Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

La sala del Comité de Disciplina

 :: Ciudad :: Campus :: Escuela

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Jul 17, 2011 4:16 am

No aguantó demasido, pues era la primera vez que alguien le hacia algo así. La sensación de esa ardiente boca chupando su miembro habia acabando por hacer que su vientre se revolucionara y acabara derramandose en la boca del chico con un jadeo ronco y apenas audible, cerrando un ojo y con la respiración apenas alterada, pero por dentro... su sangre hervia revolucionada y pulsante. La mano sobre la cabeza del chico se cerró en sus cabellos, dejandolo ahi hasta que se tragara todo, luego soltandolo cuando sintió que queria alzar la cabeza, mirandolo, quería ver su expresión despues de hacerle eso, de tener su esencia en su boca pero entonces escuchó la puerta abrirse tras un par de toques y su mirada se afilo destilando un frio enfado. ¿Donde se suponía que estaban sus malditos perros? Se suponía que no debían permitir que nadie accediera a aquel pasillo durante su almuerzo. Malditos inútiles.

Reconoció los golpes en la puerta capaces de abrirla sin esperar a que él diera paso, así que agarró a Kaoru metiendolo bajo el hueco del escritorio. Si lo pillaban ahí expulsarian al chico, a él como mucho le caia una reprimenda.

Con agilidad usó el paño que envolvia el bento que había tomado para colocarlo sobre la mesa, tapando las manchas de la mesa y colocando la caja encima de las humedades que aparecieron.

- Buenas tardes, Director ¿puedo saber que le trae hasta aqui en mi hora del almuerzo?- preguntó dejandole sentir su irritación.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 17, 2011 7:16 am

Kaoru quedo sentado bajo el hueco de la mesa en una posicion incomoda, abrazandose a sus pieras con el rostro entre estas para entrar. Respiraba por la boca lentamente, aguantando la respiracion para tener que volver a tener que echar y coger aire. Notaba una pesada y latente tension y nerviosismo en si. Ser descubierto por el director en aquellas circunstanceas significaba muy seguramente la expulsion, aunque dudaba que el moreno pasara por lo mismo por lo beneficioso que resultaba para el colegio...

-Si Hibari, venia solo para pedirte quetengas un ojo puesto en uno de los gemelos Itachin de segundo curso. A Kaoru. Se le ve muy raro estos dos dias. Los profesores no paran de decirme que cada vez que regresa del recreo o algun descanso tiene nuevas marcas, esta mas encerrado en si mismo y hace captar la atencion de sus compañeros, distrallendoles -le dijo quedandose de cara a la mesa pero parandose antes de llegar a los sofas. El tono irritado de Hibari le intimidaba incluso a el, o al menos le imponia cierto respeto.

Aquello Kaoru no se lo esperaba, pero que el director fuera a donde Hibari para pedirle que hiciera aquella tarea tenia su gracia....

-Bien, pues solo era eso. Te dejo comer tranquilo -dijo dandose la vuelta. Salio de la sala y cerro la puerta tras el.

Si se habia fijado en la ropa no habia mencionado nada. Tal vez hubiera pensado que era de el moreno, que se habria cambiado por alguna pelea o lo que fuera. El segundo bento, el de Kaoru estaba oculto entre la ropa y la bolsa con el segundo disfraz. Aquello habria podido dar que pensar, pues los calzones del gemelo se encontraban entre la ropa.

-¿Se fue ya? -pregunto Kaoru casi en un hilo de voz asomandose por debajo de la mesa entre las piernas de Hibari. Aquella interrupcion le habia cortado un poco el rollo, pero salir de debajo de la mesa, entre las piernas del moreno le hacia recordar a un conejo saliendo de su madriguera. Una madriguera que daba a la boca del lobo. -Estubo cerca... -solto susurrante en un suspiro, soltando toda la tension acumulada en esos momentos...
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Jul 18, 2011 12:20 am

"Échale un ojo a alguien" solia significar para Kyoya corregir una conducta indebida mediante una paliza y un par de amenazas, pero que precisamente le pidiera que controlara a Kaoru siendo él el responsable de esa conducta no estaba exento de gracia.

- Veré que puedo hacer- fue toda su respuesta antes de que él adulto se marchara, dejando la sala en un tenso silencio mientras él meditaba quién iba a pagar por aquello. Primero le daría una paliza a sus perros, por dejar pasar al director y por no darle un toque avisandole que se dirigia allí, segundo tendría que darle un correctivo a esa panda de mirones que se atrevia a distraerse en clase y tercero...

Descendió la mirada a ver esa cabecita que se asomó entre sus piernas, asustada y aliviada de no haber sido atrapada in fraganti. ¿Qué haría con él?

Lo observó largamente, la hinchada mordida en su cuello, las marcas de sus besos... le gustaba hacerle esas marcas, que todos vieran que tenía dueño pero si no le ponía un collar con su nombre las especulaciones sobre su nuevo amo llenarían el instituto de rumores y perturbaría la paz que él habia creado.

- Estas creando problemas...- dijo con tranquilidad, llevando su mano a aquel rostro y dibujandolo, podria buscar una cabeza de turco... y entregarle un informe al director sobre que el estado de aislamiento del chico se debía a la ausencia de su gemelo... o.. podria ponerle su nombre y cortar los rumores, nadie se atreveria a decir nada más si sabian que era su mascota, sus dedos descendieron por su cuello. Difícil decisión- ... tendré que darte un castigo.

Desvió su vista a uno de sus cajones, y sacó una seríe de expedientes. Eran de chicos a los que les debía una buena pero por su popularidad tocarlos le era complicado. Alzó a Kaour sentandoselo como una damisela en su regazo, mientras pasaba hojas hasta alcanzar un expediente que hacía tiempo le quemaba en el cajón.

- Mañana, durante el recreo no vendrás aqui...- le indicó tomando la foto del capitán del equipo de kendo y mostrandosela-. Buscarás a este chico y le harás lo que me has hecho hoy a mi... en los vestuarios del gimnasio...
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 18, 2011 4:42 am

Abrio los ojos asombrado y nervioso, viendose nuevamente acorralado y sin escapatoria, por sus palabras hacia el mientras dibujaba su rostro con su mano, pasandola por su cuello. Volver a oir que iba a ser castigado le hizo bajar la mirada a un lado, recordando el mordisco recivido por el mayor. Otro castigo como aquel por parte de este le dejaria otra notable marca en su blanca, suave y fina piel. ¿Seria capaz de volver a hacerlo ahora?

Noto como Hibari lo levantaba, sin dificultad alguna, y lo sentaba de lado sobre sus piernas como a una damisela. Kaoru no oponia mucha resistencia a nada, al menos no con Hibari, quien dejaba que lo manejara como quisiera. Al fin y al cabo le gustaba estar cerca de el sin nada que hacer mas que recostarse en el como ahora, inclinado un poco sobre el de costado con las manos estirando de su corta falda hacia abajo para que no se le viera nada.
Cuando Hibari comenzo a ver los expedientes, mirandolos Kaoru por encima, se dio cuenta de que esos tipos era en su mayoria de los mas conocidos del colegio. Capitanes de equipos, delegados de clase, representantes escolares, estudiantes de alguna familia importante... Al escuchar denuevo hablar al moreno, escuchando aquella primicia no supo si alegrarse, sintiendose libre, o sentirse abandonado y nuevamente solo por la ausencia de su gemelo. Por esa razon, sin saber muy bien que era lo que sentia, entrecerro un poco, pero al proseguir Hibari, enseñando la fotografia del capitan del equipo de kendo, abrio los ojos de par en par, dirigiendo su mirada sorprendido hacia aquellos grisaceos ojos afilados, frios y calculadores.

-Lo mismo... Hibari-san, n-no se si podre hacerlo... -confeso viendo aquellos ojos tan de cerca, sintiendose pequeño e indefenso. Llevarle la contraria en aquella situacion era preferible que fracasar. ¿O seria lo mismo? -Esque... esque yo... -repitio sin saber como seguir, manteniendo la vista en esos grisaceos ojos que aunque le intimidaban, notaba como lo absorvian. Lo que le estaba pidiendo era algo que le era imposible. El no era el tipo de personas que se tiraba encima de alguien, lo acorralaba y jugaba con el. El mas bien era la persona que esperaba que le invitaran a jugar, y si eso... participaba tambien en el juego. Lo que le pedia hacer era lo que solia hacer y hace su hermano....

Capitan de Kendo (3º curso)
Spoiler:


Última edición por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 18, 2011 6:46 pm, editado 2 veces
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Jul 18, 2011 2:38 pm

Le vió abrir los ojos sorprendido y tartamudear, así que le colocó un dedo en los labios para que no siguiera hablando. Que le replicara no le habia producido esa ira que normalmente solia producirle no ser inmediatamente obedecido porque formular aquel pedido le habia retorcido el estómago sin comprenderlo. Estaba casi convencido de que si Kaoru (pusiste Hikaru en todo el post y ese no es mi corderito) hubiese mirado la foto con deseo y aceptado sin quejas le habría cruzado la cara de una sola bofetada.

- Me da igual como lo hagas, la excusa que uses...- dijo dibujando de nuevo esos labios con sus dedos, mirandolo fijamente a los ojos, por él como si lo citaba como tantas chicas hacian para confesarle sus sentimientos y allí se le tiraba encima, aunque estaba seguro que ni siquiera tendria que hacer eso, su mano derecha ya le habia avisado que había muchos chicos detras de Kaoru, que le hiciera lo que quisiera hacerle y se deshiciera de él rápido porque le traería problemas. Aunque no entendía muy bien a que se referia Kusakabe con eso ¿Qué temía?¿Qué desarrollara algún tipo de sentimiento amoroso hacia aquel herbívoro que pasaba de mano en mano? Nah, seguro que no podia querer decir eso, porque entonces obviamente no lo conocía- ...pero mañana estarás en ese vestuario con él- le sentenció muy claramente tomandolo del mentón lo acercó y lamio de la comisura de su labio los restos de su propia esencia ya secos, alargando esa caricia hasta su oido-. Ahora quiero que dejes este lugar limpio y recogido y que no olvides... a quien le perteneces- añadió eso último pues aunque le hubiera dado aquella orden no lo estaba regalando ni mucho menos. Iba a descargarse a gusto con ese chico, e iba a darle bien si cuando llegara realmente tenia a Kaoru arrodillado entre sus piernas.


~ Fin del Post~


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 28, 2011 11:10 am

SIGUIENTE DIA...


Ambos llegaron en la moto hasta el parking de la escuela, donde Hibari tenia un pequeño sitio para su vehiculo. Era el unico que venia en moto, mientras que el resto venia a pie, en bici o en su patinetes. Vamos, que tenia sus privilegios por tan buen servicio al colegio. Parking, permiso de ausencia a las clases, una sala en la que pasar todo el dia si queria, siempre estaba libre de castigo o culpa... y sin embargo, tan solo estaba rodeado por sus subordinados, esos que le obedecian por miedo y a la vez admiracion, pues Hibari era uno o dos años menores que ellos. Aun asi, uno de esos subordinados le era totalmente fiel.

No muchos se fijaron de que el gemelo vino con Hibari, estaban demasiado ocupado todo el mundo reencontrandose con sus compañeros y amigos, hablando animadamente pese a ser por la mañana y poco a poco iban entrando para ir a sus clases.
Kaoru, una vez aparco Hibari la moto, se bajo y se quito el casco, dejandolo sobre los bentos, lo cuales dejo sobre el asiento. Se sentia extraño ante tanto cambio. Pasar la noche con Kyoya, desayunar con el, que lo llevara a casa, al colegio... Se tomaba demasiadas molestias por él, pero sabia que lo hacia por la simple razon de tenerle en el almuerzo, pues, a la hora de comer debia hacer la tarea que le encomendo el moreno.

Se despidio de el dejandole los bentos para que los llevara a la sala del comite o donde quisiera. Entro en clase y alli se sento en su sitio junto a la ventana, comenzando su querida clase de literatura, clase en la que el novelista Ihara Saikaku fue elegido como persona a ver y comentar, dando a concer las novelas en las que contaba las aventuras y amorios de la clase mercantil con prostitutas. ¡Vamos, lo que le faltaba!
Las miradas de los compañeros sobre el muchacho no cesaron, pero tampoco aumentaron. Las muñequeras les heran sospechosas pero nadie supuso nada extraño puesto que eran las del equipo de baloncesto, y sabiendo que él estaba en el equipo lo pasaron por alto.

Paso la primera hora para luego llegar siguiente hora y la siguiente, acercandose sin poder evitarlo, la pausa del almuerzo. No es que no quisiera que llegara, todo lo contrario, pero, las palabras de Alaude de no tener que obedecer a todo lo pedido, o mejor dicho, a todo lo ordenado por el moreno, le removia la conciencia, pensando entonces a lo que le pidio hacer en el recreo con el capitan de kendo. Y pensar que habia pasado por su lado sin mirarle el gemelo a este tan siquiera... No, no queria hacer nada de eso. Se comia una y otra vez la cabeza, agarrando con fuerza por la frustracion el lapiz, dandole un aspecto de profunda concentracion y nerviosismo frente aquella hoja llena de problemas motematicos a la que tan poca atencion prestaba y tan dificil le parecia de completar....
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 28, 2011 2:59 pm

Para tener luego una posible bronca con su padre por las marcas de Kaoru estaba de notable buen humor. Se sentia bastante relajado y hasta fue a un par de clases más que a las de costumbre para poder darle a Kusakabe parte de los bentos que su padre habia preparado, pues con una caja para él y otra para Kaoru tenían más que suficiente y sería una pena tirar el resto, además sabia que al grupo le gustaba la comida de su padre, la habian probado sobre todo en las semanas culturales cuando los familiares de los estudiantes echaban una mano en los festivales y los puestos.

Pasó una mañana muy tranquila, no agredió a nadie, ni mando agredir a nadie, se dedicó a sus cosas de papeleo y a la hora del recreo estaba en su butaca revisando los partes de faltas del mes mientras esperaba la visita de Kaoru pero este no aparecía. Un minuto, dos... cinco.. diez...

Su buen humor se fue agriando por momentos y cuando ya estaba dispuesto a ir a buscar al chico para castigarlo por su retraso, abrió el cajón para guardar los partes y entonces vió en el el expediente del que el día anterior habian estado hablado.

- No puede ser....- susurró abriendo los ojos. No. No habria sido capaz de... esa orden ya no era válida..

Se levantó corriendo y salió del despacho, cuando Kusakabe lo vió correr por los pasillos se extraño de ver a su líder tan aparentemente alterado así que lo siguió por si necesitaba ayuda, pero le fue imposible seguir su ritmo.

Kyoya entró en el gimnasio del colegió hecho un basilisco y prácticamente arrancó la puerta del vestuario de quicio para encontrar lo que esperaba. A Yamamoto intentando obtener más de lo que Kaoru estaba dispuesto a darle. Kyoya se había retrasado y por lo tanto el alto moreno tenía al pelinaranja contra la pared, con la rodilla entre sus piernas y Kyoya no vio nada más porque los celos velaron sus ojos de un manto rojo y montó sus tonfas agarrando al capitán de kendo del hombro lo estrelló contra la pared contraria de un empujón, ignorando ese "¿Qué coño te pasa? Fue él el que me trajo aquí" que intentó justificar sus acciones.

- Voy a morderte hasta la muerte- le aseguró tirandose contra el y abriendo tal tajo en la pared que si no llega el chico a esquivarlo le abria cortado la cabeza. El otro huyó hacia el gimnasio en busca de una espada con la que defenderse, Kyoya quería sangre y esta vez iba a ser muy dificil que no matara a su adversario.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 28, 2011 8:25 pm

Una y otra vez daba vueltas al asunto. Ir, no ir, ir, no ir....Sono el timbre que ponia fin a las clases y a Kaoru le recorrio un repentino escalofrio por todo el cuerpo. La hora habia llegado.

Salio de clase sin entusiasmo alguno de pisar el recreo despues de estos dias llendo directamente al comité. Mas que nunca preferia que aquel moreno lo obligara hacer lo que fuera, sentarse sobre sus piernas como todas las mañanas hasta ahora y alimentarlo.
Pero nada de eso. Espero en las escaleras a que el capitan bajara junto a un compañero, bajito y castaños pese a ser de su misma edad.

Haciendo acopio de voluntad se presento frente a los dos con una perfecta y fingida sonrisa. Fueron hablando hasta llegas al ultimo piso y alli el amigo del capitan de kendo, algo incomodo por como se arrimaba Kaoru a este ultimo, se marcho. El moreno no le dio importancia, por lo que siguieron andando, guiandole Kaoru hacia el bestuario sin mucha excusa, dejandose el otro arrastrar.

Aquello le quemaba por dentro. Tan solo esperaba que Kyoya viniera enseguida.

Los minutos pasaban y aquello iba avanzando sin que todabia apareciera el lobo del colegio. Kaoru empezo a ponerse nervioso, paralizandose ante el retraso y avance de ambos chicos. Se sentio por unos instantes sucio, un juguete.
El capitan le pego la espalda a la pared, alzando a cada uno de sus lados, levemente, sus brazos, pegandolos tambien a la pared. Su corazon latia rapidamente y con fuerta. Bum-bum, bum-bum, bum-bum.... El roce de la pierna agena entre las suyas no lo sonrojo de placer, sino de vergüenza. Agito el gacho rostro sin esperanza de que viniera Hibari ya, apretando ojos y dientes, viendose y sintiendose bulnerable.

Un ensordecedor golpe sonó en el vestuario e instantes después la presion y cercania del capitan desaparecio, escuchando la reprochadora justificacion. Kaoru siguio pegado a la pared, viendo con ojos vidriosos a Hibari hecho una furio antre el y el capitan, lanzandose sobre este segundo, quien salio del vestuario a todo correr en busca de alguna de las espadas que alli usaba. Hibari parecia no quitarle la vista de encima (al capitan), iluminados sus ojos de una forma que nunca habia llegado a ver nunca el pelinaranja.

Sus piernas, sin la sujección ni presion contra la pared, no aguantaron su asustada persona. Su espalda fue resbalando por la pared hasta quedar sentado con ambas rodillas semi pegadas a su pecho, viendo como Hibari marchaba tras el capitan, quedandose solo en el vestuario, antes de esconder su rostro entre estas tras cruzar y apoyar sus brazos sobre sus rodillas, dejando escapar lagrimas en un mudo sollozo, reprimiendolo. Solo lagrimas.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 29, 2011 1:57 am

Matarlo, era en lo único que podia pensar. No en disfrutar del enfentramiento, en demostrar que era el más fuerte del instituto, solo quería molerlo a golpes, arrancarle esas sucias manos que se habia atrevido a tocar lo que era suyo.

Le daba igual si había sido el mismo el que había enviado a Kaoru allí, si el chico habia sido quien le había dado pie al otro a pensar que podía tocarlo. Que nadie supiera que el corderito pertenecía al lobo más peligroso del instituto. Todo le daba igual, solo quería reducir a aquel tio a polvo.

Un estruendoso sonido retumbó en todo el recinto cuando las tonfas de Kyoya se estrellaron contra la espada de madera del chico, crujiendo y haciendo temblar los brazos ajenos, intentó de nuevo razonar con él, pero en sus oidos solo oia el retumbar de su propio corazón furioso.

Lo sometio a un acoso de ataques que el otro no podia más que desviar, con la espada, pues sentía que los brazos se le iban entumeciendo solo de las vibraciones que la potencia usada por el otro le daba a la madera, aún así era bueno, de no serlo no habria llamado nunca la atención de Kyoya aunque eso ya diera lo mismo.

El sonido incesante de madera con metal siguió llenando furioso el recintó durante varios minutos hasta que por fin la espada se partió y Kyoya derribó al otro, colocandole un pie en el cuello dispuesto a romperselo.

Fue entonces cuando Kusakabe llegó y gritó su nombre pero Kyoya ni lo miró siguió apretando y cuando el alto subornidado intentó detenerlo, recibió un empujó que lo mando volar un par de metros. No iba a detenerse.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 29, 2011 8:11 am

Se quedo alli sintado hecho una bola, solo en el vestuario, durantes un par de minutos sin hacer nada, dejandondo escapar las lagrimas que habian aguado y emborronado su vista con la aparicion del moreno.

Habia llegado a pensar que Hibari no vendria, que el capitan no lo dejaria marchar nada mas empezar conociendo Kaoru la "reputacion" que tenian tanto su hermano como el para los mas enterados.
Puede que esto hace una semana no le hubiera afectado en absoluto, incluso que le hubiera gustado participar en el juego para atrapar in fraganti al capitan, sin embargo estos dias muchas cosas habian cambiado tras conocer, en aquel mismo vestuario, a Hibari.

Alzo la vista levemente sobre sus brazos y casi pudo ver la escena de aquel dia. Su hermano en el suelo, el preso en manos de un estudiante una par de años mayor que el y la entrada del moreno, quien termino con todos, rescatandoles a el y su hermano como cual caballero de historias. Y, entonces recordo escenas de la pasada noche, en su casa, en la de Hibari... Le habia visto de muchas formas en estos pocos dias; serio, observador, curioso, relajado, paciente, enojado, excitado, divertido... claro esta que a su manera, pero lo habia visto. Ahora, ahora estaba fuera de control. Solo habia que mirarle a los ojos tal y como lo estaba haciendo Kaoru, quien sin saber como ni cuando, se encontraba fuera del vestuario, en aquella sala del gimnasio viendo el panorama con las marcas de sus lagrimas cruzando su rostro y los ojos humedos.

-Kyoya... -murmuro, y hecho a correr hacia el descontrolado moreno sin importarle ser golpeado o empujado por este como habia visto que habia hecho con su mejor subdito. -¡Para!.¡Para Kyoya! -le grito mientras se acercaba para agarrarse a el como la pasada noche hizo por su gemelo, llendo de frente, pero esta vez al llegar a el lo abofeteo. -Detente... -dijo en un hilo de voz tras avalanzarse sobre el, enganchandose a su cuello, pasando los brazos tras este.

No soportaba ver que la gente sufriera, y menos por su culpa cuando menos se lo merecian. Con Hikaru todo fue un malentendido, un accidente. Con el capitan no hacia mas que seguir la orden del mayor... No entendia por que se ponia asi, por que lo pagaba de aquella forma con capitan cuando habia sido él, y nadie mas que él, quien le habia dicho el pasado dia que lo hiciera. Los pensamientos y sentimientos se le atropeyaban y no pensaba para nada con claridad.

Kusakabe parecio ponerse en pie para intervenir nuevamente si era necesario por la actuaccion del menor, que le sorprendio. No iba a dejar que su superior hiciera ninguna locura, aunque eso ya lo estaba haciendo desde que se lanzo sobre el capitan de kendo.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Sáb Jul 30, 2011 1:56 am

No veia nada. Cuando el demonio de los celos habia nublado su juicio su entorno habia desparecido en una nube oscura donde no le llegaba ni siquiera las voces de los demás. Solo podia enfocar su vista en el rostro bajo sus zapatillas que inconsciente ya habia dejado de moverse. Solo un poco, una presión más y esa traquea cedería hacia abajo pero entonces un estallido en su mejilla le sacó de esa locura consiguiendo que girarar un poco el rostro, abriendo los ojos sorprendido por el cosquilleo en piel por ese golpe que no habia visto venir, antes de oir esa orden poco despues de sentir como le rodeaban unos brazos.

Su pie se detuvo y se retiro cuando sus tonfas se deslizaron de sus dedos al perder de pronto las fuerzas. Había perdido el control por completo y escuchó los pasos apresurados de Kusakabe al ir a revisar las constantes del chico y luego el suspiro de alivo al comprobar que seguia vivo.

- Llevalo a la enfermería y no te despegues de él- le ordenó con la mirada oculta en el flequillo, sintiendo a Kaoru llorar contra su cuello, estremecido. Sus propias manos estaban caidas a ambos lados de sus costados-. Cuando recupere la consciencia, asegurate de que confiese que toda la culpa es suya- añadió antes de llevar sus manos a los brazos del muchacho y hacer que lo soltara, apresandole una de sus muñeca para llevarselo de allí. Sin embargo, se detuvo un instante cuando escuchó el ¡Kyo-san! dicho por Kusakabe, mirandolo por encima del hombro observó como los ojos de su subornidado iban de él a Kaoru y regresaban a él, para luego decirle que le gustará poder hablar con él al acabar el recreo.

- Traerme las tonfas cuando acabes lo que te ordené- fue su forma de aceptar esa charla, volviendo a andar hacia el interior de los vestuarios tirando de la muñeca de Kaoru lo metió en las duchas y casi le arrancó el uniforme para meterlo bajo uno de los caños y prender el agua fria que hizo encogerse un instante a ambos, al muchacho desnudo y a el en camisa y pantalón. Sus dientes estaban apretados y su mejilla tenia un leve tono rojizo por la bofetada del chico, sus ojos seguian encendidos de ira pero esta ya iba menguando conforme sus manos retiraban de aquel cuerpo cualquier recuerdo del otro- ¿Donde más?- le preguntó tras frotar con sus dedos su cuello- ¿Donde más te toco?


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 31, 2011 1:53 am

Al tomar palabra el moreno Kaoru parecio relajarse, pero no por ello le solto ni dejo de caer las ultimas lagrimas que emborronaban su mirada. Noto como le apartaba los brazos Hibaru y le jalaba de la muñeca, llevandoselo de nuevo a ese vestuario.

Bajo la fria agua de la ducha, Hibari froto su cuello dejandesolo levemente rojizo. Con lo incomodo que le parecia el agua entrar en sus ojos, los mantuvo cerrados, entre abriendolos de vez en cuando para ver a ese enojado lobo calado hasta los huesos y con control sobre si otra vez. Pese a eso Kaoru seguia recordando la mirada de este minutos antes cegada por la ira. “Ese no podia ser Kyoya…” pensaba una y otra vez.

Ante la pregunta el pelinaranja nego con la cabeza, manteniendo los brazos pegados a su pecho por la fria agua que le estremecia la piel, haciendo que su cuerpo se encogiera y se le pusiera la piel de gallina, temblando esporádicamente al principio hasta que su cuerpo se acostumbro al repentino cambio de temperatura.

-No queria hacerlo… lo sabes… –comenzo con la mirada gacha, segundos después de su gesto de cabeza. -¿Por qué? –le pregunto de golpe, mirandole con las mejillas sonrojadas por el frio, estando muy provocador sin ninguna intencion. -¿Por qué tardaste tanto? –repitio mirandole a esos grisaceos y serios ojos con los suyos ambarinos como la mas claras de las mieles, incapaz de despegar sus brazos de su pecho por el frio pese a que le gustaria pegarse a el, que lo tuviera en brazos y lo acunara en ellos. Pero era Hibari, y el era su juguete, nada mas que eso. Su juguete favorito que no queria compartir.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Jul 31, 2011 2:26 am

Su negativa la interpretó como que no habia avanzado más con él, pero aún así no estaba satisfecho, el agua no limpiaba a sus ojos esa imagen de el chico doblegado a otro que no fuera él y cuando le hizo aquella pregunta abrió los ojos sorprendido, viendo su hermosa expresión de reproche. Estaba allí por él, él ordenó todo aquello, pero... lo hizo antes de que Kaoru gritara que sería su único juguete, lo hizo antes de decirle que tendría que cargar con esas palabras, que solo él lo complacería... Si casi ahoga a su gemelo... ¿Por qué siguió pensando que lo compartiría con un desconocido?

- Eres un imbecil....- susurró desde el alma. Lo era... era un estúpido, un loco, un inconsciente... un maldito corderito que iba a acabar con su juicio-. Esa orden no valia...- susurró agarrandolo de las mejillas y llevandolo hacia atras, hacia la pared para apoderarse de sus labios, los puntos de su mano se habian saltado por la fuerza con la que había cogido las tonfas y un pequeño hilo de sangre le manchó el rostro al chico mientras Kyoya se apoderaba de su labios confundido, alterado-... esa orden ya no valia...- volvio a repetir rodeandolo con sus brazos, pegandole la cabeza a su hombro mientras la mano sana se enterraba en sus cabellos mojado, apretando los dientes al estrecharlo con fuerza contra él-. Eres mio... ¿Aún no lo comprendiste?...- dijo con bronca, abrazandole fuerte pero sin ahogarlo-... Mio... nadie puede tocarte salvo yo...- le recordó porque al parecer aún no lo habia entendido-... y mataré a cualquiera que lo haga... Te fuerce o lo elijas... - eso era una sentencia, no le dejaría escapar, abandonarlo... enamorarse-... No tienes más dueño que yo.

El timbre anunció el fin del recreo y volvió a apretar los dientes. No quería soltarlo, pero tenía asuntos que arreglar. Tenía que arreglar lo que acababa de pasar, hablar con Kusakabe y luego con el director. Sabía lo que su subordinado iba a decirle. Ya se lo advirtió la primera vez que Kaoru pasó su primer día con él. Que no le convenia, que los rumores decian que era fácil, que se abriría de piernas a cualquiera que le presionara un poco, que hiciera lo que tuviera que hacerle y le diera puerta, que podia jugar a aquello con un millón de alumnos... Pero no quería un millón de alumnos...

- Ve a la sala en el almuerzo. Si alguien te pregunta por lo ocurrido, tú solo fuiste amable y él se propasó- le indicó la línea de lo que se iba a decir sobre el incidente, alzándole el mentón con su mano cortada lo miró a los ojos-. Me has detenido dos veces, no habrá una tercera- le aseguró robandole un furioso beso, antes de echarse el cabello mojado hacia atrás y salir de la ducha-. Si llegas tarde a clase, tendré que castigarte- le dijó ya en su linea alzando una mano antes de dejarlo completamente solo en aquel lugar e ir a ocuparse de lo que debía hacer. Estaba claro que eso no podía seguir ocultandose, tendría que extender el aviso de que Kaoru ahora pertenecía a Hibari Kyoya, solo así acallaría los rumores que alteraban la paz de su escuela y sobre todo... solo así eliminaría al chico de las listas de caza de los demás.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Dom Jul 31, 2011 11:46 am

Escucho sus susurradas respuestas sintiendo como su corazon se oprimia y dejaba de respirar cuando lo sostubo de las mejillas, sintiendo en su espalda el frio de los azulejos de la ducha en su piel y después la calidez de sus labios sobre estos. No pudo mas que dejarse llevar, manteniendo aun sus brazos pegados y encogidos sobre su pecho. Por su mejilla notaba como algo calido le caia por esta. Kyoya se repitio dejandolo de besar para abrazarlo con fuerza, manteniendo apoyada la cebza del menor sobre su hombro, enredando el moreno en su cabello mientras con la otra le rodeba, pegandole a el, a aquella mojada camisa pegada a su cuerpo. Lo que dijo le sorprendio sin lugar a dudas. Eso… eso queria decir que para él el pelinaranja era mas que un simple juguete con el que una vez se encapricho, alguien del que sacar provecho. Hibari, ese feroz depredador que era rey del colegio y sus alrededores, se habia hecho adicto a ese lindo y probocador corderito, se habia encaprichado con él, se habia convertido en su dueño, en su protector, se habia…. ¿se habria enamorado tal vez? ¿Y, se habria dado cuenta?
Aquellas palabras de algun modo le hicieron sentirse mejor pese a lo ocurrido. Pese a que no lo habia dicho directamente, se sentia alguien especial para Kyoya. Era alguien especial para Kyoya.

El timbre sono y le escucho cuando le dijo, volviendo a ver esos grises ojos, lo que tenia que decir si preguntaban. Le choco el cambio de hace unos instantes con el de ahora, la sirena parecia haberle sacado de aquel momento tan especial para el gemelo, momento que recordaria siempre. Palabra por palabra, latido por latido, caricia por caricia… todo se habia grabado a fuego en su mente. El siguiente beso que le dio le robo la respiración, dejandole alli bajo la ducha tras peinarse hacia atrás dandole una apariencia sensual y elegante, advirtiendole como siempre de lo que pasaria si llegaba tarde a clase. Ante eso no pudo evitar sonreir. Volvia a ser el, el Hibari que conocia. Ni el ciego carnivoro sediento de sangre y ni el “calido” protector posesivo y territorialista que habia aparentado ser, siendo insistente y dejandole claro al chico que solo el y nadie mas que el lo tocaria, que le pertenecia, que era suyo… Aquello era siniestramente agradable de escuchar para el menor, y mas si era a él quien se lo decia a él.

Al marchar, Kaoru se sacudio el pelo y se deshizo de sus calados boxer, poniendose el pantalón a pelo y la camisa. Al mirarse al espejo vio una mancha rojiza en su mejilla. Era sangre. Se la quito con la mano suavemente, recordando la mano del mayor en ese momento. Nah, no podia quedarse a fantasear. Tenia que regresar. Escondio el boxer entre su ropa y se fue a clase, metiendo muy disimuladamente éste en su mochila.
Los compañeros volvieron su mirada a el. Los rumores de que le habian visto ir con el capitan al vestuario y que minutos mas tarde habian visto al subordinado de Hibari cargar con el capitan hacia la enfermeria hacia que no dejaran de murmurar uno y otros. Kaoru ya empezaba a acostumbrarse a ser el centro de atención. No le dio importancia. Se sentia feliz, se sentia completo de algun modo pese a querer a ese lobo. Si, lo admitia y no lo dudaba. Le queria, queria estar siempre a su lado, que lo mirara, que lo tocara, que le hiciera temblar y estremecerse cuando el moreno queria que lo hicera….
Las clases fueron eternas, pero acabaron. El almuerzo llego y se dirigio a la sala del Comité, saliendo de la puerta Kusakabe cuando el pelinaranja se encontraba a tres metros de la puerta. Este le dedico una mirada y siguió adelante, sin detenerse.

Abrio y entro en la sala como de costumbre sin llamar tan siquiera…

-¿Mal momento? He visto a Kusaka-… -hizo acto de presencia algo preocupado por lo que hubieran hablado, pero no termino la frase al ver el feo corte de su mano sin los puntos, quedando abierta esta. -Deberia hacerte la cura antes de que se te infecte y empeore mas Kyoya –comento. ¿Desde cuando se habia empezado a llamarle asi? ¿Desde lo de anoche?
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Dom Jul 31, 2011 4:30 pm

Le costaba creer que alguien tuviera los huevos para echarle la bronca, aunque... bueno, a ojos de cualquiera se hubiera visto como una charla de "hombre a hombre", pero él no lo habia sentido así.

Miraba la ventana cuando Kusakabe salió, se habia ofrecido a curarle la mano, a llamar al enfermero, al doctor y hasta al equipo de animadoras, y cuando se habia negado a todo se lo soltó. "Te estas colgando de ese crío"

Por supuesto, se había reido. Se habia reido de la misma forma que lo habia hecho cuando su padre le preguntó si era su novio. "Colgado"... Por Dios, si apenas hacía un par de días que sabia que existía ¿Por quién lo tomaban?

No estaba "colgado" por él. Era un psicópata, sociopata, egoista y megalomano al que no le gustaba que manosearan sus pertenencias, no había nada extraño en su comportamiento, ni Kaoru iba a suponer un punto débil al que atacar para hacerle daño... porque no habia nadie tan loco para arriesgarse a su ira si se atrevían a usar una artimaña tan rastrera.

Además... ya lo había decidido. Era la única forma de mantener la escuela tranquila y él no era como el Ootori, ni se avergonzaba de ser gay, ni tenía que esconderse de nadie, ni nadie le iba a faltar el respeto por ello, porque al que se atreviera a dudar de que seguia igual de fuerte tirandose a un tío o a una tía le daría un pase de temporada en el hospital. Declarar su propiedad sobre Kaoru haría que nadie se atreviera a tocarlo. Y una vez ya pusieran el dueño de su marcas dejarian de estar pendientes de él y buscarían otro tema de conversación. Al Director ya le habian dado la versión "oficial" del incidente y Kyoya le había dicho que Kaoru pasaba ahora a formar parte del comité de Disciplina y por supuesto no puso pegas. Más bien le pareció que compadecía al muchacho y que se arrepentía de haberle encargado averiguar que le pasaba.

Se sacó el pañuelo de la herida en cuanto la voz de Kaoru llegó a sus oidos, viendo como su subornidado cerraba la puerta echandole una última mirada al chico que no le gusto nada. Si le parecía o no le parecía bien que metiera al chico en sus filas le traia sin cuidado. Las funciones de Kaoru no tenían nada que ver con las del resto, así que podian estar tranquilos, no iban a tratar con él.

No le respondió cuando le dijo aquello sobre su mano, solo mirandole a los ojos cuando lo nombró directamente por su nombre de pila, sin fórmulas de respeto. "Colgado".

- Espero que hoy no te tiemble el pulso- fue toda su respuesta, ni siquiera le corrigió al nombrarle, le gustaba como sonaba su nombre en sus labios, ¿y qué si no le hablaba con respeto?.. Solo tenía que alzar una mano para ponerlo en su sitio si dejaba de agradarle-, me arde lo bastante para estar de mal humor- sacó el botiquín de su cajón poniendolo en la mesa y luego giró el sillón para que fuera a él, le perdonaría que no hubiera traido la mochila con el disfraz de enfermera por esta vez, así que solo lo atrajo hacia el cuando estuvo a su alcance para subierselo a las piernas y le rodeo la cintura con un brazo, aspirando el aroma de sus cabellos. Suyo... completamente Suyo...- ... No llevas ropa interior...- susurro al sentir la tela del pantalón ceder con facilidad entre sus nalgas cuando lo acomodó contra su sexo dormido- ...Eres... un pequeño corderito provocador...- añadio contra su oreja deslizando su mano a su entrepierna comprobando del todo que era así.

Maldita sea... hacia apenas unos segundos antes estaba irritado... y ahora solo deseaba comerse a ese muchacho.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Lun Ago 01, 2011 6:27 am

Asintio ante el comentario del moreno sobre su pulso, afirmando que no le temblaria, acercandose a el, bordeando el escritorio cuando vio dejar el botiquín sobre éste. Ya sabia como iba aquello. Se acercaba, se sentaba sobre él y le curaba la mano. Y asi fue. Hibari lo atrajo hacia él, sentandolo sobre sus piernas pegando su espalda sobre su pecho y su trasero sobre su miembro, amarrandole por la cintura.
Kaoru antes esto se sentia bien, no relajado, pero bien. Este era el unico momento en que el estaba sobre el y no alreves. Le gustaba estar asi, preso por el.

Cogio su mano herida y no evito esbozar un gesto de dolor al ver la herida abierta. Se movio un poco para hacerse con el desinfectante de la mesa, escuchando lo dicho por el moreno. Regreso a su postura inicial sentado sobre el con el bote en la mano y escucho su voz susurrante de aquel lobo sobre su oido, erizandole la piel y sonrojandose rapidamente al notar como lo tocaba por encima del pantalon.

-Se me calaron antes, asi que me los quite... -explico sin saber que decir, agitado por el tacto de su mano sobre su entrepierna. Intento continuar con lo que él tenia pensado, curar su mano. Iba a ser dificil volver a coserle si no dejaba de tocarlo de aquella excitante forma por un momento. Se volvio a mover para coger algo de algodon cuando noto una nueva presion en su sexo al apretarle algo mas en el, escapandosele un pequeño gemido. Dios, no llevaban ni diez minutos y ya se estaba excitando con ello. Si seguia asi acabaria sometiendose a el sin poder ser capaz de hacer mucho por esa herida suya.

-Esto puede que te escueza... -aviso en voz suave, sin mirarlo, vertiendo sin pensarlo dos veces el desinfectante sobre la herida, sin piedad, pensando que lo soltaria, o al menos aflorajaria su mano sobre su entrepierna para dejarlo seguir en su tarea.

No deseaba que se le pusiera mas fea de lo que estaba por su culpa, ya que por el se le habia saltado los puntos, y por eso se sentia algo culpable por dentro en parte, pues el muy tonto debio avisarle de que esa orden suya el pasado dia no valia....
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Lun Ago 01, 2011 7:09 am

Le fascinaba como aquel cuerpo reaccionaba a él, como apenas con unos roces y un par de presiones ya tenia una incipiente erección en su mano, como esa piel se erizaba al sentir su aliento y su respiración comenzaba a acelerarse, dejando escapar algún gemido que otro.

Todo desaparecía cuando tenía a aquel chico contra su cuerpo, el tiempo, sus ansias de combate, su aburrimiento...

Cuando le oyó decir que le iba a escocer, solo sonrió inclinando su cabeza contra su cuello.

- Mejor...- jadeo ronco antes de sentir como su infectada herida empezaba a rezumar espuma demostrando que el deinfectante hacía reacción y limpiaba la herida, si esperaba que lo soltara, el dolor solo le hizo apretan con mas ganas su entrepierna a la par que cerraba los ojos y sus dientes se hacian con la carne tierna de su hombro, pero sin clavarse en ellos, podia llamarlo enfermo, pero ese dolor le pareció placentero al tenerlo contra su cuerpo, sintió que su sexo respondia y su mano abandonó el miembro del muchacho para sacarle la camisa de dento del pantalón y ascenderla por su torno con la palma abierta, para sentir toda su ardiente piel contra ella. Como tardara mucho más en curarle aquello, iba a mandar los puntos a la mierda, lo quería ya... quería oirlo gemir sobre él cuanto antes. Después de toda la adrenalina de la ira, de la charlas y las horas en las que no lo habia tenido estaba ansioso. Así que ese día las cosas seguirian otro orden, primero lo poseería y luego si seguia consciente, entonces almorzarían juntos-. Date prisa- le ordenó con esa voz que indicaba su deseo. Con lo que tardaba normalmente en ponerse duro y lo rápido que sentia que empezaba a hacerlo en ese momento.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Lun Ago 01, 2011 10:46 am

Ante la mayor presion en su sensible y receptiva entrepierna, Kaoru intento cerrar las piernas instintivamente aun por el placer y gusto que eso le daba asi como intentar no cerrar los ojos, notando el caracteristico roce de los labios de Hibari en su piel notando como sus dientes tocaban carne sin marcarlo, sintiendose bien incluso. Bajo él el chico noto como algo presionaba en su trasero suavemente, casi imperceptible.

-Asi lo hare mal… Kyoya… -susurro sonrojado, jadeante y con la respiración y corazon levemente acelerado.

Ante esto noto como la mano le soltaba para sacarle la camisa por fuera del pantalón, colandose su fria mano que estremecio y erizo su piel nada mas la pego a su cuerpo, haciendo desaparecer el frio de aquella mano con su ardiente cuerpo, dejando de sentir la frescura de la mano del moreno en escasos segundos.

Fue a mirarle de reojo cuando este le ordeno que se diera prisa, llevando entonces su mirada a su mano herida. El desinfectante habia hecho su efecto, y ahora se puso a limpiar lo sobrante y aquella espumilla con el algodón. Tomo la aguja e hilo quirúrgico y gracias a su maestria con las manos, pese a la agitación y el nerviosismo, queriendo terminar la tarea para poder estar junto a su lobo, complacerle en todo lo que quisiera, servirle para asi verle satisfecho. Feliz.
Le cosio juntando bien ambos extremos, en pequeñas puntadas no muy tensas procurando hacer acertar a la primera. Notaba al mayor deseoso y agonizante por la espera. Era agobiante el tener que hacer algo queriendo hacer otra cosa, siendo agobiado por las prisas de otro, por lo que se mordia el labio inferior ahora que no le veia para poner resistencia, consiguiendolo en mayor o menor parte.
-Aun queda algo mas… -susurro avisandole, viendo al dejar la aguja y coger un pequeño rollo de venda su impaciencia. –Esto ya esta ...–anuncio al vendarle ágilmente la mano, haciendole un pequeño lazo en el dorso de la mano. Solto esta y se dejo arastrar hacia atras recostando su espalda sobre el, apoyando su nuca sobre su hombro.

-Siento haberte hecho esperar Kyoya… -le dijo al oido dejandole sentir su aliento en este asi como el roce de sus labios que tan cerca le hablaron, sintiendo todavía aquel pequeño bultito bajo su trasero.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Ago 02, 2011 2:32 am

Esa cura estaba siendo una tortura no por el dolor sino por la espera. Porque inesperadamente su excitación habia alcanzado una cota bastante alta en apenas poco tiempo y lo peor de todo es que no deseaba contenerse, el hecho de que le aseguraran que ese chico sería su perdición parece que lo único que habia conseguido es que lo deseara con más fuerza y sentir su tensión ante sus prisas sacaban su instinto depredador, así que su mano siguió acariciandolo y apretandolo contra su cuerpo hasta que por fin vendo su mano y pudo dedicarse a él. Ese corte estaba resultando todo un coñazo.

Se apoderó de sus labios cuando jadeo cerca de su rostro, cerrando los ojos para gozar de su boca dulce de labios suaves y de esa lengua capaz de nombrarlo con tanta confianza. Ya no olia su miedo, su cuerpo no temblaba salvo de excitación por su caricias que seguian en su torso al dibujarlo por completo, desde el delgado viente a ese pechito apenas desarrollado donde sus botoncitos tenían ese tacto delicioso contra las yemas de sus dedos. Su mano frotaba sus dedos en su pectoral derecho como si lo masajeara solo para poder sentir esa dureza rozarla. Se estaba poniendo muy duro.

- Me duele la mano- aseguró cuando le dejo respirar descendiendo su lengua por todo su cuello dejando un surco de saliva-... Hoy... quiero que seas tu quien se mueva..- indicó moviendolo para dejarlo sentado a horcajadas sobre sus caderas, poniendole las manos en el respaldo de la silla, como siempre no le permitiría acariciarlo- Quiero ver como te excitas..- jadeo ronco mirandolo desde abajo, pues así colocado el rostro de Kaoru quedaba por encima del suyo. Su mano se deslizo por su cuello hasta la linea de la camisa y con un par de dedos fue abriendole uno a uno cada boton, dandole un pequeño empujón con sus caderas para que empezara a frotarse contra él.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Ago 02, 2011 12:01 pm

Estaba excitado, no había que fijarse para verlo y darse cuenta. Sus mejillas sonrojadas, su mirada brillante, su nerviosismo por el tacto del mayor, sus sensuales jadeos y su entrecortada respiración mientras lo besaba…. Si, no había mas que ver lo allí recostado y lo a gusto que se sentía a su lado, bajo los “cuidados” del moreno que no dejaba de beber de sus labios, enredando sus húmedas lenguas, profundizando la del mayor en él mientras masajeaba y rozaba su pectoral, su pezón.

Trago costosamente saliva cuando se separaron, jadeando suave y entrecortadamente a la vez que bajaba por su cuello su lengua, dibujando una húmedo y refrescante camino, para tomar la palabra y moverlo, sentándolo a horcajadas frente a el, aferrando sus manos pegándolas al respaldo, impidiendo que le tocara, volviendo a torturarlo sin poder tocar aquella piel que tanto deseba, que tan cerca tenia y tan fuera de su alcance estaban.

La mano libre del moreno, por su parte, empezó a desabrochar botón tras botón su camisa, notando como aquel bulto bajo el le acariciaba de una forma deseosa y adictiva su receptiva y excitada entrepierna, sonrojándose un poco mas si era posible, al moverse hasta pegar su entrepierna por completo todavía mas sobre la del otro, enarcando la espalda y moviendo sus caderas para frotarse con las del lobo, movido por el curioso e incesante placer que aquella frotada le causaba, no queriendo parar, empezando primero despacio hasta acelerar el ritmo, jadeando agitadamente hasta que, al de un rato, en uno de sus movimientos de caderas, deseando aun mas, acerco su sensual rostro sonrojado hacia el del moreno, le lamió la mejilla hasta su oído para allí susurrarle jadeante y pervertidamente, dejándose llevar aun sin cesar el movimiento de sus caderas de adelante atrás, adelante atrás, presionando hacia abajo; -Estas duro, Kyoya… -volviendo a lamerle por la zona, oído, cuello… Si no lo podía tocar, lo saborearía…
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Ago 02, 2011 3:36 pm

Dejó la camisa del chico completamente abierta, observando su juvenil torso mientras lo acariciaba con una sola mano, dejando la otra descansar por ese dia sobre el reposabrazos pues aun latia de dolor, aunque con los movimientos del chico sobre él, ese dolor le daba un punto delicioso al placer.

Su respiración era pausaba, dejando escapar de tanto en tanto algun suspiro fruto de alguna presión más intensa mientras su polla crecia a un ritmo acelerado, pues la visión del chico moviendose sobre él, buscando su propio placer con ese rostro sonrojado y a la vez lascivo... uff... es que lo ponía a mil...

- Y tu muy... salido... - respondió a esas palabras despues de que se atreviera a lamer su piel, gozando de ese roce, cerró los ojos y se dejó hacer momentaneamente, su lengua no le resultaba tan perturbadora como su manos y giró un poco el rostro para que atendiera su cuello mientras su mano alcanzaba la linea de la cintura-... Si me dejas una sola marca... te morderé hasta la muerte- le advirtió pues no le permitiria que lo reclamara. Él no le pertenecía a nadie, y el que le estuviera dando ciertos privilegios a ese corderito no significaba que si debía volver a castigarlo no lo haría con dureza. Él seguía mandando allí y se seguiría haciendo su voluntad por siempre- Tocate...- le ordenó entreabriendo los ojos para mirarlo, empujando su cintura para que fuera el trasero del muchacho vestido y sin ropa interior el que se rozara con su polla, dejando libre la del chico para que empezara a masturbarse mientras se movia contra él. Le gustaba su expresión cuando le obligaba a hacer ese tipo de cosa, a lucirse ante él, a darse placer, su mirada lo devoraba con la misma intensidad que pudieran hacerlo sus manos, y le acarició una de las nalgas gozando de la fina tela del uniforme de verano contra esa piel desvergonzada capaz de pasearse por la escuela a pelo bajo el pantalon. Como se descuidara, lo obligaria a ir siempre así.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Ago 03, 2011 8:37 am

“Lindas” palabras salieron de los labios del moreno mientras lo saboreaba, dejandose lamer. Morderle hasta la muerte… la verdad es que no le importaba morir en sus manos por el metodo que fuera mientras estuviera con el.
La pequeña variación al acercar mas el moreno la cintura del menor, quedando sentado sobre su apretado y duro “paquete”, teniendo el pantalón desabrochado por el otro, quedandole flojo de cadera, sobresaliendo su erecta polla sin ostaculo alguno que lo retubiera.

Pervertido lobo… como le gustaba mirarlo mientras se masturbaba, se corria frente a el jadeante y acalorado…

El menor despego una mano del respaldo de chico, la poso sobre el hombro de éste, cruzando al bajar hasta su impaciente polla por su pecho y vientre, conformandose con haberle tocado por encima de la ropa, excitandose y sintiendo como se le cerraba el estomago de golpe cuando mas llegaba hasta comenzar a machacarsela al ritmo que movia sus caderas para sentir el delicioso frote de la entrepierna entre sus nalgas. La ausencia de ropa interior le permitia estar mas receptivo a cualquier tacto. Vaya que si…

-Kyoya… -le miro a los ojos, libinoso. –Repitelo….di que soy tuyo…. Mmmmh… -le pidio entre jadeos, soltando un gozoso gemido al sentir ambos placeres a la vez, apretandose mas fuerte contra aquel bulto del moreno que era su retenido miembro, notando como se corria en su propia mano, con la otra aun sobre el respaldo, ayudandose para moverse en cada frotada contra el..
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Ago 03, 2011 12:19 pm

Su sexo apareció por si solo en cuanto le abrió la bragueta porque no tenía más sujección y eso le saco media sonrisa, mirando como botaba al ritmo de su movimientos. Kaoru era un chico altamente erótico y sabía hacer que un hombre lo deseara poderosamente.

Apenas dejó de sentir su lengua en su cuello, percibió esa mano que cumplió su orden tomandose algunas libertades, las cuales fueron dejar un camino de puro fuego en su cuerpo, allí donde su manos se deslizaron por encima de la ropa. Ese sencillo roce lo estremecio y secó la garganta. Estuvo a punto de deternele por provocarle ese revuelo en el interior, pero logró controlarse solo exhalando fuerte y viendo como no tardaba mucho en cerrar esa mano en su propio sexo.

Lo miró unos momentos como se la cascaba, sintiendo su peso delicioso ir adelante y atras sobre su dura polla, la cual entre ese culito bien parado y la presión del pantalón ya dolía consideramente, para acto seguido ascender la vista por su torso agitado y que empezaba a perlarse de sudor por el ejercicio, hasta alcanzar ese rostro que lo miraba de esa pervertida forma, dejando claro cuanto gozaba aquello, como lo excitaba que lo viera darse placer para él. Sonriendo cuando le escuchó pedirle aquello antes de venirse sobre su camisa, haciendole jadear al sentir esa entradita palpitar contra su polla.

- Eres... un corderito muy atrevido...- aseguró deslizando su mano por su cintura hasta su sexo, que goteaba aún sostenido por su mano, dejando su puntita asomada y llena de leche, la cual se deslizaba por sus dedos y hacia su pantalón. No le preocupaba las manchas. Tenía varias mudas allí por las peleas, así que podia mancharse cuanto quisiera-. Eres mio.. Absolutamente y totalmente MIO- susurro decidiendo conceder su petición, a pesar de todas las veces que le habia dicho que nunca le dijera lo que hacer, pero... en ese momento le pareció divertido y sensual oirselo pedir. Su dedo se paseo por la punta de su sexo- No la sueltes- le ordenó empujando su mano hacia abajo para que le dejara todo el capullo expuesto y recogió parte de ese semen con su indice frotandolo luego con el pulgar y separandolo para ver como quedaba un hilo de esa sustancia entre ellos-... Me has puesto perdido... - dijo de forma casual, haciendo que parara de frotarse contra su polla, para que solo estuviera justo con su entradita en su punta. Podia sentir la tela ceder y meterse un poco en su culo-.. Vamos a tener que hacer algo con tu resistencia... te vienes enseguida... y luego te quejas si hago que te corras una...- le dio un toquecito en la polla- y otra...- un nuevo toquecito sonriendo al oirle emitir un ligero gemidito-... y otra vez...- un nuevo golpecito y Kaoru cerro los ojos y desvio el rostro, asi que se lo agarró por el mentón y le hizo devolver la vista a él- No dejes de mirarme...- le ordenó en un jadeo excitado, pintandole los labios con sus dedos llenos de su propia esencia y luego lamiendoselos con su lengua para retirarlo, antes de darle un lascivo beso. Ese corderito despertaba en el oscuras pasiones y extrañas sensaciones. Deseaba hacerle tantisimas cosas... no veia como podia cansarse pronto de él, si cada vez que lo veia tenía que decidir entre mil fantasias que cumplir con su cuerpo-. Quiero tus ojos en mi y en lo que hago..- le ordenó volviendo a bajar la mano a su polla y comenzo a jugar con el pellejito que cubria su blande, subiendolo y bajandolo para frotar la parte sensible, tocando su rajita y retirando el dedo para formar hilos de aquella pegajosa sustancias, metiendo el dedo bajo el pellejito y trazando circulos por todo alrededor. Así estuvo jugando con él un rato, viendolo encogerse, entrecerrar los ojos, emitir pequeños gemidos y quejiditios, hasta que lo volvio a tener bien duro-... Ahora...- dijo ronco empujandolo un poco para que se quedara de pie sobre las rodilla y bajandole el pantalón hasta su propio cuerpo, tomo la mano libre del chico y le lamio los dedos hasta dejarlos chorreantes, usando su mano para con dos dedos separarle las nalgas y dejar su agujerito expuesto-... quiero que te prepares para mi... - ordenó mirandolo- Quiero... que me mires mientras abres ese culo que me pertenece solo a mi, para que te deje mi marca de nuevo...- le metio uno de los suyos y lo movio en circulos antes de sacarlo-... y no vayas a correrte mientras lo haces... porque entonces te daré duro...


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Ago 04, 2011 1:56 am

El Kyoya no apartaba la mirada del excitado gemelo que gozaba sobre el sin que este hiciera mas que observarlo complacido, percatándose de aquellas repentinas variaciones en su respiración al apretarse contra el. Aquello le gustaba. Hacer que aquel moreno de implacable porte y temible fama se excitara por mucho que se controlara. Eso y que le regalara aquellas palabras que tanto empezaba a desear oír mientras tocaba estremecedoramente por la punta de su miembro. Le llevo la mano hacia atrás, bajando el recubrimiento de su pene dejándoselo expuesto, manteniéndolo así para ver ardientemente sonrojado al sentir aquella refrescante mano sobre el como se lo “limpiaba” cogiendo parte del semen y manoseaba aquella resbaladiza y blanquecina sustancia entre sus dedos índice y pulgar. Sus caderas dejaron de moverse, sintiendo aquel sabroso bulto entre sus nalgas, rozando su entrada al metérsele la fina tela por su rajita, lo que hizo que tragara saliva forzosamente. El mayor comento aquella peculiaridad de Kaoru de eyacular con facilidad, enumerando las veces que le haría correrse acompañado de un excitante toquecito pervertido sobre su polla. Su voz, esa susurrante voz que le hablaban sin apartar sus ojos de el, junto con sus perversiones le perdían, cerro los ojos apartando el rostro a un lado al tercer toque al no aguantar tanto gozo en el bajo su atenta mirada, pero debería superarlo, pues éste le ordeno no perderle de vista mientras comenzaba sin perder el tiempo a jugar con su sexo durante un rato, viendo Kaoru esos grisáceos ojos que iban de el a su sexo y nuevamente a el, agitándose, soltando gemidos y agudos quejidos por su manipulación sobre el, manteniendo su mano sobre el libre reposabrazos, agarrándose a el lujurioso, clavando sus uñas en él.

Al ser puesto de un empujo en pie, sobre las rodillas del moreno y verle lamer los dedos de aquella mano que había llevado al reposabrazos, metiéndolos en el interior de aquella boca por la que tanto daría con tal de besarlo y ser sus labios y su lengua en vez de sus dedos los que allí estuviera, sintió de golpe como su estomago se cerraba de golpe, estremeciéndose mientras el mayor volvía a tomar la palabras tras lubricar sus dedos, separando sus nalgas e introduciéndole un dedo en su interior, haciendo que Kaoru se tensara y soltara un gemido de sorpresa, jadeando nada mas empezó a moverse en círculos en su interior, mirando a Hibari desde arriba con su entrecerrada mirada lasciva.

Se llevo la mano lentamente a su separado trasero, soltando un gemido por la punzada del dedo del carnivoro al salir de el. Le dolió pero a la vez le gusto. Su cuerpo se tenso al meter primero uno de sus dedos y después otro, moviéndose aquel erecto falo en cada movimiento que hacia, llevándose los dedos a sus labios para lamerlos nuevamente y lubricárselos, volviendo a metérselos entre jadeos, sin perder en ningún momento aquellos ojos a los que tanto empezaba a acostumbrarse y que solo él podía mirar de aquella forma sin sentir miedo…
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Ago 04, 2011 3:01 am

Sin protestar siquiera Kaoru descendio su otra mano al trasero. Era una lastima no poder ver como esos dedos finos y cuidados entraban y salian de él, pero se conformaba con las expresiones que ponía, como se mordian el labio, como luchaba por no cerrar los ojos, como su boca quedaba entreabierta por los jadeos.

- Dejalo bien abierto... aqui no puedes gritar como en mi casa- le indico en un ronco susurro divertido, manteniendo su mano en su trasero, el cual se movia a veces hacia delante y atrás, sin saber a que estimulo atender, a la mano que seguia masturbandolo y a esos dedos que lo dilataban.

Kaoru lucia completamente provocador cuando le obligaba a hacer esas pervertidas cosas, le hacía querer siempre más, más de su voz, más de sus expresiones, de su cuerpo... Se acercó a su torso para lamerlo, sin dejar de mirarlo, dejandole su saliva por todo el vientre, metiendole la lengua en el ombligo al inclinarse un poco, jugando ahi un rato al mete-saca, antes de ascender a succionar sus pezones, que estaban duros y apuntando hacia arriba.

- ¿Si chupo lo suficientemente fuerte... saldrá leche por aqui tambien?- le susurró divertido chupandole los pezones bien fuerte, viendolo ponerse aún más rojo, gemir más alto y venirse de nuevo en un hermoso estremecimiendo, manchando aún más su camisa-... Sabia que te irias de nuevo...- rio por lo bajo, soltandole el trasero le tomo del menton para atraerlo a sus labios, abriendose la camisa lo estrujo contra el para sentir ese sexo chorreante contra su abdomen, sabia que no iba a soportar tanto estimulo, y aunque no necesitaba excusas para hacerselo duro, realmente le gustaban aquellos juegos, verle intentar contenerse y se derrotado por sus acciones, sentir como ese cuerpo se rendia a él-... Recuerda.. que no te dejaré ir hasta que te vengas conmigo...- dijo con esa risa ronca de excitacion mientras jugaba con su lengua y sus labios, dejandole oir el cierre de su pantalón y como se lo bajaba lo justo para sacarse su generosa polla la lista para enterrarse en él-... Pon las manos en el respaldo...- le ordenó para que soltara ya su sexo, queria sentirlo botar contra su cuerpo cuando comenzara a moverse, y una vez obedeció, le paso su polla un par de veces por debajo para frotarla contra sus huevos y su sexo a medio bajar, impregnandola bien de la esencia pegajosa del chico para luego hundirse en el de una sola embestida dura, atrapando su grito con su boca para ahogarlo en un beso salvaje.


Spoiler:
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Ciudad :: Campus :: Escuela

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.