornas por un momento, como si el fuera el padre y no Alaude. Claramente se veia que su hijo podia torearlo como queria sin inmutarse tan siquiera, aunque ya fuera por la presencia de Kaoru o no, este no parecia hacer nada ante esto.

Kyoya cogio los cubiertos y platos, llevandolos a la fregadera, se hizo con los dos bentos y Kaoru, ante la orden del moreno de marchar, bajo de la banqueta guiado hacia la puerta no sin escuchar eso de "a la noche tenemos una conversacion". Todo eso era algo raro y le preocupaba que pudiera tener problemas cuando volviera a casa con su padre por su culpa.

Una vez fuera cargo con los bentos mientras el mayor sacaba la moto y se acercaba a el para ponerle el casco, atandoselo bajo la barbilla y hacer un amago de besarlo, logrando levemente sonrojarle. -Asi que estabas escuchando... Cotilla -le dijo antes de que se apartara, justo cuando desviaba fugazmente la mirada hacia la ventana que habia tras Kaoru.
El moreno le ayudo a montarse a la moto tras llevarlo a ella, acomodando los bentos sobre sus piernas y los amarraba tanto a estos para que no cayeran como se amarraba a Hibari para no caer.

Al cabo de unos diez minutos poco mas, llegaron a casa del muchacho. Este se bajo de la moto con los dos bentos sobre las manos al haber parado ante la puerta de la verja de su casa, al igual que la noche pasada. La verdad, aparcar por aquella zona era muy facil ya que todos guardaban cada vehiculo personal dentro del garaje.

-Diez minutos -se adelanto a decir nada mas bajó, sabiendo que ese seria el tiempo maximo que le daria para subir, cambiarse y regresar. Porque lo llevaria al colegio, ¿verdad? -Si quieres y no montas follon como ayer puedes pasar, no te diran nada si te ven dentro formal -ofrecio, aunque algo le decia que pasaria si queria aun sin su oferta, y despues se giro para llamar al timbre digital de la verja aun con los bentos en las manos y el casco puesto tras responder a la pregunta del que era uno de los asistentes, abriendose ambas verjas muy lentamente. -Por favor, si ves a Hikaru, no le hagas daño -le pidio antes de que se abrieran las puertas hasta la mitad antes de entrar, imaginandose como debian de reaccionar uno y otro. Entonces recordo las veinte llamadas perdidas a su celular.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 28, 2011 6:27 am

Al llegar a casa del chico, aparcó justo frente a su puerta y esperó a que se bajara, para sacarse el casco y revolverse el cabello antes de mirarlo y decirle que tenia diez minutos para estar listo pero al parecer el corderito ya habia aprendido la lección a pesar de atreverse a decirle lo que hacer.

- Las ordenes aqui las doy yo, corderito, no te crezcas porque fui un poco dulce contigo- le recordó dejando el casco atado a la moto mientras lo acompañaba al interior de la casa, si le sacudia o no a su hermano, eso solo dependería de lo que el chico dijera o hiciera al verlo. Mientras Kaoru recordaba a quien pertenecía su cuerpo y quien era el único con derechó a tocarlo, habría paz. No estaba interesado en machacar a un herbivoro.

Pasó dentro cuando les abrieron la puerta los del servicio, la verdad es que esa casa era enorme comparada con la suya y tenían hasta servicio. Él apenas recordaba lo que era eso, ya que se Alaude y él se fueron de la mansión Medici cuando él apenas tenía 8 años, aunque podia jurar no echar de menos nada. No le gustaban las cosas fastuosas, vivir en la casa que tenían era suficientemente cómodo.

Apenas traspasaron la entrada escucho el sonido de unas uñas contra el suelo acercandose con celeridad y el gruñido de un enorme perro guardián, a saber donde estuvo metido el día anterior pero vaya, a Kyoya no se le movió ni un pelo al verlo. Su mirada se cruzó con la del animal un instante en que sus gruñidos amenazadores y sus ladridos menguaron y se convirtieron en un gemido casi antes de que Kyoya extendiera la mano y el perro se acercara a lamerla y a dejarse acariciar la cabeza- 9 minutos, Kaoru- le recordó al chico que se había quedado parado mirando la escena .


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 28, 2011 8:02 am

Al poco de traspasar las puertas de la verja, cuando estaban a un par de pasos de la puerta de la entrada, ya semi abierta, Tino se acerco a todo correr desde alguna parte del jardin. Este, un terranova negro, se paro y comenzo a gruñir ante la presencia de un nuevo visitante. Kaoru se giro. Tino era un perro muy protector y leal a la familia, siendo de lo mas manso y perezoso con ambos gemelos.
Vio como Hibari ni se inmutaba, mirando fijamente al peludo animal, disminullendo sus gruñidos este hasta dar un gemido y acercarse a lamerle la mano a Kyoya cuando se la tendio. Estaba sorprendido, se le daba muy bien tratar con animales. Tal vez fuera porque era en realidad un lobo y no un tipo normal.

-¡Oh, si! -salio de su ensismamiento al escuchar el tiempo que le quedaba. Dicho esto entro en casa, se descalzo, dejo los bentos y el casco en la entrada, subio aquella escaleras que habia en el hall a todo correr y se dirigio a su habitacion, no sin hacer que una de las mujeres del servicio le siguiera con la mirada y se fijara en la rojiza marca que resaltaba aen su piel a modo de pulsera. Se despojo de la ropa que tenia a toda prisa dejandola por ahi tirada y se puso el uniforme escolar. Al verse en el espejo con el uniforme y ver aquellas marcas de sus muñecas, pues llevaba mangas cortas, se le paso por la mente como un relampago lo comentado por el director cuando interrumpio. Aprisa, sin saber si le quedaba tiempo o no, salio de su dormitorio, se dirigio ala de Hikaru y entro sin hacer ruido. Su hermano dormia, o eso parecia. Se acerco al armario donde tenian la ropa de baloncesto y se hizo con dos muñequeras para ocultar las marcas.

Salio a todo correr procurando no repetir el intercado del otro dia y tropezar de nuevo al intentar parar de golpe cargando con su mochila a la espalda. Se puso el casco de nuevo y salio bentos en manos a donde Hibari y Tino, fatigado por las prisas. -Tienes buena mano con los animales, Hibari-san -confeso sorprendido intentando normalizar un poco su respiracion al tener al gran Tino sentado frente a él, para despues, sin que el perro se moviera del sitio, marcharnos de nuevo a la moto.

Hikaru
Este no habia pegado ojo en toda la noche esperando el regreso de Kaoru, teniendo el celular en su mano bajo las sabanas. Al oir que la puerta se abria no se movio, quedandose de espaldas a la puerta, de lado, fingiendo que dormia. Que abriera el intruso el armario solo significaba que era su hermano. No evito cerrar los puños con fuerza, controlandose para no girarse y reprocharle lo de anoche, que no contestara a ninguna de las llamas y que volviera ahora.
Tras marcharse, esperando unos escasos segundos para asegurarse que no regresaba, se levando de la cama y se asomo a la ventana que daba a la entrada, corriendo levemente la cortina. Alli lo que vio le molesto. No solo se habia ido con el moreno, sino que tambien lo habia traido para volver a llevarse. Y, ¡por dios!, incluso Tino parecia haberle caido bien aquel sujeto, obedeciendole sin chistar. Como empezaba a envidiarlo, a odiarlo por dejarle a un lado de la vida de su propio hermano. ¿Que iba a ser lo siguiente?

avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.