Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

Solos en casa

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 21, 2011 10:41 am

"Pues hazlo...nadie te lo impide" resono en su cabeza una vez continuo Hibari, separandole las piernas para hacerse hueco para atenderle. Si, no pudo mas. Un escalofrio recorrio su espina dorsal, enarcando la espalda por el orgasmo y soltando un gemido que sono mas alto de lo normal para lo que aquel depredador lo habia acostumbrado. Se sintio libre, ligero, completado y satisfecho, pero como una buena droga, el cuerpo te pedia algo mas. Siempre mas... mas de Hibari.

Iba a responder al comentario de Hibari, pero le era imposible articular palabra alguna. No, ahora que acababa de llegar por primera vez en la noche, a manos de Hibari, a la cima del placer, hablar le resultaba imposible para su realentizado cerebro.
Al sentir como el moreno ascendia por su cuerpo sin dejarle tiempo ni a reponerse tan siquiera sintio como se ahogaba al retener de forma inconsciente el aliento al surcar el moreno con su lengua el plano mar de su vientre para acabar escalando y llegando hasta su oido, susurrundole aquellas palabras extrañamente seductoras y le mordia sin dejar marcas en su cuello, cerrando Kaoru los ojos, sin embargo, al notar como se apartaba Hibari a un lado y vio que se deshacia de su ropa por completo, Kaoru se le quedo mirando fugazmente con una entrecerrada mirada soñadora al alzarle el brazo sobre su cabeza antes de cabar cerrando los ojos, y al igual que su depredador, fundirse en aquel beso el uno en el otro, retozando.

Kaoru antrelazo la mano con la del moreno cuando este se hizo con ella, llevo su otra mano a su nuca pasando el brazo por debajo de la axila del chico, para asi acabar acariciando y palmando aquella espalda ejercitada en busca de su templada piel que lograra refrescar su mano y brazo. Mientras tanto, sus piernas le enroscaron en torno a las del moreno en busca de lo mismo. En busca de su contacto, de sentir la bendita piel que lograba calmar su ardiente piel. Aun asi, donde el calor mas se estancaba resultaba ser las mejillas del pelinaranja...
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 21, 2011 11:21 am

El beso fue largo, profundo. Kyoya recorrio esa boca con su lengua dibujando sus dientes, buscando la ajena para enredarse y perderse en ella, gozando enormemente de esa sensación, dejandole respirar de tanto en tanto, a pesar de que no deseaba separarse de esos labios, pues cuando los probaba realmente era como si todo desapareciera, su pecho se hinchaba y su corazón latia con fuerza.

Cada vez que debia dejarlo respirar su lengua recorria su rostro, esas mejillas ardientes, la linea de su mandibula, el mentón el cual acariciaba con sus dientes para bajar a pequeños mordisquitos por su cuello. Definitivamente deseaba devorar aquel corderito cuya piel y voz lo enloquecian, sintiendo que su propia piel se erizaba al sentir esos dedos recorrer su espalda.

Sentia un fuerte deseo de detener sus manos y alzarlas, como si tuviera miedo de sentir demasiado por sus caricias, pues jamás las habia recibido de nadie. Su padre y él vivian solos allí, nunca habia tenido el cariño de una madre, Alaude era.. un padre entregado pero no era demasiado bueno socializando y le habia enseñado a valerse por si mismo, a levantarse cuando se caia, a tragarse las lágrimas cuando algo le dolia, a hablar la mitad de lo que oia.

Sus labios se parearon por su hombro y por su brazo y finalmente atrapó su mano apartandola de su piel, lamiendole los dedos, la palma.

Se retiró de el y le hizo girarse y tumbarse de cara al futón, colocandose sobre él, dejandole sentir su sexo contra su trasero, entrelazando ambas manos con la suya, se fue moviendo sobre el como si lo tomara pero sin penetrarlo, solo paseando su polla entre sus nalgas, mientras lamia su nuca y su espalda, cubriendolo de mimos, de esos mismos que no se permitia a si mismo.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 21, 2011 10:04 pm

Si no hubiera sido por el detalle de dejarle respirar, Kaoru se habria dejado ahogar en los labios de su depredador. Sabia que tanto a el como a Hibari no le gustaba tener que cortar aquello, pero aun asi el moreno no perdia el tiempo, no dejaba que su llama se consumiera, alimentandola como le pedia que lo hiciera, probando cada parte de su piel.

Se dejo girar y poner de cara al futón, pegando su pecho a este y entrelazando ambas manos con las del chico por encima de su cabeza. La polla del mayor se restregaba por el trasero del pelinaranja, de su corderito como asi lo llamaba. Kaoru antes esto al principio hundio su rostro en el futon sintiendo como el moreno se movia sobre el sin hacerlo aun suyo, mimandolo como nunca se habria imaginado que haria, estremeciendo la piel a su paso. Era tan calido y cuidadoso cuando queria...Giro el rostro a un lado pegando su mejilla contra el futon. Pegar el rostro por completo, no le dejaba respirar, haciendo arder mas su rostro. Vio el cabello y los cerrados ojos del moreno cerca de su hombro, los cuales disfrutaban del sabor, volviendose adicto sin saberlo. A este paso no quedaria cacho de piel que no hubiera probado.

-Eres un abuson... -jadeo en tono suave, acompañado de su aliento y una leve sonrisita que desaparecio al sentir como el exitado falo del moreno acariciaba su ano. -Isssssh... -siseo ante el roce, placentero y aspirando entrecortadamente, cerrando los ojos. -L-lo ves... -continuo entreabriendo los ojos, apretando sus nalgas esporadicamente en un escalofrio inesperado.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 22, 2011 12:34 am

Poco a poco, caricia a caricia, beso a beso, roce a roce se iba poniendo más duro, iba sintiendo como su sexo pasaba mejor entre esas nalgas y empezó a descender mas sus movimientos para rozarse con toda la parte inferior del chico, rozando su entrada, la linea que separa este de los testículos, los testículos...

- No...- jadeo a sus palabras, sonriendo levemente mientras seguia devorando su cuello y sus hombros y sus manos se desentrelazaron para acariciar el dorso del otro y bajar por sus muñecas y sus brazos, volviendo a ascender en la caricia, dejandole sentir todo su peso sobre el, presionando el sexo del otro chico contra el futón y haciendo que se frotara contra este por el movimiento-... Soy el líder de los abusones, no un abusón cualquiera...- bromeo mordiendole el lóbulo, exhalando excitado en él-... Se lo quieres...- susurró volviendo a bajar un par de dedos en una caricia muy sutil por todo su brazo, el hombro, la zona más sensible de la espalda superior y luego una caricia descendente por el lateral sintiendolo temblar bajo él-... pero si te lo doy ahora... no lo disfrutaras- añadió muy quedo moviendose a un lado de su cuerpo para atrapar ambas muñecas con su mano herida, dejandole sentir los puntos contra su piel-... Álzalo- le ordenó acariciandole el trasero con una mano y luego se llevo los dedos que le habian acariciado a la boca para humedecerlos, habia leido como se hacia aquello, así que lo prepararía antes de dejarle sentir por fin su sexo.

Una vez sus dedos estaban bien húmedos y el muchachito se habia puesto de rodillas con el trasero en alza, le deslizó sus dedos por el agujerito acariciandolo antes de comenzar con lentas presiones, admirando como su sexo habia vuelto a endurecerse por los roces contra el futón y colgaba pendulante entre sus muslos separados. Sus ojos recorrieron desde su posición la postura sumisa del chico, sus mejillas ardientes, su respiración agitada y su propio sexo pulsó con deseo.

- No te vayas a correr solo con mis dedos...- le advirtió divertido acercandose a lamerle la mejilla-... hoy te voy a hacer mio.. estes consciente o no- le avisó por su tendencia a desmayarse tras la segunda vez, aunque la ultima habia aguantado bien, quizas porque el director entró de improvisto dandoles un chute de adrenalina a ambos.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 22, 2011 2:33 am

Se coloco de rodillas con su trasero en alto con algo de dificultad al tener sus manos prisioneras por la herida mano del moreno mientras este llevaba a su boca aquellos dedos de la mano que acababan de acariciarlo. Su piel, su peso, sus besos, caricias, sus roces contra el, aquel movimiento con el que su entrepierna se frotaba contra el futón... Todo le era adictivo. La peor droga que fuera a probar nunca seria aquel celoso carnivoro.

Sus mejillas seguian ardiendo cuando Hibari empezo a palpar y presionar su entrada. ¿Habia algo mas ardiente en el mundo que él en este mismo momento? Senti su erecto sexo balancearse en el aire con cada pequeño temblor de su cuerpo. Estaba nervioso, asustado por hacerlo con el. Llevaba semanas en el que nadie entraba alli. Si, con su hermano solia jugar muchas veces antes de conocer al lobo, pero muchas veces tan solo lo dejaban en eso, un juego que no llegaba a mucho mas. Y bueno, que decir del ultimo al que se habria tirado pasadas esas semanas...
Al parecer el moreno estaba llevando las cosas sin prisas, con tranquilidad para lo que aparentaba, aunque tal vez se debiera a su inesperiencia. ¿Seria su primera vez?

Con las caricias del mayor, al oirle giro el rostro hacia Hibari levemente, encontrandose con un inesperado lameton en su mejilla, continuando despues con su comentario. -Abuson... -repitio en un susurro con una pequeña sonrisita nerviosa para despues morderse el labio inferior al notar como le penetraba por su cabidad un dedo, moviendolo en cinculos el moreno en su interior.
Tras tanto tiempo, sin contar la vez que le hizo dedos en el comite el chico hace dos dias, sin que entraran alli su recto estaba estrecho y prieto. -Mmmmm... -gimio, apretando los dientes. -No tiene gracia...sabes que me correre... Hi-Hibari... !aaaah¡ -pego un pequeño gritito sensual, erotico al oido.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 22, 2011 2:55 am

El estaba arrodillado tambien junto al chico, con un brazo extendido le sujetaba las muñecas y con la otra metia y sacaba su indice de ese traserito inquieto que se movía buscando más, hambriento como siempre, lujurioso. Aquel muchacho era puro fuego y fuego que lo abrasaba por completo.

- Pues tendrás que aguantar... - le indicó moviendo ese dedo más rápido en su interio, profundizando, realizando un movimiento circular para ir ensanchando esa estrecha entrada y que así no le doliera la nada despreciable pieza que iba a meterle en pocos minutos-.. porque si no te la tendré que atar de forma que no puedas hacerlo ¿quieres eso?- le preguntó divertido metiendole un nuevo dedo, el corazón, respirando pesadamente al gozar enormemente de hacerle aquello, de tenerlo allí a su merced, entregado a él, gimiendo por lo que le hacia.

Le dio un pequeño mordisco en el hombro para descargar un poco de su propia tensión, su miembro ya estaba listo para poseerlo, comenzaba a dolerle un poco ya que no le había dedicado ni un roce desde que se bajara del chico y comenzara a prepararlo. Le metió un nuevo dedo y giró la mano, frotando y frotando su interior, profundizando mientras buscaba ese punto interno que decian era el punto G masculino para ubicarlo y poder golpearlo con su polla cuando se metiera dentro.

- ¿Te correrias si lo hago con la lengua un poco?- le preguntó divertido cuando despues de unos largos minutos lo sintio bastante abierto, sacando sus dedos y soltando sus muñecas le deslizó una mano hasta su sexo para apretarlo y taparle la puntita para impedir que se corriera, mientras se movia tras el para acabar de preparlo dejandole bien humeda la zona a base de lamidas, metiendole la lengua con curiosidad en el interior y moviendola ahi dentro.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 22, 2011 5:31 am

Que metiera un dedo en su estrecha cabidad era algo a lo que se acostumbro, sin embargo, el segundo ya resulto ser otra cosa. Bajo el rostro, pegando su barbilla a su pecho, ardiendo de calor, tensando su espalda al entregarse totalmente sumiso a los innovadores juegos de aquella preparatoria, dejandole probar experimentar con el mientras el pelinaranja sadeaba y gemia a medida que avanzaba terreno en su interior, a medida que su abertura se dilataba, a medida que... que intentaba esforzarse por no correrse.

Al tercer dedo Kaoru solto otro gritito de dolor, pero tambien de placer. La sensacion resultaba contradictoria. Aquello le tiraba, notaba como sus dedos se movian en su interior escababan en busca de un tesoro, pero sin embargo, tras aquel dolor se escondia un extraño placer oculto.
Durante aquel rato, cuando alzo el rostro, cerrando los ojos, pegando esta vez su nuca a su espalda, empezo a jadear sin dejar de cerrar la boca, callendo por la comisura de uno de sus labios un pequeño hilillo de su saliba que bajo por su barbilla y continuo hasta su cuello...

-Baka... no preguntes si s-sabes la respues-a-aaah.. mmmm... -le respondio mientras se hacia con su miembro, y Kaoru, con sus manos libres, se pasaba el dorso de su mano por su boca, limpiandose el hilillo de saliba, siendo interrumpido por el contacto de la humeda, blanda y curiosa lengua de Hibari que no dejaba de penetras y a la vez lubricar su entrada y algo mas allá.
Al de unos segundos, pese a que el moreno tapaba la punta de su polla, al apretarla y sentir aquella sensacion que tanto le llenaba y le hacia prender mas rapido aun si era posible, perdiendose en sus instintos y deseos carnales, acabo por manchar su mano con el semen que habia logrado escapar de su sexo y lograr superar el obstaculo que ponia el moreno.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 22, 2011 5:49 am

Se dedicaba a humedecer bien ese interior caliente que sin embargo empezaba a mojarse por si mismo cuando lo sintió pulsa y empezar a palpitar cerrandose y abriendose sintiendo esa espesa sustancia brotar entre sus dedos por lo que se incorporo un poco soltando su sexo para llevarse esa sustancia a la boca, lamiendola con placer.

- Que desobediente eres...- jadeo ronco viendolo estremecerse por el placer, por lo que le dio un leve empujón para que cayera hacia un lado y lo mirara desde esa posición, completamente sonrojado y jadeante-... y que egoista... ya te has corrido dos veces...- sus dedos acariciaron ese húmedo sexo que iba aflojandose-... Pues parece que hoy tendrás que batir una nueva marca... porque hasta que no te corras a la par que yo, no voy a dejarte descansar- le advirtió con una sonrisa lobuna, echándose hacia delante, tomó ese pequeño sexo y el suyo y los frotó juntos para que lubricara su potente herramienta con su esencia y a la par no se le bajara del todo-... Eres... un pequeño corderito lujurioso ¿lo sabias?- le susurró sobre los labios, lamiéndoselos. Ya estaba muy duro y necesitado de aliviarse, así que solo jugueteó con su mano unos instantes antes de atraer sus caderas hacia él-... Más te vale seguir húmedo ahi dentro... porque no me queda más paciencia...- jadeó ronco colocandose bien entre sus piernas buscó con su miembro su entrada. No uso protección, ya habia llevado muestras del chico al doctor de la escuela para que le hiciera un analisis de venéreas y sabía que estaba limpio, y él por su parte, jamás habia tenido sexo con nadie, así que allí no habia riesgos, por lo que no necesitaban protección-... Uff... volviste a cerrarte...- jadeó al sentir esa presión húmeda cuando comenzó a entrar en él, entrecerrando los ojos mientras empujaba poco a poco en su interior.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 22, 2011 7:14 am

Tras apartar sus dedos de su recto para masturbarse ambos a la vez en manos del moreno, poniendo al pelinaranja boca arriba, se lo acabo acercarnco y tumbado sobre el pero sin recostar su peso en el, su miembro busco la entrada a su interior. Esta habia vuelto a cerrarse, volviendo a sentir como se dilataba, esta vez a la fuerza con el avance del miembro del moreno, Kaoru se aferro al futón con fuerza, y soltando un grito ahogado seguido de gemidos de dolor mas que de placerm pegando una mejilla al colchon oriental de Hibari, brillandole los ojos de forma acuosa.

-Aaaaaah... Hibari, para... duele... -le logro decir entre aquello lastimosos gemidos, cerrando los ojos mientras apretaba sus cerradas manos con fuerza y enarcaba el cuello.

Aquella primera penetracion, ahora que se habia cerrado y parte de sus musculos internos anales habia vuelto a su sitio, seria dolorosa, punzante y brutal. Era como empezar de cero, llendo de cabeza al fondo.
Si tenia pensado meterla entera en el de golpe a Kaoru podia darle algo. No estaba hecho para soportar el dolor, y aquello le iba a doler, aunque esperaba que la delicadeza de Hibari le permitiera seguir. No queria decepcionarlo, si hacia falta dejaria que le lastimara por complacerle, aguantaria el dolor hasta que su trasera cediera al miembro del mayor.

Entonces, se le ocurrio que si queria complacer a su lobo, este corderito haria algo por el. Solto una de sus manos del futón y le la llevo a su miembro, apretandolo y frotandolo. ¿Funcionaria contrastar el dolor con placer? Habia que probarlo....

-No te ... no te decepcionare Kyoya... -lo llamo por vez primera por su nombre, saboreando como sonaba, y le miro entreabriendo uno de sus ojos, escapandosele una pequeña lagrima que no pudo retener, cayendo sola.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 22, 2011 8:00 am

Sintió la tensión de su cuerpo ante el dolor, era algo con lo que estaba más familiarizado que con el placer como para no percibirlo, aunque Kaoru no tardo en hacerselo saber a través de su seductora voz, pero ya no iba a detenerse. Le había dado cuanta paciencia tenía, le habia entregado todo el cariño y la sutileza que pudiera tener un hombre como él y ahora, estaba a su límite como para detenerse y retroceder.

- Relajate, si te tensas te dolerá aún más- le indicó con ojos entrecerrados, siguiendo su avance en el con pequeños empujones suaves, era cuanto podia concederle ahora, el no clavarse en el de una y dejarse llevar por lo que le pedia su cuerpo desde hacia más de una hora, el hacerlo suyo con la violencia y la pasión que había sembrado en su interior-... Dijiste que habias hecho esto mas veces...- le recordó porque si realmente al otro no le gustara aquello no se habria acostado con cuatro tíos antes que él ¿no?... ¿O a pesar de sus esfuerzos estaba siendo demasiado brusco? Vio como el chico deslizaba su mano y comenzaba a masturbarse, observando ese rostro lloroso mientras le decía que no le decepcionaria. Por Dios que contenerse con semejante corderito a sus ojos era pedirle demasiado.

Aún asi esas lagrimas le hicieron detenerse y esperar un poco a que el interior del chico se acostumbrara a su extensión, aunque eso fuera casí una tortura para él que sentia esa deliciosa presión en su cargado miembro exigiendole movimiento, alivio, acercandose a su rostro lamio esas lágrimas y luego se detuvo en sus labios, besandolo con ardor, con necesidad, buscando algún alivio mientras esperaba a que su interior se fuera abriendo para él, aceptandolo.

Su mano sana retiró la del chico y se dedicó a masturbarlo él, a distraerlo de ese dolor con el placer que supuso sería mayor si era su tacto y no el de Kaoru el que recorriera su sexo.

- Arañame.. - le ordeno mirandolo a los ojos, cuando le dejo tomar algo de aire-... golpeame, muerdeme... haz lo que necesites para descargar la tensión, adelante... te quito.. cualquier restricción que te hubiera impuesto... solo dejate llevar, Kaoru... Entregate a mi... entregamelo todo...


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 22, 2011 9:43 pm

Al parar el avance en su interior, sintiendo como la polla del mayor permanecia en su interior a presion por su estrechez, notó como Hibari se acercaba a su rostro y lamia aquellas lagrimas que habian logrado escapar de sus ojos, besandolo a continuacion a Kaoru con pasion mientras parecia ir acostumbrandose el pelinaranja a aquel dolor, aquella presion que lo abrumaba e invadia... olvido de seguir masturbandose. Aquello no parecia servirle para mucho comparado con lo que Hibari le entregaba y ofrecia en aquel contacto, sus labios, su lengua... era su medicina.

Aparto la mano de su sexo al ser retirada por el mayor sin dificultad para, al igual que la otra mano que no recordaba cuando ni como habia soltado el futón, llevarla y agarrar sus hombros, sintiendo su piel ya no fria, sino calida como la del lobo que llevaba dentro de el, y esta vez sin cadenas que lo tubieran controlado.

Al oir que le ordenaba que lo arañara le miro, un tanto sorprendido, aunque claro, con el rostro de estar en las nubes, de estar como en un sueño o de drogado e ido de olla, como mas se prefiera, no se percibio. Sin embargo no rechazo la oferta, respiraba sonora, rapida y entrecortadamente cuando empujo hacia el, hacia abajo, al tener sus brazos rodeando sus costados bajos sus brazos y sostenian su fuertes hombros para acercarselo mas, presionando sus dedos como garras en su piel al sentir de nuevo el avance, penetrante y ya no tan dolorosa. La mano que mimaba su entrepierna, el fuerte olor de su carnivoro que tan cerca tenia al encajar su rostro entre el cuello y su hombro al acercarlo a el, el tocar su piel de aquella forma que penso que nunca nadie lo habia hecho, morder aquella zona intermedia en que tenia apollado su rostro... Todo lo distraia lo suficiente y mas como para que de aquella penetracion solo sintiera placer, jadeando al oido de Hibari cuando se quedaba sin aire para continuar desahogandose en su cuello...

-Ky...Kyoya, aaaah..... -jadeaba, sin parar de repetir aquel nombre que tan sabroso le parecia pronunciar.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Sáb Jul 23, 2011 12:18 am

Observó esa mirada sorprendida ante sus palabras, quizás no era muy normal lo que habia dicho, pero realmente deseaba sentirlo descargarse sobre él, sentirle devolver el dolor que involuntariamente le causaba y cuando lo rodeó con sus brazos y se ocultó en el hueco de su cuello, entrecerró los ojos al sentir su aliento allí.

Percibía su interior palpitante estrechar y ceder, estrechar y ceder alrededor de su sexo que se mantenia a la espera de seguir avanzando, aún le faltaba meter más de la mitad, pero seguía conteniendose, seguia masturbandole con intensidad a la espera de que se abriera para él, cosa que empezó a ocurrir cuando sus uñas le marcaron la espalda, haciendolo jadear y empujar un poco, al sentir esa débil mordida que solo le provocó más, era delicioso sentirlo así, las caricias le creaban una sensación demasiado extraña en el interior, pero aquellos roces, ese tenue dolor que lo encendia aún más.

- Aah, así.. muy bien...- jadeo ronco empujandose más en su interior, con la respiración acelerada por sus gemidos, por como le llamaba por su nombre de pila, algo que poquisimos hacian y le dio un último empujón fuerte deteniendose de nuevo-... ya... ya esta... ya estoy dentro de ti...- gimio quedo cerrando los ojos y apoyando su frente en la sien del otro. Su estrechez lo apretaba de forma intensa pero era... tan increible. Estar unido a otro era... exquisito. Su mano abandono el sexo del chico, para dejarle sentir su peso en él, acariciando sus muslos le hizo que lo rodeara con las piernas, sentia que su corazón latia con una fuerza inusitada, golpeaba su pecho casi como si quisiera pasarse al ajeno-... Voy.. a empezar a moverme, Kaoru...- le susurró al oido agarrandose de su hombro por la espalda y apoyando la otra mano en su cadera para poder impulsarse, comenzó a retirarse, pero solo un poco, un poco hacia atrás, un poco hacia delante, otro poco hacia atras.... por Dios que aquello era increible.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Sáb Jul 23, 2011 6:42 am

Oirle jadear y gemir de aquella forma queda tan cerca de el, sintiendo su aliento, su calor, su tacto, su olor, su palpitaciones en su interior... sentirlo a él, le enloquecia sobremanera. No soltaba al moreno ni a punta de pistola. Ya le costaba una barbaridad dejar su cuello para tomar aire o proferir un arrebatado gemido de su mas pronfundo ser como para soltarse de el, liberarlo de sus brazos.

Cuando Hibari le dijo que ya estaba dentro de el, jadeo entrecordamentemente intentando recuperarse de todo. Se senti extraño. No por la penetracion del moreno, sino por lo que sentia tanto su cuerpo como su corazon por aque chico. Lo habia hecho con otros pero ninguno era como esto, ni siquiera con su hermano que hasta por entonces era... FUE su favorito por su trato con el. Ahora Kaoru no tenia mas en mente que a Hibari, no tenia mas dentro que a él. Esta conexion fue lo que hizo que admitiera al final que se habia enamorado de su abuson, de aquel carnivoro tan insaciable que le habia tenido en su territorio para su satisfaccion y curiosidad... ¿Sentiria el lo mismo por el pelinaranja o tan solo era eso, su juguete?

Al empezar el chico a moverse de atras alante, de atras alante... sintio como el sexo del moreno le acariciaba internamente de una muy diferente pero placentera, como se agarraba a él de su hombro y cintura, y como el propio falo del gemelo era acariciado por el cuerpo del otro chico en cada movimiento con su vientre.

-Kyoya, no soy tan delilcado... -le gimio en un tono divertido, acercandose a su oido- ...castigame como.... ibas a hacerlo, deja-te llevar... Y, dame mas... -le dijo alzando sus caderas hacia el pese a que estaban uno sobre el otro, queriendo tenerlo mas pegado a el, que formaran uno solo aun mas si era posible, rodeandole con sus piernas desde el mismo momento en que le acaricio sus muslos.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Sáb Jul 23, 2011 7:18 am

Notaba la resistencia, la presión de ese ardiente interior sobre su polla dura como jamás la habia sentido. No estaba muy seguro de cuanto resistiria aquello, pero estaba claro que no pensaba correrse pronto como un crío, iba a disfrutar de aquello e iba a alargarlo cuanto pudiera, porque si algo le apetecía era poseer a Kaoru como un lobo, teniendolo de rodillas y el cubriendolo desde atras, en cuanto se pudiera mover con facilidad su intención era cambiar de postura.

Abrió los ojos sorprendido al oir ese tono de humor en el otro, mirandolo de soslayo cuando se acerco a su oido y le dejó sentir su aliento en el, erizando su piel y haciendole exhalar ronco ante sus peticiones. Loco, pequeño corderito loco.

- Si me dejara llevar del todo... te mataría, corderito...- le respondió enronquecido de excitación, pero ya que pedia castigo no se lo negaría, aquella calma y cuidado que estaba utilizando lo estaba matando así que volvió a apoderarse de sus manos para ponerselas por encima de la cabeza y aguantarlas con una sola mano, mirandolo depredador a media distancia pues iba a gozar de su rostro y de su voz libre de escondites.

Su mano libre se apoyó en la cadera ajena de nuevo para dejarlo firme en el futón y que no se moviera al empezar a salir y entrar de él, ahora con más fuerza, retirandose hasta casi salir y luego hundirse con ganas y profundamente en él, dejando salir roncos jadeos contra sus labios mientra lo poseia mirandolo a los ojos.

- No apartes... tu mirada de mi...- le ordenó con ojos entornados y depredadores, sin dejar de moverse dentro de él rozando su polla con su firme vientre en cada embestida.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Sáb Jul 23, 2011 9:08 am

Su peticion fue concedida. Hibari se deshizo de su agarre y le sujeto ambas manos por encima de su cabeza, siguiendo sujetandole de la cintura pegandole al futón. Ante lo que veia venir a continuacion, Kaoru respiraba aceleradamente, excitado y nervioso por el repentino cambio en la mirada del moreno. Por un momento se le cruzo por la cabeza que tal vez habria sido mejor no pedir aquello.
El chico retiro su polla del interior del pelinaranja de tiron sin llegar a sacarla para a continuacion meterla con fuerza, embistiendole, llegando a lo mas profundo de su corderito, el cual no callaba ni retenia jadeo, gemido ni grito alguno, importandole poco ser oido incluso desde casa, donde su hermano debia de estar esperandole preocupado, nervioso, celoso, enojado, deprimido o como quisiera que se encontrara. Kaoru no estaba como para pensar en su gemelo, ni tan siquiera para pensar tan siquiera ante tal doliente y penetrante placer. No paraba de mover su rostro de izquierda a derecha, sin poder ocultarlo bajo la mirada de su cazador, sonrojandose por ello.
Al ordenarle éste que no apartara la mirada de el, le sujeto la mirada, pero no aguantaba mucho tiempo antes de que una retrocediente sacudida en su interior seguido de una embestida lo penetrara de nuevo, escabando en su interior el tunel y camino perfecto para su latente miebro, consiguiendolo al final con todo el meneo que le metia a ese culito del pelinaranja.

Kaoru mantenia la boca mas tiempo abierta soltado sus gemidos y jadeos entre otros que cerrada para apretar los dientes. ¿No queria que se soltara? Ya lo hacia. A falta de su cuerpo al que agarrarse, clabar sus uñas y morder tan solo podia desahogarse mediante aquello.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Sáb Jul 23, 2011 11:26 am

Le gustaba ver esa mirada nerviosa en aquellos ojos ambarinos, porque no era un miedo como el que le ofrecia cada una de las personas que se cruzaban con él. Era un miedo que ocultaba deseo, una incertidumbre de saber de lo que era capaz pero aún así querer comprobar si con él podia ser distinto. Y lo era. Vaya si lo era. Su frialdad, su autocontrol, todo se iba a la mierda con aquel corderito anaranjado, cuya sumisión y obediencia no se debian solo al temor al castigo que podía recibir sino a la recompensa que obtenía al cumplir cada una de sus ordenes, al deseo de sentir su tacto, sus labios y piel... Él que odiaba cualquier sustancia que pudiera producir alguna alteración en él se habia hecho adicto a aquel crío, a su voz gimiente y su expresión de placer bajo su roce.

Se hundió una vez más en el y se detuvo un instante soltando su muñecas para estirar su mano y sacar de la pequeña mesita junto a su cama un juego de esposas. Era lo bueno de tener la misma habilidad que Alaude con las llamas, duplicación. El mayor ni sabia cuando le habia copiado las esposas.

Tomando de nuevo sus muñecas, las esposo a la pata de la mesita para tener ambas manos libres y volver a moverse dentro de él, ahora con más intensidad, mientras sus manos bajaban de sus brazos en una caricia a su cuello y su pecho. Tan hermoso, lo deseaba con tanta fuerza, habia logrado hacer que su interior ardiera con tal intensidad.

- ¿Arrepentido?- jadeo acariciando su nuca y dandole un apasionado beso mientras seguia profundizando en su interior, embistiendolo hasta dejarle el culo rojo por las palmadas de sus caderas contra sus blancas nalgas mientras su mano liberada le retorcia uno de esos duros pezones que tan alzados estaban ahora.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 24, 2011 1:06 am

La jadeante voz de Hibari sonaba hermosa y electrizante. No se habia fijado hasta ahora que tubiera una voz asi. Era alguien de pocas palabras y cuando lo hacia siempre era para ordenar a los demas y amenazar con morderlos antes de enzarzarse con el que fuera que le desobedeciera. Resultaba tan frio que esa voz te erizaba el cabello y hacia que te entrara un repentino miedo, y mas si esa la oias aparecer de pronto tras de ti. Pero ahora era diferente. Era una ritmica melodia que acompañaba a la voz de Kaoru que sonaba entrecortada a causa de las continuas embestidas

Cuando le solto las manos no hizo nada por moverse aun con el miembro de Hibari dentro de él mientras éste se estiraba a un lado y cogia unas esposas, que por cierto ¿que hacia el con unas esposas en su mesilla de noche? En fin, el tenia tambien sus cosas en la suya, asi que no dijo nada, aprovechando aquella pequeña pausa para recuperarse de aquel remolino de sensaciones que sentia en su interior para despues ser esposado a la pata de la mesilla.
Hibari por su parte parecia mas y mas motivado a seguir con aquell nueva posicion sobre el ahora que estaba mas libre, volviendo loco a su corderito que ya tenia una muy fina capa brillante y humeda de sudor bañando su cuerpo, al menos empezando a humedecer los cabellos de su frente y nuca, adhiriendose a su piel.

-Solo de... que te cues-te... tanto correrte .... -logro decir lujurioso y excitado tras aquel beso que le robo el aliento y en el que intercambiaro sus saliba mientras seguia dandole su racion de Hibari y manoseaba y retorcia uno de sus excitados y duros pezones, incitandole a ello, acercando su rostro para hacerse de sus labios como fuera.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Jul 24, 2011 2:24 am

Bueno, no era que no tuviera ganas de hacerlo, de correrse. Estaba realmente duro y el recorrer aquel estrecho interior que apretaba su polla realmente lo conducia embestida a embestida al extasis, pero no quería dejarse llevar del todo aún. Quería disfrutarlo, quería retener en su mente esa primera vez que tan satisfactoria estaba siendo para él, así que aunque le daba con ganas e intensidad, mantenía un punto de contención porque aunque Kaoru no lo supiera, para él aquel momento no era solo meterla y correrse, no era solo satisfacerse a si mismo, eso ya lo harían en la sala de Comité cuando tomarlo sería cuestión de poco menos de una hora. Allí tenían tiempo para explorarse, para sentirse. Tiempo para quedarse con el tacto de su piel húmeda contra la suya.

- No tengo prisa... - le respondió volviendose a hundir bien profundo, dejandole capturar sus labios, enredando su lengua con la de él, robandole el aliento, bebiendose sus gemidos. Su mano se deslizaba por su cuerpo ya húmedo gozando de sus formas y ya entraba con mucha mas facilidad dentro de él, ya no necesitaba tanta fuerza para abrir su interior, y por lo tanto dejo de sugetar su cadera, para rodearlo con sus brazos y moverse en el solo a base de sacudidas de su pelvis, estrechandolo y profundizando el beso hasta practimanente meterle la lengua hasta la campanilla.

Besarlo era lo que más revolucionaba su vientre, era casi como si pudiera acariciarle hasta el alma cuando se fundia con aquellos labios y siempre era casi una pelea consigo mismo el retirarse y dejarlo respirar, el centrar sus besos por su cuello y sus orejas, sintiendo como el chico jadeaba acelerado cada vez que le permitia respirar de nuevo.

- ¿Vas a correrte otra vez?- le pregunto sintiendo humedad contra su vientre mientras seguia moviendose a oleadas en el-...Si lo haces.. no creas que voy a parar....- le aseguró mordiendole el mentón-... Tendrás que ponerte duro otra vez.. y otra... hasta que yo me corra....- le aseguró dandole un embestida tan fuerte y profunda que lo hizo arquearse y gritar bajo él-...Es ahi...¿verdad?- dejó escapar una pequeña risa divertida cuando le golpeo con su polla en ese esponjo y escondido punto interior.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 24, 2011 6:06 am

Las manos de Hibari recorriendon su cuerpo, dibujando su figura, moldeando su resbaladizo y humedo cuerpo mientras ya entraba en el con mas facilidad, doliendole mucho menos cada embestida, embestidas que lo zarandeaban y empujaban hacia arriba. Al soltar sus caderas y rodearlo con sus brazos, voliendo a unir sus cuerpo, sentir la presion el el uno del otro, su peso, su respiracion, su calor, sus movimientos... Esto a Kaoru le hacia enloquecer todavia mas. Verse prohibido de tocarlo, sentirlo con sus manos, le resultaba una tortura, al igual que el tener separar sus humedos labios de los de Hibari para respirar jadeante tras tantos gemidos robados junto con su aliento en aquellos profundos besos. Aquella era la unica forma de poder tocarlo, saborearlo, soltar aquel revuelo de sensaciones que le producia el mayor y que no dejaba de sentir en su vientre.

Su polla volvia a ponerse firme, dura y palpitante. Era tan sensible en aquellas cosas...

Al final Hibari, mientras le hablaba, sin pausa ni descanso alguno en su placentera tarea, encontro el famoso punto G en lo mas profundo del chaval, quien se enarco tan salvanjemente y solto un grito mezcla de placer, sorpresa, dolor, y mas placer, un placer adictivo.
La pequeña risa del mayor lo sonrojo, notando como continuaba llegando hasta aquel punto. No sabia que era lo que tenia aquello pero deseaba que no parara, abriendo timidamente mas sus piernas, doblando sus piernas con las rodillas hacia arriba, con su cuerpo tenso bajo el cuerpo del mayor, gimiendo sin parar entre sus brazos, alzando su barbilla hacia el techo.

-Aaaaah... Kyoya, si-sigue... ahi, ahi... -le pedia gimiente, lujurioso, sin tardar mucho en empezar a correrse su polla entre el vientre de los dos muchachos.



avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Jul 24, 2011 7:10 am

Al parecer ese punto que sobre el que se había informado realmente producia un placer inmenso, pues Kaoru grito pidiendo más totalmente entregado, llenando su soliaria casa con esa voz que le erizaba la piel y le hacía complicado el dominarse y no dejarse llevar junto a él.

- Que ruidoso...- bromeo aunque realmente lo gozaba, disfrutaba de su voz. Posiblemente así fuera la única forma en la que a él le agradaban los gritos, y no ceso de hundirse en el, con fuerza, aún sabiendo que se correría de nuevo, pero no le importaba, no le iba a dejar desmayarse, si hacia falta le mordería de nuevo, le daría la adrenalina a su sangre necesaria para seguir despierto y entregandose a él, aún no deseaba detenerse, él tambien quería más, más de su voz, más de su piel, más de esas seductoras expresiones de gozo extremo que ahora adornaban esas mejillas rojas. ¿le avergonzaba ser tan lujurioso o quizas mostrarse así ante él? No le importaba, a él le gustaba ver ese color en sus mejillas, y seguiria ordenandole las cosas más pervertidas que se le ocurrieran para que siguiera sonrojandose ante él-...uff ufff... vuelves a .. cerrarte...- gimió ronco al sentir como se corria y su culo volvia a pulsar y a volverse estrecho así que salió de él para evitar que consiguiera que él tambien se fuera-... Eres un corderito pervertido... y con muy poco aguante- bromeo separandose de él, en su polla tenía un leve hilo de preseminal pues casi que se dejaba llegar por aquella deliciosa presión y descendió por el jadeante cuerpo del chico, lamiendo su salada piel para alcanzar esa polla que temblaba y dejaba salir aun un algunos golpes más de semen-...No vayas a dormirte ¿eh?.. o tendré que morderte aqui...- le advirtió pasando su lengua por su miembro y mostrandole los dientes, limpiando esa espesa sustancia, le encantaba ese sabor fuerte y comenzó a chuparsela otra vez hasta dejarlo completamente seco-... Todavia tengo que llenarte este culo de mi, marcarlo... como mio...- le aseguro acariciandole el trasero, metiendole un par de dedos en ese palpitante interior mientras seguia lamiendo ese cuerpo, la cara interna de sus muslos, sus pelotillas vaciadas-... ya que aseguraste ser mi único juguete, tendrás que cargar con eso, solo tú podrás satisfacerme y por lo tanto...- sus dedos siguieron en su interior, dentro, fuera, dentro, fuera para volver a darle holgura-... tendrás que aprender a resistir mi ritmo...- susurro alcanzando su labios y comiendole la boca, compartiendo con él ese fuerte sabor recien recogido-... Ahora corderito... - sus labios fueron a su oido y le dijo muy bajito y seductor-... voy a follarte como follan los lobos..- le aseguró dandole la vuelta, le obligo a ponerse en cuantro y lo cubrio con su cuerpo, metiendose en él de una, cerrando los ojos al gozarlo como nunca.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 24, 2011 9:17 pm

Kaoru se dejo hundir el el futón, jadeante y excitado, aun con el placer en el cuerpo, al sacar el moreno la polla de el. El motivo por el que lo hiciera poco le importo, pues aun sin poder usar sus encadenadas manos que tenia por encima de su cabeza, se sentia igual que lo que le habia dicho a Hibari que era, un juguete. Su juguete.
Su piel se estremecio al recorrer el mayor su cuerpo con su inquieta y curiosa lengua que no paraba saborearlo, volviendo de nuebo al falo del pelinaranja. Éste levanto la cabeza como pudo para ver al moreno alli abajo, viendo su rebuelto cabello y de vez en cuando su rostro en el que se veia claramente que el chico lo disfrutaba, lo pasaba bien y lo gozaba con todo aquello, dejandole la polla relucientemente limpia.

Sentia palpitar su propio trasero mientras le hacia dedos nuevamente, lamiendole sin parar su falo y zonas cercanas. Era insaciable el condenado... Compartieron el el profundizado beso el semen del pilinaranja, bebiendolo ambos con la misma pasion con la que sus lenguas se rozaban , se acariciaban y penetraban imbasoras en la boca agena, bebiendose el alma del otro. Al soltarse como de costumbre por fuerza de voluntad del moreno, este se dirigio a su oido seductor para despues, de un movimiento rudo pero agil le dio la vuelta y lo puso a su mercez a cuatro patas. La penetracion del chico resulto brutal, mortal, pero tambien sobrosa. En aquella primera embestida penso que sus brazos flaquearian, pero resistio, bajando el rostro mientras seguia una y otra, y otra vez embistiendole sin cesar, sin descanso, metiendo Kaoru su cabeza entre sus brazos, con los ojos entrecerrados, viendo como su polla se se balanceaba atras y alante, recto y firme, pudiendo ver las piernas de su lobo tras el, con las suyas. Su boca no dejaba de proferir los sonidos que aquello le producia, inundando aquella habitacion, su mundo, con su voz, uniendose a la del moreno.

-Aaah-aaaah.... Kyoya... -que iba a decirle, ¿que le dolia?¿que fuera mas despacio?¿que queria mas? Era todo muy contradictorio. Cerro los ojos con fuerza sintiendo arder su vientre, estremeciendose su piel. -Comeme, hazme tuyo y... solo tuyo... -le pidio gimiente, siendo agitado en cada una de las embestidas hacia atras y hacia delante, continuamente.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Jul 25, 2011 2:24 am

En esa primera embestida se clavo bien al fondo, dejando escapar un jadeo fuerte de placer al sentir ese trasero palpitar furioso contra su polla por la invasión despues de haber intentado cerrarse de nuevo por el último orgasmo. Sin embargo no tardó demasiado en empezar a moverse, su miembro seguia húmedo de las anteriores veces y y Kaoru seguia receptivo, a pesar de que cuando comenzó a metersela y sacarsela con fuerza su voz tuvo unos momentos que manifesto dolor aunque como no lo decía claramente, sino que tambien tenía un tinte gimiente no estaba seguro de si era un dolor soportable o no.

Su manos se deslizo por un costado para masturbarlo un poco mientras seguia moviendose dentro y fuera de él, para asegurarse de darle un placer que contrarrestara el dolor y seguir oyendole gozar con lo que le hacía, lamiendo la linea de su espalda brillante de transpiracion y comenzando a llenar el cuarto con sus jadeos roncos, los gemidos de Kaoru y el sonido de las palmadas de sus caderas contras las enrojecidas nalgas del corderito, el cual se movia adelante y atrás confirme se la clavaba.

Era sin duda increible el placer que podia llegar a sentir haciendo aquello, ya no le quedaban fuerzas para seguir con los juegos, estaba tan duro e hinchado que detenerse ya era imposible pues su sexo pulsaba furioso deseando descargarse, llenar ese interior caliente que tan bien le habia acogido y se sentia abrir y cerrar con cada avance y retroceso.

Le encantaba ver a Kaoru asi, de rodillas, bajo él, pero echaba de menos poder ver su expresión máxime cuando le oyo pedirle que lo devorara y lo hiciera solo suyo, así que pensó que compraría un espejo para que pudieran verse mientras lo hacían, pues habia decidido que aquella no iba a ser la última vez que ese chiquillo viniera a su casa, poder estar desnudo sobre él era demasiado bueno para limitar los juegos a esos polvos rápidos que podian echar en su sala, aunque Kaoru no tenía ni idea de las barreras que había roto haciendo que lo besara, que lo follara... Ahora no solo le esperaría en la sala del Comité, si le apetecía probar de él, lo buscaría allí donde estuviera en el instituto. Toda la escuela era su patio de recreo particular.

Su mano comenzo a masturbarlo furiosamente pues comenzaba a sentir un ardiente calor en el vientre, su respiración irregular dejaba escapar unos gemidos roncos cada vez que se hundia en él, casi salvajemente, estaba cerca, estaba muy cerca.

- Kaoru.. mmh... correte de nuevo...- le ordenó entre jadeo, hundiendose en el sin descanso, una y otra vez, buscando golpearlo en el punto justo para llevarlo a un nuevo orgasmo antes de que acabara llenandolo de su esencia, queria sentir de nuevo esa presión ahogar su polla y se la casco a base de bien, casí como si estuviera ordeñandolo al mover su mano por esa pendulante polla que apuntaba al futón hasta que sintió como palpitaba y el chico empezaba a gritar y gritar y a apretarle-...Ah, sii... asi, Kaoru..- gimió su nombre de forma ronca cuando al sintir ese chorro de simiente en su mano su recto se cerro palpitando en torno a el, asi que se hundió una ultima vez hasta el fondo, moviendo las caderas solo mientras se dejaba caer sobre el y lo aplastaba contra el futon, dandole unos últimos caderazos antes de sentir una explosión de placer que le hizo llenar ese estrecho interior con su esencia y girandole el rostro a Kaoru, acallo el gemido de extasis que amenazo su garganta dandole un apasionado, hambriento y jadeante beso.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 25, 2011 6:23 am

Embestida a embestida, gemido a gemido, frotada a frotada, placer tras placer, Kaoru sacaba fuerzas de aquel extasis que lo envolvia, obligandose a permanecer alli a cuatro patas a pesar de que sus brazos amenazaban temblorosamente con derrumbarse. Aun asi mantubo la postura para aquel lobo que lo masturbaba descontroladamente sintiendo arder su sexo mientras volvia a profundizar en él, haciendole enarcar el cuello, alzar el rostro y la cabeza, pegando esta a su nuca cuando le ordeno que volviera a correrse.

Hibari apremio el movimiento de su mano, apretandola y masturbandole endemoniadamente fuera de control. Si queria algo lo acababa logrando de la manera que fuera, ya sea por obediencia hacia el o por la fuerza, y muchas veces eran por la fuerza. Kaoru no dejaba de gritar una y otra vez a cada cascada y frotada de la mano del moreno en su polla, la cual acabo humedeciendo la mano del chico volviendo a cerrarse mientras se corria. El moreno gemio de forma ronca su nombre, satisfecho de que volviera a estrecharse su trasero con la polla de este en su interior, apretandosela, presionandosela entre sus carnes palpitantes. Al dejar de masturbarlo, cubriendo el cuerpo del pelinaranja con el suyo, los brazos de Hikaru no resistieron. Acabo dejando caer su pecho y su cuerpo sobre el futón, bajo la presion del moreno que seguia dandole, para en una de aquellas sacudidas sentir algo calido bañar su interior, llenandolo por dentro y haciendole gemir de placer, sintiendo mas calido su interior. Un calor extra lo quemaba por dentro. Sin embargo no tardo mucho en que Hibari callara su gemido comiendole la boca sin vergüenza, sin miedo, sin controlarse, sin arrepentimiento, sin... sin nada de eso. Eso no existia entre ellos. El beso fue, a pesar de su jadeante respiracion, el mas largo que habian tenido, separandose escasos segundos en el que cogian una rapida bocanada paar continuar.

El rostro y cuerpo de Hibari tambien se encontraba impregnado de sudor, pegandosele el cabello a la frente y cuello. La pequeña habitacion habia adquirido tal temperatura que ya no eran tan solo ellos los que estaban calidamente ardiendo de calor, sino que el aire que los rodeaba, impregnado por el olor de ellos, estaba cargado de calor, un calor que era visiblemente contrastable al mirar la ventana que daba al balcon, la cual tenia el cristal una fina capa de baho que impedia ver nada, aunque con la oscuridad no habia nada que mirar...


Última edición por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 25, 2011 9:18 pm, editado 1 vez
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Jul 25, 2011 10:55 am

Todo su cuerpo se estremecía entregado a ese desconocido placer. Si había gozado cuando tuvo a Kaoru entre sus piernas chupandosela en la sala del comité ni de lejos se hubiera imaginado que poseerlo pudiera ser tres o cuatro veces más intenso. Quizás porque en la sala no se habia contenido tanto por culpa del escaso tiempo.

Lo beso hasta que le ardieron los pulmones, por lo que deslizo su lengua por el cuello del chico para dejarlo respirar antes de ahogarlo, con los ojos cerrados y aún sintiendo los últimos coletazos del orgasmo, aún en aquel interior cerrado y completamente lleno de él. Ahora era completamente suyo, ahora... si que mataría al que se atreviera a tocarlo, fuera quien fuera.

Lamió esa marca rojiza que aún tenía en su cuello, la de sus dientes, la que le hiciera por haberse atrevido a tocarlo sin su permiso. ¿Quién le hubiera dicho que solo unas horas despues volvería a marcarlo de una manera bien distinta?

Su mano dibujo todo el contorno de ese pequeño cuerpo bajo y se deslizó a un lado para liberarlo de su cuerpo, saliendo de él despacio y luego abriendo los ojos alzó la mirada hasta sus muñecas, las cuales tambien habían sido marcadas por el roce de las esposas antes los movimientos fruto de su pasión. Realmente si aquel pequeño corderito sobrevivia un mes a él, tendría que buscarle un nuevo apodo.

- Tendrás que quedarte, no me apetece conducir hasta tu casa- le dejó claro aunque era su forma de decir que no le apetecía dejarlo ir esa noche. Se movió para liberar sus muñecas con las llaves y devolverlas al cajón, retirando el cobertor del futón que tendría que echar a lavar al día siguiente por aquella sesión de sexo, se alzó y ando desnudo hasta la ventana abriendola para que refrescara el sofocante ambiente, dejando las cortinas bien echadas antes de regresar a al futón, viendo que el chico ya habia perdido la consciencia por agotamiento-. Mi "único juguete" ¿eh?- susurró mirandolo desde arriba agachandose para alzarlo y meterlo con cuidado con él en el futón, cubriendolos a ambos con la sábana, dejándo la espalda del chico contra su pecho y comprobando lo perfectamente que se acoplaba a su cuerpo-... Tendré que tener cuidado de no romperte entonces...- añadio besandole el hombro y luego lamiendo sus enrojecidas muñecas, antes de acomodar su cabeza en el hueco entre el cuello y la cabeza del chico, estrechandolo entre sus brazos.

Apenas se había quedado dormido cuando escuchó los pasos de Alaude en el pasillo, y miró la hora, sonriendo apenas. Demasiado temprano para que le hubiera hecho caso, así que negó levemente y volvió a su confortable postura para seguir durmiendo. Ya le sonsacaría que habia estado haciendo esa noche.


Spoiler:
Seguimos con la mañana siguiente ¿ok? Que quiero que Kaoru conozca a Alaude ^^


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 25, 2011 9:54 pm

Sin moverse pero tampoco sin salir de él, Hibari lamio la huella de aquel mordisco que le habia clabado en su cuello como castigo por tocarlo. El cuerpo de Kaoru, que a no daba mucho mas de sí, temblaba ligeramente, agotado. Tan pronto habia habia sacado fuerzas de aquel extasis las acababa de perder de golpe. Se sentia pesado, completo, cansado, satisfecho...

Al salir de su interior su cuerpo se relajo completamente, echando fuera de su organismo, sobre el futon, parte del semen del moreno. Éste libero sus doloridas muñecas de las esposas tras decirle que se quedaria esta noche alli. Fue entonces, cuando ya totalmente agotado, cerro sus ojos quedandose dormido por la perdida de conciencia. Aquellas palabras fueron como las palabras magicas de un hechizo de sueño. El pelinaranja, al oir que no volveria a casa no se obligo mas a mantenerse consciente a la fuerza, desconectando de golpe de todo lo que le rodeara...

A la mañana siguiente, acostumbrado a dormir con su hermano no le parecio extraño notar a su lado, frente a el, otro cerpo. Durante la noche al parecer, al bajar en el la temperatura y no ser tapado mas que por la sabanas y el brazo que lo habia estrechado a el, se habia dado media vuelta, pegando sus brazos a su pecho, hundiendose en el torso del moreno, teniendo este su barbilla sobre su corderito, aun con el brazo sobre el. No lo soltaba ni dormido.
Abrio torpe y perezosamente los ojos sin moverse lo mas minimo. No sabia si Hibari se habia despertado siquiera, pero queria permanecer asi un rato mas, teniendole tan cerca rodeandole, ollendo su acompasada respiracion, ver y sentir como inchaba levemente su pecho en cada una de éstas, oler su fragancia personal...

No todo duraba eternamente, y sabia que en algun momento el despertaria si el no lo estaba ya, saldrian de la cama, se prepararia y... ¿y que? ¿Caminaria tan campante por aquella casa agena?, ¿desayunaria como si nada junto con los padres de Hibari? ¿Que uniforme se pondria? De seguro que iria tarde aquel dia si tenia que regresar a casa, recoger sus cosas y dirigirse al colegio. Valla, tan temprano, tan perfecto todo y le agobiaban tantas cosas insignificantes. Alzo el rostro, escalando su cuerpo hasta el de su adormilado lobo y, sin aprender la leccion pese a que ayer le mordio por ello, se acaricio con la llema de sus dedos la mejilla, dibujando sus labios levemente abiertos con una calida pequeña sonrisa. Hibari cambiaba enormemente de cuando dormia a cuando estaba despierto.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solos en casa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.