Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Normas Generales
Vie Jun 06, 2014 10:23 am por loki laufeyson

» Human Desire {normal}
Mar Mar 04, 2014 5:37 am por Invitado

» Que opinas del avatar de arriba
Dom Mar 02, 2014 10:55 pm por Yuu Kanda

» Supuesta misión {Privado}
Lun Ene 20, 2014 3:01 am por Lavi

» Compartiendo habitacion~~ [priv]
Lun Sep 30, 2013 9:22 am por Spanner

» Si aún alguien me recuerda... He vuelto!
Jue Mayo 16, 2013 1:23 pm por Ren Kurotsuki

» Ponle apodo al de arriba
Sáb Abr 13, 2013 3:06 am por Ren Kurotsuki

» [Afiliación normal] Núcleo 243
Dom Mar 17, 2013 10:05 am por Lowan Blake

» {Priv} •• A veces, algo malo trae cosas buenas.
Mar Feb 05, 2013 9:15 am por Setsuna

Webmaster
Administradores


Dangerous Love

La sala del Comité de Disciplina

 :: Ciudad :: Campus :: Escuela

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 05, 2011 4:50 am

Cuando su padre vio el corte en la mano, como esperaba no se preocupó, más que nada porque su progenitor esa misma mañana ya había pasado por el hospital. Estaban tan acostumbrados a verse el uno al otro con algún tipo de herida que ya formaba parte de la rutina de sus vidas, así que hablaron del incidente con naturalidad, por supuesto no incluyendo lo que le seguiría y como extorsionaría a la victima rescatada para saciar una inesperada curiosidad por el cuerpo masculino, aunque él se repitiera sencillamente que aquello lo hacía porque últimamente estaba muy aburrido. No había encontrado un rival digno de él que le diera pelea con regularidad, los alumnos de su escuela cada vez hacian menos travesuras que él pudiera castigar e incidentes como el del día anterior se daban muy de vez en cuando.

Era las 11:57. Quedaban 3 minutos para que sonara la campana para el recreo y él habia mandado a todos los miembros del Comite a hacer tareas lejos de su sala de reuniones, dandoles instrucciones claras de que si alguno tenía la feliz idea de molestarlo en la siguiente media hora iba a morderlo hasta la muerte, ya fuera su mano derecha.

Sentado en su asiento personal tras la mesa de escritorio que tenía para trabajar en sus funciones de presidente, miraba los puntos de su mano, sin curar todavia, pues le había dicho al chico que a partir de hoy aquello era responsabilidad suya. Esa primera media hora era solo una prueba, un tanteo. Si venia por su propio pie solo le permitiria hacerle la cura, pues ya demostraria que lo tenía atrapado. No tendría que ir a buscarlo y ponerse violento con él, pues para su suerte o su desgracia, habia llamado su atención y ahora tendría que someterse a sus juegos hasta que se aburriera. Le daba igual si el gemelo se curaba y trataba de impedir aquello. Si hacia falta lo mandaria al hospital el año entero, pero Kaoru de momento le pertenecía y nadie le decia lo que podia o no podia hacer a Hibari Kyoya.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 05, 2011 5:49 am

Hikaru no estaba mucho mejor que el otro dia y por esa obvia razon se quedo en casa tal y como se lo dijo el medico escolar. Era habitual que si uno faltaba al colegio el otro tambien lo hiciera, al igual que cuando uno de los dos dejaba de jugar en pleno partido siendo remplazado, el otro tambien se retirara. Asi siempre. Nunca se separaban mas de lo necesario como para ir al baño, bajar un momento a la cocina a por refrescos y cosas similares.

Aquella mañana que Kaoru se despertara temprano para ir a clase sin su hermano llamo la atencion a todos de la casa, incluyendo a su gemelo y a él mismo. Estaba iba a ser la primera vez que se separaria de su hermano todo un dia. En realidad queria quedarse, cuidar de su hermano... pero cada vez que pensaba en ello las palabras de Hibari aparecian en su cabeza, recordando aquella mirada que le ponia la piel de gallina. No queria que viniera a casa para llevarselo a la fuerza delante de su hermano, pero tampoco queria separarse de Hikaru. Asi que, al despertar temprano de la cama que compartia con este se prepara y marcho tras un rapido desayuno.
Se le hizo de lo mas extraño ir el solo, y mas por la calle a pie ya que siempre iban en la limusina llegando con el tiempo justo pero a la hora. Ahora caminaba cargando sus libros a la espalda como alguien normal, sin nada en mente por suerte. Respirar el aire matutino era buena idea para despejarse...

Las clases comenzaron a las 9:00 y terminaron a las 11:55. A las 12:00 tenia que dirigirse al Comite de Disciplina como le habia ordenado el moreno. Como supuso que le retendria alli, nada mas sono el timbre se marcho al servicio para vaciar su vejiga y refrescarse el rostro, que entre que estaba junto a la ventana dandole todo el sol y que estaba algo mas nervioso segun pasaban los minutos, se encontraba algo acalorado.
El servicio, pese a que habia salido rapido de clase estaban mas bien llenos, teniendo que esperar unos minutos para entrar, por lo que cuando sali y se refresco el rostro no le dio tiempo a secarselo por completo por las prisas, quedandole algo humedo y con alguna gota aun cayendo por los lados de su rostro, con gotas de agua en la camisa del uniforme. Llegaba ya tres minutos tarde...

Kaoru no tenia mucha idea de donde se encontraba el Consejo de Disciplina , pero segun le habian indicado pudo llegar sin problemas. Corriendo pero sin problemas. Abrio las puertas apresurado y nada mas pasar al interior de la sala cerro la puertas tras el, apoyandose contra la puerta recien cerrada y con la mirada en el suelo. No escucho nada mas que su acelerad respiracion, intentando recomponer su respiracion, por lo que echo un vistazo a la sala. Fue entonces que vio al moreno sentado tras su escritorio, en un comodo asiento acolchado de alta espalda y reposabrazos. Le miraba con esos ojos rasgados, fijos y frios, sintiendo como le incapacitaba para hablar con normalidad y le empezaba a paralizar... No dejaria que aquello ocurriera de nuevo... Se atrevio a dar unos pasos al frente, acercandose a la mesa pero parandose al final a unos dos metros (puede que algo mas) de esta, frente a el.

Eran las 12:4 o las 12:5, tampoco era muy consciente de la hora exacta... Se encontraba nuevamente algo tembloroso, y sin evitarlo dirigio su mirada a la mano herida del chico. Si estaba enfadado por su retraso no lo aparentaba, aunque a decir verdad, no cambiaba su serio y frio semblante ni queriendo.

-Eto... ¿Que tal tu mano Hibari-san? -se atrevio a preguntar al notar el tenso silencio que habia entre ambos en aquella sala. -Siento el retraso, esto... habia mucha gente en el... -comenzo a explicar el motivo de haber llegado tarde, algo nervioso....

Mapa del Consejo de Disciplina
Spoiler:

No esta del todo a escala, mas que nada es para hacernos una idea de como es el lugar, XD


Última edición por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 05, 2011 6:33 am, editado 1 vez
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 05, 2011 6:18 am

Doce en punto. El timbre que anunciaba la hora del recreo retumbó en toda la escuela y Kyoya empezó a contar segundos. Lo habia cronometrado, un minuto treinta segundos se tardaba desde el aula del muchacho hasta la sala del Comité de Disciplina. Sí, ya sabia a que aula asistia, donde debía estar a cada hora y donde vivia, ya lo habia dicho, tenía demasiado tiempo libre y se aburria y cuando eso pasaba alguien tenía que pagarlo.

El minuto y medio paso. Los dos minutos pasaron y los tres. Tenía valor aquel crío si se atrevia a hacer esperar a Hibari Kyoya pero estaría completamente loco si se había atrevido a desafiarlo no acudiendo a clases. Cuando el quinto minuto concluyó y estaba por levantarse, la puerta de su sala se abrió y observó al chico jadeante y húmedo recostarse contra la puerta y se lo quedo observando con esa frialdad que le caracterizaba esperando que tuviera una buena excusa para retrasarse.

- ¿En el pasillo?- lo cortó tajante pues era la única excusa que le serviria aunque por el agua que dejaba surcos en su piel desde su cabello bajando por su cuello hasta perderse en la camisa del uniforme era una evidencia de que no había ido allí directamente. Tenía suerte que no deseara dañarlo porque por menos habia roto dedos con anterioridad, sin embargo, de momento ese corderito debía estar ileso. De momento-. Te dije que a las 12:00 te quería aqui. Si se vuelve a repetir, tendré que grabarte un reloj en la muñeca- dijo tomando el abrecartas y clavandolo en la mesa para hacerle ver que era muy capaz de tatuarle un reloj en la piel con él-. Ahora, compruebalo tu mismo- le respondió a su pregunta sobre su mano retirando el asiendo de la mesa y colocando en esta cristalmina y algodon para la cura, le indicó que se acercara hasta él y se le sentara en las rodillas.
Spoiler:
Quedo bastante claro XD
K:* molesto porque el punto que lo representa es mas pequeño que el de Kaour*
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 05, 2011 7:07 am

Se puso tenso nada mas le corto tan repentinamente de forma tajante, tragando saliba al sentir la garganta completamente seca a pesar de haber dado un trago de agua mientras se refrescaba.

-Si Hibari-san, no volvera a pasar... -dijo controlando su propio nerviosismo por lo que podia esperarle la proxima vez que llegara tarde, con su mirada clabada en el abrecartas, clabado este sobre la mesa.

Entonces se acerco a él rodeando la mesa y sentandose de lado timidamente sobre sus rodillas tras sus indicaciones, obedeciendo sin oposicion alguna. Sin cruzar una mirada directa a él alargo el brazo lentamente un poco tenso al recordar lo ocurrido el otro dia. Se hizo con el pequeño cristalmina que era de spray, manteniendolo en una mano.

-Dejeme la mano.... -dijo acercandose la herida mano, poniendola sobre sus piernas palma arriba. Echó el spray del cristalmina en la palma del moreno tras pensarselo unos intantes, y al notar esa mirada sin tan siquiera mirarlo directamente, no hizo mas que pulsar el spray. Lo dejo en la mesa nuevamente y con algo de prisa arranco una bola de suave algodon y lo paso con cuidado, algo nervioso y tenso todavia, sobre la palma, limpiando el exceso que habia caido alli donde no tenia la herida, asi como limpiando en pequeños, rapidos y ligeros toques intermitentes la herida alli sentado de lado sobre sus rodillas como un niño sentado sobre las rodillas de Papa Noel.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 05, 2011 7:50 am

El miedo expresado por el cuerpo del muchacho tras su amenaza le dejó claro que le creia y que procuraria no volverle hacer esperar, le gustaba infundir miedo, no iba a negarlo, le producia un inmenso placer ver a la gente temblar cuando el pasaba. Manteniendo su depredadora mirada en el cuando se acercó a su mandado, le rodeo con firmeza la cintura cuando se subió a su pierna para que no perdiera el equilibrio mientras atendia su herida, a la par que sus ojos, como la vez anterior se centró en el rostro del chico en lugar que la herida.

Le dolia, no era insensible ni inmune al dolor, lo que pasaba es que era poco expresivo, siempre lo había sido, desde que tenía uso de razón pues se había criado con un hombre sobrio, serio, austero, sin madre, se había acostumbrado a guardar el dolor en el interior, así que no movia ni un musculo mientras el castaño le curaba, ni su respiración variaba. Esta seguía regular, golpeando la piel ajena como la de un lobo golpeaba la del cordero al que iba a devorar.

- ¿Traes almuerzo de casa o lo compras en la cafetería de la escuela?- le preguntó siguiendo con sus ojos una gota que bajo por su mejilla, acercandose a atraparla con su lengua y sus labios cuando descendio por su cuello, manteniendo sus ojos abiertos al hacerlo. Era la segunda vez que realizaba aquella acción, succionando esa piel ahora húmeda, encontraba aquella sensacion de piel ardiente contra sus labios, agradable. Sentía que podria recorrer con placer aquel cuerpo con su lengua, lo que era sin duda algo desconcertante teniendo en cuenta que ese que estaba sobre su rodilla era un chico-. Porque sea como sea, el almuerzo tambien lo pasaras aqui...- le informó subiendo la lengua por esa húmedad despues de dejarle una marca de succión en el cuello-. Estas empapado...¿que estuviste haciendo?¿jugando en los baños con alguien?¿Por eso te retrasaste?- le preguntó soltandolo de la cintura para tomarle el mentón y que lo mirara- ¿A cuantos te tiras además de a tu hermano?- le preguntó observando esos ojos mientras dibujaba sus labios con su pulgar.

avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Mar Jul 05, 2011 8:50 am

-La compramos...compro -retifico rapdio, acostumbrado a hablar en plural aun sin atreverse a mirarle , con la vista gacha, atentata a la mano herida -en la cafeteria de la escue-aahh -dijo cerrando nuevamente los ojos a modo de autodefensa, dejando de curarle la herdia algodon en mano, dejando una mano sobre la muñeca del moreno y otra (la del algodosn) sobre su propia pierna, al sertir como el moreno lamia su cuello una gota que acababa de notar que caia por su mejilla, succionando su piel dejandole muy seguramente marca en él tras informarle de donde pasaria tambien el almuerzo, pasando su humeda lengua por su cuello hacia arriba, produciendole un escalobrio, encrispandole la piel.

La mano que lo mantenia agarrado por la cintura para que no cayera paso de su cintura a su menton, haciendo que le mirara. Le daba mas temor mantener los ojos cerrados con el rostro del moreno frente a el mirandole con frivolidad, fijamente, que abiertos, por eso, al notar sus frios dedos hacerse con su mento abrio los ojos, estando estos vidriosos.

-N-no, tenia calor y tan solo me quise refrescar... Estaba el servicio lleno... -se escuso, desviando la mirada a un lado aun por tener el sujeto por su mano el mento del gemelo, pero su siguiente pregunta hizo que volviera los ojos a él perplejo, con los ojos abierto de par en par, sorprendido, con el rubor apareciendo en su mejillas suavemente, notando su directa mirada y como rozaba sus labios con el pulgar de forma suave, dejandole una fresca sensacion en ellos.

La pregunta le resulto muy directa. Era verdad que su gemelo no era el unico con el que jugaba. En este colegio cada uno de los gemelos habian probado con un alumno diferente. Ambos mayores que ellos al menos unuos tres años, como mucho cuatro. En su anterior colegio se habia enrrollado su hermano , Hikaru, con mas de uno por ser mas directo, menos desvergonzado y a diferencia de el por ser seme. Kaoru por su parte conseguia menos, pero aun asi, alguna que otra vez le habian abordado llevandole a algun sitio, apartandolo de su gemelo. ¿Que le iba a decir a Hibari? ¿Que queria oir? ¿Acaso queria una lista de todos los que le tocaron? ¿Pero queé...? Dejaria que le dominara, controlara e incluso abusara de el como quisiera, pero se negaba a responder eso..

-No tengo por que contestar ... -se atrevio a decir plantandole cara aun con los ojos un tanto vidriosos y temblorosos, haciendo acopio de todo el valor que habia en el, quedandose completamente bulnerable tras eso. -Por favor, no quiero... -le pidio rapidamente, bajando la vista con tal de dar esquinazo a sus ojos tan fijos que tan nervioso y tenso le ponian.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Mar Jul 05, 2011 11:26 am

Bien, habría preferido oir que le preparaban la comida en casa, pero se conformaría con que le comprara el almuerzo, ya puestos a extorsionarlo, le haría el paquete completo para que comprendiera que no era muy rentable que otro te salvara la vida y por qué estaba tan obsesionado con ser el más fuerte.

Sin embargo, lo que no esperaba era esa respuesta a sus preguntas, dejando de observar sus labios para mirar esos ojos que esquivaron su mirada, captando su humedad, pero no sintiendo en absoluto lastima o compasión por ello, todo lo contrario.

- ¿Qué no "tienes"...?- repitió frunciendo el ceño para oir ese ruego que corrigió sus anteriores palabras pero que por alguna razón le produjeron una molesta sensación. Había esperado indignación ante su pregunta, ante su insinuación de promiscuidad, que lo desmintiera, que afirmara que amaba a su hermano o algo por el estilo, algo que le indicara quizás que sus reacciones ante él eran... je, ¿qué estaba pensando?¿qué le dejaba tocarlo solo por gratitud por salvarlos? Estaba más que claro que mientras fuera hombre le valdría cualquiera para excitarse así que no tenía por qué darle más vueltas a sus pensamientos-. ¿De que tienes miedo?¿Crees que voy a ir a hacerles daño o algo por el estilo?- preguntó divertido retirando su mano de sus labios y dandole un empujón para que se bajara de su rodilla, al ver que ya había acabado de curarlo, por alguna razón se había molestado y se le habían quitado las ganas de jugar con el chico-. Ya puedes irte. Vuelve a las tres con tu almuerzo y el mio y esta vez no te retrases- le ordenó guardando las cosas en su cajón y colocandose una muñequera protectora para sacar los partes de faltas y castigos y revisarlos, ignorando la presencia del chico.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 06, 2011 1:34 am

Al oir aquel tono divertido suyo, mas frivolo y escalofriante de lo normal, Kaoru quiso haber no dicho eso. El moreno le dio un empujon apartandolo de sus rodillas algo molesto.Kaoru se puso en pie y al oir que podia marcharse, recordandole que debia regresar a las tres con el almuerzo de ambos, le echo una fugaz mirada de reojo disimuladamente nada mas comenzo a andar volviendo a rodear la mesa, y se dirigia a la puerta. Aun tenia algo de tiempo para el, ¿pero para que?

Salio y volvio a cerrar las puertas tras él. Se quedo alli de espaldas frente a las puertas del Consejo, sin saber a donde ir. Se llevo la mano al cuello, tocandose suavemente con las llemas de sus dedos alli donde habian succionado el moreno y no pudo evitar notar como sus mejillas se acaloraban. ¿¡Que estaba haciendo!? El moreno tan solo jugaba con el como cual muñeco de trapo. Estaba totalmente a su merced.
Su mirada le ponia tenso, su actitud nervioso y sus palabras le dejan helado. Aun asi, cuando sentia sus manos en él, su ardiente piel se calmaba. Podria decirse que era como el paño humedo y fresco que te alivia del afixiante calor cuando estas enfermo....

De vuelta a las clases se paso las siguientes horas mirando por la ventana en gran parte, tan solo atendiendo a ratos. Hubo un momento en que el profesor le pregunto algo de lo que estaba explicando. Le pillo totalmente desprevenido, pero al levantarse del asiento como si le hubieran clabado una aguja mientras andaba despistado, poniendose en pie para responder como era habitual, todos sus compañeros de su alrededor se fijaron en su cuello. Kaoru no les presto atención y tras responder improvisadamente y bien a la pregunta del profesor, a quien pido que la repitiera, se volvio a sentar en su sitio y desvio la mirada a la ventana, con su mano ocultando aquella huella del moreno que daria mucho que comentar siendo uno de los gemelos quien la llevaba, ademas de notarse ser muy reciente y que su hermano hoy no habia venido, viniendo el solo por vez primera. Muchos se preguntarian quien habria sido, cuando y donde.

Para cuando sono el timbre que ponia fin a las clases Kaoru volvio a ser uno de los primeros en marchar del aula. Fue escaleras abajo hasta el ultimo piso, entro en la cafeteria y compro dos almuerzos que consistian básicamente cada uno en dos triangulos de sándwich con pechuga, lechuga y tomate uno de los triangulos y el otro triangulo de sándwich con bonito y un poco de tomate frito bien untado con algo de huevo cocido finamente troceado.

Cuando fue a por algo de beber a la maquina de agua que pillaba a la salida de la cafeteria miro el reloj. Tan solo habian pasado tres minutos, quedandole cuatro para volver a subir todos los pisos y presentarse de nuevo en aquella sala.
Saco dos botellines de agua y con los sándwich en una mano y los botellines en otra subio y subio aprisa por las escaleras.

Hoy estaba con mas prisas y haciendo mas deporte de lo que se pudiera imaginar.

En el fondo no solo se daba prisa por la advertencia del moreno y por todo lo que pudiera hacerle por si llegaba tarde otra vez aparte de grabarle como le habia dicho, un reloj en su muñeca, sino que de seguro que seria capaz de presentarse en su casa, vigilarlo, acecharlo por las calles y pasillos, sacarlo de clase, retenerlo de los entrenamientos de baloncesto a los que no iria por la ausencia de su hermano…. Mil cosas, quien sabia lo que el moreno tenia en mente para el. Sin embargo el en el fondo se apresuraba porque aunque no lo quisiera admitir ni para el mismo, era que queria que le tocara.
Para el, Hibari era como el malo de la película. Ese personaje que influye miedo y respeto, asi como a la vez una extraña adiccion a el que nadie entiende y nadie queria admitir, negandolo siempre y maquillando esa extraña adiccion con fingida repulsión, odio o simplemente sumisión como era el caso…

Las 15:00.

Paso directamente sin llamar, cerro la puerta como de costumbre y se acerco a la mesa lentamente, poniendo lo comprado sobre ella, estando frente a el al otro lado de la mesa.

-Aquí tienes tu almuerzo Hibari-san –dijo, colocando con sumo cuidado el botellón de agua y el paquete del sándwich algo mas cerca de su parte de la mesa empleando manos para ello.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Jul 06, 2011 2:32 am

Despues de que el chico se fuera giró el sillón y se quedó mirando por la ventana pensando un poco en qué demonios estaba haciendo. El muchacho solo era su nuevo juguete, tenía 17 años, era normal si ya empezaba a sentir ese tipo de curiosidad hacia otras personas, que Kaoru era un chico ¿y qué? Si lo pensaba fríamente no era tan extraño que hubiera desarrollado esa inclinación. Su madre era una zorra que lo utilizaba para sacarle a su padre cuanto tenían, desde los 8 años vivian ellos dos solos, sin más presencia femeninas que esas llamadas que Alaude se esforzaba porque no oyera, pero lo había entrenado bien y obtener información era su fuerte, así que desde siempre habia adquirido una animadversión por las mujeres. Siempre había temido que al abrir la puerta de casa su padre lo llamara para presentarle a una nueva "madre", pero la verdad es que dificilmente iba a ocurrir si su padre no hacía más vida que de la casa al trabajo y del trabajo a casa. Si el único número que tenía en su teléfono a parte de los del trabajo era el de su madre. (y sí se lo controlaba).

En definitiva, no estaba asustado porque tocar al corderito que habia atrapado le agradara. Porque pensar en devorarlo le hiciera hormiguear la piel en vez de retorcerse de asco. De hecho, casi se alegraba de darse cuenta que era homosexual, aunque dudaba que él fuera como su padre de haber sido hetero. A él una mujer no iba a amargarle la vida y si no la había llamado ya para advertirle que si no les dejaba en paz iria a Italia con ella, si, pero para abrirle el cuello y tirarla al rio era solo porque no quería faltarle el respeto a Alaude. Sabía que se esforazaba mucho por dejarle al margen de sus problemas y estaba agradecido con su padre por dedicarle su vida a él. Era por eso y solo por eso que había jurado que jamás le causaría problemas y que resolvería por si mismo cada lío en el que se metiera. Era por eso por lo que quería ser el más fuerte.

En esas tres horas desde que Kaoru se marchara hasta el almuerzo fue a una clase, le dió un puñetazo a uno por correr por el pasillo y confiscó un móvil porque ya se había gastado el saldo del mes y necesitaba hacer una llamada, regresando a la sala del Comité con los informes del resto de sus subornidados, que se conformaban con "castigar" herbívoros de bajo nivel por faltas aún más absurdas que las que él imponía con tal de golpear a alguién y en esa lectura estaba cuando la puerta se abrió y él se llevó la mano al reloj, sonriendo de lado. Vaya, el chico era de los que aprendian rápido.

Sin responderle nada, se echó hacía atrás en el asiento y tomó lo que le había traido, mirandolo con un poco de aburrimiento. Odiaba la comida de la cafetería, así que ya que él chico no iba a traer almuerzo de casa tendría que volver a encargar a sus subornidados que volvieran a confiscar bentos antes de la hora del almuerzo y él se quedaría con el dinero de Kaoru para tal fin. Tampoco sería mal plan.

Comenzó a comer en silencio, sin dirigierle la palabra al chico, pero sin sacarle los ojos de encima mientras le dejaba que se acabara el almuerzo, limpiandose los dedos en una servilleta se acabó el agua y luego de meter todo a la papelera y de dejar su mesa completamente libre chasqueo los dedos para llamar su atención. Ahora tenían hora y media antes de las clases de la tarde. Era tiempo de comenzar a "jugar".

- Ven aqui- le ordenó cruzandose de piernas en su silla y recostandose en el respaldo-. Subete a la mesa, de rodillas y empieza a quitarte la ropa- le ordenó con gesto serio como podría haberle dicho "limpiame el despacho"-. Quiero que me muestres donde te tocan esos a los que te tiras.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 06, 2011 5:23 am

Una vez se dejo el almuerzo en la mesa y le echo una aburrida mirada el moreno a lo que habia traido y empezo a comerlo el se sento en uno de los sofas cerca del bordillo y comio ambos sandwiches. Al principio le era incomodo tener que comer siendo directamente vigilado por Hibari, pero pasado un par de minutos, ya que todavia todo se mantenia tranquilo, sin nada fuera de tono, se tomo el otro triangulo de sandwich mas tranquilo y relajado.
Tal vez siguiera enfadado con él por haberse negado antes a responder. No lo sabia....

Al acabar el paquete del sandwich por completo dejo la cajetilla a un lado del sofa para abrir su botella y dar un trago para bajar la comida. Fue entonces que un chasquido procedente de deonde estaba el moreno llamo su atencion. Se quito el botelli de los labios y lo cerre a la vez que se levantaba del sofa y se acercaba a la mesa por orden del moreno, que se puso algo mas comodo en su sulla.
Lo que le ordeno que hiciera a continuacion no puso ninguna pega, limitandose a obedecer tan solamente. Ya habia gastado su cupon de oponerse a él cuando se nego a decirle a cuantos se habia tirado, o mejor dicho, cuantose se le habian tirado.

Se subio a la mesa frente a él de rodillas como le dijo Hibari, dejando la botalla de agua a un lado en la mesa. Sin cruzar la mirada con el de forma directa y con la cabeza gacha, se llevo ambas manos al cuello, se deshizo de la corbata escolar dejandola caer frente a el en el hueco de la mesa que habia entre sus piernas y de seguido comenzo a desabrocharse los botones de su camisa, dejando su dorso al descubierto. Con timidez y cuidado dejo caer de sus hombros la camisa hasta quitarsela por completo hasta caer al suelo tras el.
Como le habia dicho el moreno comenzo a indicar las zonas tocadas por manos agenas. Le miro timidamente y, manteniendo la mirada, algo sonrojado y nervioso, se llevo ambas manos tras su cuello de forma sensual y lentamente, comenzaron a descender por su pecho y vientre a la vez, acariciandose su propio cuerpo, poniendose sus pezones duros por la excitacion de estar haciendo eso frente a el.
Cuando llegaron sus manos a su pantalon, haciendose con su cinturon, se paro, mordiendose el labio inferior nervioso. Tan era su nerviosismo que era capaz de oir su propias pulsaciones, asi como cada corta bocanada de aire que cogia rapido y silenciosamente por la boca, soltando el aire al segundo siguiente de haberlo tomado...

Sabia que tenia que continuar o el moreno podria volver a enojarse, y el no queria que se enojara y acabara echandolo otra vez. No conocia a nadie de confianza que no fuera su hermano con el que poder pasar la hora y media del almuerzo, por lo que era estar con el omiso y obediente o solo arrepintiendose de no haber seguido adelante. Asi pues, se desabrocho el cinturon y el boton del pantalon para bajar lentamente la cremallera del pantalon con el sonrojo a flor de piel en sus mejillas, volviendo a tener los ojos brillantes y vidriosos sin apartar por un momento la mirada de su rostro, habeces mirando directamente a sus ojos....
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Jul 06, 2011 6:00 am

El chico obedeció sin rechistar y sus ojos siguieron sus movimientos recorriendo sus formas delgadas cuando se subió en la mesa, mientras apoyaba la cabeza en la palma de su mano cuyo codo reposaba en el reposabrazos.

Sin perder detalle de sus manos y como las prendas se deslizaban por esa piel pálida mostrandole ese torso que ya había visto en los vestuarios pero en el que en ese momento no habia reparado, la mano que tenía descansando en el otro reposabrazos movio sus dedos levemente en recuerdo de esa sensación que había sentido cuando en la enfermería coló su mano bajo la camiseta y atrapó uno de esos botoncitos oscuros que ahora se alzaban frente a sus ojos mientras el chico deslizaba sus manos por su piel.

Le era inevitable pensar cuantos podian ser los que habrian probado esa piel. Se suponía que iba siempre pegado a su gemelo, era lo que las informaciones que había recabado sobre él le decían y si solo tuviera que fiarse de esas mejillas sonrojadas y esos ojos aguados quizas podría pensar que se estaba metiendo en una relación sólida pero que no le respondiera cuando le preguntó le escamaba. Era más joven que él, ¿a cuantos podria haberse follado?¿a 5? ¿10?¿más? Ese pensamiento le hizo apretar de tal forma la silla que el reposabrazos crujió bajo sus dedos, habia desviado la mirada un instante perdido en sus pensamientos cuando escuchó el sonido de la cremallera al bajar y volvio a mirar al chico, primero a los ojos y luego a su entrepierna.

- Sacatelos- ordenó deseando ver su sexo, pues no se apreciaba demasiado abultamiento ahi-. Quiero ver tambien cómo te tocan- le dijo alzando la vista a sus ojos y en la misma línea de su voz le dió la siguiente orden-. Masturbate. Quiero que te corras antes de que toque la campana. ¿Me has oido?
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 06, 2011 7:52 am

Kaoru abrio los ojos sorprendido por la peticion, pero acabo asintio muy levemente y alli sobre la mesa, de rodillas, se dehsizo de sus zapatos dejandolos caer al suelo. Despues se bajo el pantalon y sus canzoncillos a la vez ,un poco, para despues sentarse sobre la mesa, en el borde del lado mas cercano al moreno, con las piernas colgando frente a este. Sus pantalones y canzoncillos cayeron tambian al suelo, esta vez al otro lado de la mesa, quedando completamente desnudo.

Se llevo una mano a su sexo. Estaba algo excitado por el expectaculo privado que le estaba dando al moreno, aquel moreno que todo el mundo temia y que debian desconocer que hacia cosas como estas a escondidas de los ojos ajenos. Se toco con suavidad, tocando y manoseando la punta de su pene auto-excitandose para despues empezar a tocarlo, ya agarrado con levedad, de arriba abajo. Hizo al de unos segundos una pequeña pausa llevandose el dedo indice y corazon a la boca, humedeciendo sus dedos para seguir con su masturbacion. Ahora con movimientos mas graciles al embadurnar su erecto miembro con la resvaladiza y transparente saliba, su mano se deslizaba y movia cada vez mas rapido de arriba abajo, soltando algunos jadeos de placer que no podia seguir reteniendo, echando su cabeza hacia atras con los ojos cerrados y el rostro sonrojado. Su otra mano la usaba como contrafuerte para no caer hacia atras, reclinando hacia atras un poco su cuerpo.

-Aaah... aaah... -jadeaba respirando en rapidas, cortas y seguidas bocanadas de aire.

Kaoru era alguien facil de excitar, y que decir de hacerle correrse. Tan solo con recordar el momento del otro dia en la enfermeria con Hibari mientras se masturbaba era mas que suficiente para sobrecalentarlo, excitarlo y hacerle sentir un enorme placer, estando muy cerca de correrse ante el moreno en cualquier momento....
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Jul 06, 2011 8:47 am

Un imperceptible cambio en su respiración se produjo cuando se deslizó hacia él para sacarse el resto de la ropa, aunque no movió ni un músculo, solo su mirada dejó sus ojos para ver como sus manos se deshacian de las prendas una a una y dejaba ese delgado cuerpo completamente expuesto a él y como esperaba, un ligero calor descendio a su propio vientre, disfrutando de las vistas.

Sus ojos ya no abandonaron sus manos aún cuando su mirada seguia rasgada, mostrando cuiroso interés pero poco más, como si no le afectara en lo absoluto tener a un precioso muchacho tocandose solo para sus ojos.

Frunció el ceño cuando se detuvo, pero al ver el camino de esos dedos y como los humedecía de forma sensual, esa expresión desapareció y su meñique se movió hacia sus propios labios para disimular una pequeña exhalación cuando el calor en el interior de su vientre aumentó.

Cuando el ritmo de esa mano aumentó por la lubricación y la voz del chico comenzó a llenar un poco más la sala semiiluminada, pues tenía las cortinas casi echadas por lo que solo entraba un leve espacio de luz que en ese instante daba justo en el chico dandole un aura más angelical, se permitió una sonrisa al verlo cerrar los ojos y echar la cabeza hacia atrás. Realmente estaba gozando de masturbarse ante él, pero a que manos estaría evocando en esos momentos en los que no lo miraba a él. Eso no le agradaba, aunque su mente fuera algo a lo que no pudiera acceder tambien quería su control, al igual que su cuerpo ahora era suyo durante dos horas y media al día.

- Abre más las piernas, quiero verlo todo- le ordenó queriendo que le enseñara tambien su trasero, quería ver como reaccionaba aquella parte tambien, mientras dibujaba su labio inferior con su meñique-. Y manten tus ojos... sobre mi.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Miér Jul 06, 2011 10:11 am

Echo la cabeza de nuevo hacia delante, se abrio mas de piernas frente a el y entreabrio los ojos levemente mirando al moreno tal cual le habia ordenado sin dejar de masturbarse. Tal era la sensacion y el orgasmo que esta apunto de alcanzar que era incapaz de abrir los ojos por completo.
Kaoru sentia como su cuerpo ardia y como su sexo estaba duro, calido y palpitante entre su mano.

-Y-ya llega... -dijo en un placentero jadeo. - Hi- Hibari-saaan -gimio, sonando el placer en su voz. El semen empezo a brotar de su miembro, cubriendo y manchando con aquel espeso, resbaladizo y blanquecina sustancia su mano, pecho y rostro.

Solto su sexo y toco con su pulgar, indice y su dedo corazon aquella sustancia que acababa de salir de el, llevandose despues el indice a la boca, lamiendolo y tragandolo como si fuera mismisimo agua. Aun asi, pese haberse corrido como el moreno deseba, el seguia sintiendo ese asfixiante calor por todo su cuerpo.
Se saco el dedo indice de la boca, dejandolo sobre su labio inferior, insuisivo y sensual, con su miembro erecto y rigido sin sijeccion alguna y cubierto por su propio semen en aquella sala, sentado sobre la mesa frente al moreno.

-Tocame... Tocame Hibari-san ... -le pidio deseoso y casi suplicante,susurrante, mirandole de aquella forma sensual tal y como ahora se encontraba. Necesitaba sentir sus frias manos sobre el, que lo tocara y prolongara y agrandara aquella sensacion de placer...
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Miér Jul 06, 2011 11:00 am

Esos ojos velados de placer lo estremecieron esta vez de un modo más notorio y de forma desconcertante. Sabía que le infundia miedo, lo habia leido en esos mismos ojos con anterioridad pero en ese momento no veia ni un atisbo de él en ellos. Tambien había desaparecido la humedad de las lágrimas, aunque el sonrojo se mantenía dandole un aspecto completamente erótico a sus labios entreabiertos y jadeantes, a ese cuerpo que se se estremecia en involuntarios espasmos mientras se iba acercando a la culminación de la masturbación, cerrando durante un instante sus ojos al oir su nombre por primera vez dicho en ese tono, en ese registro, sintiendo que su propia respiración se había acelerado un tanto, volvio a abrirlos para ver su esencia repartida por su cuerpo, y como la tomaba con sus dedos de su propio sexo y la llevaba a sus labios en una visión que acabó por despertar sus instintos. Aquello no era un corderito... lo que tenía en la mesa era una peligrosa pantera.

Descruzó las piernas y se inclinó hacia delante para atraparlo por la muñeca y atraerlo hacia él, haciendo en el mismo movimiento que se girase y acabara sentado sobre sus piernas, con la espalda pegada a su pecho y las piernas abiertas, dejandole sentir una fuerte respiración en su cuello antes de que atrapara su piel entre sus dientes mientras sus manos se repartian entre su pecho y su intimidad, cerrando su mano en sus húmedos genitales, disfrutando de esa sensacion pegajosa en ella, tomando buena parte de lo que quedaba de su eyaculación para meterle un par de dedos en su trasero.

- ¿Cuantos?- volvio a preguntarle en un susurró ronco- ¿Cuantos han estado aqui?
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 07, 2011 3:10 am

Kaoru acabo nuevamente sentado sobre el moreno sin saber como ni cuando al traerlo este hacia él, recostandose el pelinaraja contra el mayor como cual muñeco de trapo, con las piernas separadas una a cada lado de las piernas del chico y su nuca se apoyaba en uno de sus hombros hacia atras.

Sintio como sus manos se hacian con su pecho y su miembro, asi como escuchar ,a pesar de su agitada respiracion, la del ageno sobre su cuello para acabar sintiendo como mordia su piel a la vez que una mano de éste , la que habia llevado a su sexo, tocandolo, haciendole enarcar la espalda en un espasmo y soltar eroticos jadeos de placer muy cerca de su oido mientras tanto. El moreno lo tocaba y tomaba parte de su semen, lubricandose los dedos. Dedos que acabo por comenzar a meter por el orificio de su trasero en parejas.
Kaoru, ante los deseados toqueteos de las manos del otro en su miembro llevo ambas manos al resplado, aferrandose a la silla mientras era mordido y a la vez masturbado. Al notal penetrar en el los dos dedos de moreno cerro los ojos y clabo sus uñas en el cuero del respaldo de la silla, oyendo la susurrante pregunta en su oido casi.

-Aaaaah... Du-duele..Aaah sigue... -fue lo primero que le respondio, para despues girar el rostro hacia él de medio lado mientras el otro proseguia a lo suyo y pegar sus humedos labios a su oido. -Eres el sexto, Hibari-san... -le susurro y sin vergüenza o temor alguno lamio su oido leve y lentamente, saboreando su piel y mordisquearlos juguetonamente, sintiendo un torbellino de sensaciones en su interior de lo mas contradictorio mientras. Dolor, placer, deseo, pasividad... se sentia energico y debil a la vez, pesado pero se sentia en el cielo... Era la primera vez con todos los polvos que habia echado que se sentia todo eso y mas a la vez.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 07, 2011 3:40 am

Lo sintió retorcerse en sus manos cuando se apoderó de su cuerpo, fascinado porque siguiera tan sensible tras haberse corrido ya una vez, porque le pidiera más a pesar de manifestar que le había hecho daño.

Cerró los ojos cuando tras informarle que era el sexto que lo tenía abierto de piernas, se atrevió a tocarlo, a morder su oido y ofrecerle una escalofriante sensación de placer, que hizo reaccionar su cuerpo erizando su piel, así que su mano pasó de su pecho a su garganta, para sostenerlo con fuerza y mirarlo amenazador a los ojos.

- Mala respuesta- le siseo sobre los labios, amenazando con tomarlos pero sin llegar a hacerlo, mientras lo miraba de forma penetrante-. La respuesta correcta... - le dió un empujón dejandolo con el pecho sobre la mesa y el trasero expuesto, levantandose para sostenerlo del cabello y hacerle alzar la cabeza mientras se follaba su trasero solo con sus dedos, dejando el miembro del chico colgando y rozandose contra el borde de la mesa-... es el Último- le siseo al oido, antes de deslizar sus labios por su cuello hasta la carne tierna de su hombro donde le mordió dejandole la marca de sus dientes, succionando un poco de su sangre antes de regresar a su oido mientras sus dedos seguian entrando y saliendo de él-. Mientras lleves mi marca... no vas a dejar que nadie, ¿me oyes?, NADIE, entre "aqui"...- le ordenó metiendo sus dedos más profundamente en su caliente y húmeda entrada-. Ahora eres mio y no me gusta compartir mis juguetes- le dejó bien claro sujetandolo bien del cabello mientas acariciaba su rostro con su aliento-. Vuelve a tocarte... quiero que te corras otra vez...- le ordenó moviendo sus manos más rápida en su trasero.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 07, 2011 4:40 am

Acabo con el pecho pegado a la mesa tras el empujon del ageno, dejando su trasero plenamente expesto. Éste le alzo la cabeza sosteniendole con fuerza del cabello, penetrandole con sus dedos mientras le hablaba de forma dominante y siseante al oido. Kaoru mientras tanto luchaba por controlar la agitada respiracion corrompida una y otra vez por el dolor y placer de la constante pero variante penetracion en su interior.
Cuando noto los labios del moreno sobre su piel, esta se estremecio alli a su paso, aspiro profunda y entrecortadamente para luego soltar un grito ahogado una vez le mordio, entrecerrando los ojos.

Los dedos del moreno se introdujeron mas adentro, haciendo que este pegara sus caderas mas a la mesa y soltara otro leve quejido de dolor y placer a la vez mientras seguia siendo sostenido del cabello, con la cabeza alzada, sintiendo el alientos pasar al ras de su cara, y notar latente la reciente mordida.

Al ordenarle que volviera a tocarse Kaoru alza su trasero, sintiendo como penetraba mas en el por el movimiento, soltando ahora si, un agudo quejido de dolor, y se llevo una de sus manos a su miembro aun humedo y resbaladizo, asi como otras cosas. Se comenzo a masturbas segun entraba el moreno en él, disimulando y apaciguando el punzante dolor de la dilatacion artificial anal por parte del mayor. Tubo que acelerar el movimiento de su mano en la masturbacion, corriendose en su propia mano y cuerpo e incluso sobre parte de la mesa.
Todo le comenzo a dar vueltas aquella segunda vez que se corrio, eyaculando mucho mas que la primera vez. Sentia como sus piernas no aguantaban mas, volviendose mas inestables que la gelatina. Su acelerada respiracion se entrecortaba, jadeando sonoramente. Su piel ardia y su frente estaba sudada, y pese a ello su cuerpo se estremecia sufriendo alguna que otra vez un escalofrio que le recorria fugaz todo el cuerpo de arriba abajo.

-Hibari-san... N-no puedo mas... -dijo intentando seguir masturbandose, asi como sostenerle la mirada, pero sus ojos se cerraban sin quee el pudiera hacer nada. -Gomen... -dijo, cayendo inconsciente y agotado sobre la mesa.

Como era de preveer, incluso la mejor de las drogas tenia sus efectos negativos sobre el cuerpo.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 07, 2011 5:17 am

Si había sido fascinante verlo masturbarse frente a sus ojos, que lo hiciera mientras él jugaba con su cuerpo fue algo del todo revelador. Por su cabeza pasaban cientos de cosas que deseaba hacerle a ese pequeño cuerpo, entre ellas ser verdaderamente el sexto en entrar en su interior, pero aún no. No le gustaba la idea de estar en un lugar donde posiblemente aún quedaban restos de otra persona. Primero tendría que purificar ese cuerpo y luego ya vería si acababa tirandoselo o no. Tenía todo un curso para hacerlo, poco le importaba si cuando su gemelo regresara a la escuela intentaba recuperar a su hermano de sus garras. Ya se lo había dicho. Era SUYO, estaba vivo porque él habia detenido esa navaja, así que su vida le pertenecia y podia hacer con él lo que quisiera.

Su respiración seguia regulada, pero era algo más pesada, seguia dejandosela sentir entre su oido y su cuello mientras disfrutaba de su voz jadeante, que le regalaba quejidos y gemidos a partes iguales mientras el sonido de su mano moviendose por su sexo y sus dedos entrando y saliendo en ese humedecido recto hacían el resto antes de sentir como en torno a sus dedos el caliente interior empezaba a palpitar retirandolos y soltandolo para ver que se había vuelto a correr esta vez en el suelo, viendo como un poco quedaba colgando se su sexo que empezaba a encogerse, dentro de su mano que aún se movia obediente en él.

Sus ojos se desviaron al chico al oirle jadear y disculparse antes de perder el conocimiento y lo sostuvo antes de que resbalara por la mesa, girandolo y alzandolo como una princesa para tumbarlo desnudo aún en uno de los sofás de la sala, apartandole el flequillo humedo del rostro hacia arriba lo contempló largamente, antes de desviar su vista por su cuerpo hasta la mano que habia estado cascandosela, tomandola de la muñerca, la alzó y lamió en su palma un poco de la esencia del muchacho, encontrando el fuerte sabor interesante.

Volvio a inclinarse sobre su rostro, observandolo a escasos cm de sus labios, pero sin rozarlos realmente.

- Descansa... porque así será la única forma en que estarás a salvo de mi...- susurró antes de incorporarse y echarle su propia chaqueta por encima del cuerpo, luego fue a la mesa, y le dejó una nota. "Limpia todo antes de salir. Mañana a las 12 en punto te quiero de nuevo aqui".

Tras esto salió a desahogarse golpeando a alguien. Ese muchacho habia logrado alterar su sangre.


Spoiler:
Seguimos el resto de los días en este mismo tema ¿vale?
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Jue Jul 07, 2011 9:44 am

Desperto al cabo de hora y media desnudo sobre el sofa. Las clases terminaban tras el almuerzo de las tres. Tenian hora y medi de recreo y luego comenzaban las extraescolares de 16:30 a 18:00.

Lentamente y notando algo de frio abrio los ojos ladeando la cabeza a un lado y a otro despejandose. Cuando fue consciente de que seguia en la sala del Comite de Disciplina, tumbado en el sofa y cubierto tan solo por la chaqueta con el brazalete rojo que solia llevar el moreno, comenzo a levantarse hasta quedar sentado y recostado agotado en el sofa, hundiendose en el. Sentia su cuerpo pesado mas que agotado, y sentia incomodas pequeñas molestias en su trasero cuando se sentaba, pero acababan cesando rapido.

Se acabo levantando de solfa llendo por aquella sala completamente desnudo, a paso lento, dirigiendose a la mesa en la que hacia algo mas de una hora se habia corrido y habia disfrutado tanto. Cogio la camisa del suelo, se la puso y se la abrocho, bordeo la mesa y cogio los mantalones que gracias a Dios no se habian manchado con su semen al encontrarse en medio tirando para el lado opuesto. Se puso sus canzoncillos, sus pantalones y cuando se quiso hacer con su deshecha corbata que se encontraba en la mesa, se topo con la nota del moreno.
Echo un vistazo entre los cajones de la mesa hasta dar con un trapo y las llaves del baño. Se dirigio alli, lleno un balde de agua y limpio todo lo que habia ensuciado con su propia sustancia. Veinte minutos despues el despacho quedo nuevo, tirando incluso a la basura el botellin de agua que acabo terminandose de beber y el emboltorio del sandwich.

Asi pues, una vez hubo terminado de liquidar con su tarea de limpieza extraescolar, terminando a las 17:00, salio del colegio, regresando a su enorme casa. Alli su hermano le pidio que le diera cuidados especiales con la escusa de que estar en la cama lo mataba y aburria, pero tal fue la sorpresa que se llevo cuando su gemelo (Kaoru) le nego, dirigiendose a su propia habitacion, aquella que nunca habia llegado a usar ya que siempre habia dormido junto a su hermano en la misma cama. Alli se hizo con el pijama, se dirigio al servicio y se dio una caliente y reconfortante ducha para limpiarse y quitarse de encima el semen seco ya en su piel. Al desnudarse frente al espejo se miro el cuello y el hombro. Tenia una pequeña marca en el cuello, el chupon que habia dado de que hablar a la gente del colegio cuando se lo vieron, y en el hombro tenia una circular marca producida por los dientes del mayor. Al ver esta segunda se llevo la mano a la mordida y se metio a la ducha....

Para cuando termino su ducha y se puso su pijama eran las 19:00. Se encerro en su cuarto, se tumbo en la cama y se quedo alli hasta quedarse dormido hecho una bola de medio lado. Una de las asistentas le tapo con una manta a chico al verlo dormir ya entrando la noche, suponiendo que se encontraba cansado porque se sentia igual de dolorido que su gemelo. Como solia creerse, si uno enfermaba el otro no tardaba mucho en caer enfermo. Si uno se sentia mal, aun estando kilometros separados el uno del otro, el otro se sentiria igual. Vamos que pensaban que eran la misma persona en dos cuerpos, y eso sabian su hermano y el que no era asi....

Al dia siguiente, desperto en la habitacion que nunca hbaia usado, solo y sin su hermano en aquella cama doble. Se puso el uniforme, desayunó y volvio a ir al colegio de forma directa, sin pasar por el cuarto de su hermano para tan siquiera darle un beso de buenos dias, una caricia o simplemente mirar que tal se encontraba sin necesidad de despertarlo. Nada...

Su hermano lo dejaba escapar uno, dos incluso puede que tres dias, pero esa actitud tan esquiva con su gemelo le ponia de mal humor....

SIGUIENTE DIA....


Última edición por Hikaru/Kaoru el Lun Jul 18, 2011 8:45 pm, editado 1 vez
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Jue Jul 07, 2011 10:57 am

No regreso a la sala del Consejo hasta última hora de la tarde, juntó a algunos "perros", los más leales y se dedicó la tarde a encargarles diversas tareas para recabar información. Quería 5 nombres y los quería para ayer.

Después de eso se fue a buscar pelea a uno de los colegios rivales, y cuando ya se quedó en su línea de tranquilidad, volvió al instituto y entro a la sala, encontrandola vacía y limpia. Incluso paso un dedo por la mesa para verificarlo, pero lo detuvo justo donde el chico había estado tumbado y apoyó la mano completa, recordando lo que le había hecho.

No sentia remordimientos, al contrario. Quería seguir con aquel juego ahora que sabía que el chico no iba a causarle problemas. Pensó que tendría que intimidarlo más, que tendría que chantajearlo con hacerle daño a su gemelo, pero para su sorpresa había aceptado bastante bien aquello... hasta le había rogado que lo tocase.

Su mano se cerró y se retiró de la mesa al recordarlo. Era un tanto desconcertante pero no deseaba pensar demasiado en ello. No tenía por qué buscarle explicaciones a las reacciones del chico, le gustaba el sexo, posiblemente fuera ninfomano o algo así, y sabia que mientras cumpliera sus ordenes no le haría daño. No había más vuelta de hoja. Mientras llamara su atención todo lo que tenía que hacer era seguir haciendo lo que le apetecia y nada más.

Tras ese pensamiento tomó su chaqueta y se subió a su moto para llegar a casa a las 20:00 horas como todos los días, pero para su sorpresa al anunciar que había llegado se encontró la casa a solas, pero no tardó en recibir una llamada de su padre. Se había complicado la cosa en el hospital, llegaría más tarde pero si quería podía pedir cómida para llevar y empezar la cena sin él. No lo hizo. Nunca lo hacía. Todo el dinero que le daba lo guardaba, así que dejó su mochila en su habitación y luego bajo a la cocina y miró que había para preparar. Todo estaba superorganizado para ser una casa donde solo vivian dos hombres, sin presencia femenina, así que preparó un poco de arroz y una tortilla y se lo subió a la habitación, pues le habia creido entender que Alaude vendría cenado.

Ese día no hizo sus tareas. Enchufó el pc y buscó en internet algo de información sobre las relaciones sexuales entre hombres.

+++++++++++7:30 horas del día siguiente+++++++++++++++

Se levantó y se duchó como todos los días, sentandose a desayunar con su padre que no manifestaba en absoluto tener dos costillas fisuradas y 12 puntos en un brazo salvo cuando alzó el brazo para alcanzar uno de los recipientes guardados en las alacenas superiores. No se movio para ayudarlo porque el mismo policía le había enseñado que solo se ofrecía la mano cuando alguien la pedia pues podía ofender a alguien que no lo necesitara, y según el código de ambos, ni padre ni hijo necesitaban jamás ayuda.

Tras una corta charla entre bocado y bocado, tomó la moto pero no fue a la escuela, se saltó las primeras clases y llegó a media mañana, apenas media hora antes del recreo, dejando una bolsa en la mesa tomó los partes de faltas y castigos y lo revisó rapidez mientras esperaba la llegada del chico.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 08, 2011 2:25 am

Dificilmente lograba prestar atencion. Por mucho empeño y concentracion que pusiera Kaoru, cuando ya parecia que habia dejado a un lado la imagen del moreno en su despacho, asi como algunas escenas de lo ocurrido en éste, su mente volvia a retomar esas imagenes al de unos minutos. Así le resultaba imposible dar clase. Sus compañeros le miraban mal disimuladamente, unos curiosos, otros con odio y recelo, unas como apuntandoselo como objetivo a abordar en el pasillo, otras con lastima al verle diferente suponiendo que era por la ausencia de su gemelo... Vamos, que él era indirectamente el centro de atencion de todas las miradas de su clase.

Antes de acabar la segunda clase pidio ir al servicio. Alli bebio un poco de agua y al ir a orinar se encontro con que se le estaba poniendo dura. Despues de dos horas viendo en su mente los recuerdos del pasado dia como si de una peli porno se tratara, por mucho que no quisiera aquello era inevitable. No supo si la habia tenido asi al salir de clase o era ahora, cuando estaba solo intentando aun evitar pensar en nada, cuando se le habian empezado a empinar.
Se metio en uno de los servicios, se sento sobre la tapa y no hizo otra cosa que masturbarse por la simple razon de necesitar eyacular mientras desviaba sus pensamientos a la incomprensible clase de matematicas que a su hermano tan bien se le daba. Sin poder evitarlo, recordaba al moreno, queriendo que aquella siguiente hora de clase terminara para ir con él.

Para cuando regreso del servicio al de unos cuanto minutos le dijo a la profesora que su tardanza se debia a que se encontraba mal, pero que se le habia pasado algo refrescandose con agua. Al final habia logrado calmar su cuerpo. La profesora, tragandose la mentira por su buena actuación, le dejo que se recostara sobre su mesa y descansara si era necesario al verle las mejillas tan acaloradas. Kaoru siguió su papel y acepto, pasando aquellos tres cuartos de hora recostado sobre su mesa, usando sus brazos de almohada mientras miraba por la ventana las nubes mientras oia la voz de la profesora algo distante a pesar de estar en clase.
La clase que se impartia ahora resultaba ser literatura. A él eso le encantaba y andaba sobrado, de ahí que la profesora le permitiera y se preocupara por su alumno estrella en su asignatura.

Toco la sirena poniendo fin aquella clase. Kaoru se levanto del asiento, y, como recuperando toda su energia de golpe tras cruzar la puerta, subio las escaleras a contra corriente del resto de alumnos, los cuales bajaban al recreo.
Al llegar frente a las puertas de la sala del Comite de Disciplina, Kaoru se tranquilizo expulsando lentamente el aire por la boca en un largo soplido. Estaba nervioso y no era porque le tuviera miedo precisamente. Bueno, puede que si lo tuviera, que su mirada le siguiera incomodando y paralizando, haciendole que se pusiera nervioso y se sintiera inseguro. Aun asi, era otro nerviosismo el que le asaltaba, uno de curiosidad, impaciencia y angustia a la vez…


Abrio las puertas y alli vio al moreno. ¿Acaso no iba a clase? Siempre estaba alli metido, y sino era alli enfrascado en sus expedientes era patrullando los pasillos para quedarse a gusto golpeando al primero que hiciera la mas minima falta.

-Buenos dias Hibari-san –le saludo mientras cerraba la puerta y se acercaba a la mesa, poniendose como el pasado dia frente a esta. -¿Cómo tienes la mano? –pregunto por su herida, sonrojandose segundos después levemente al recordar donde habia tenido la mano sana del mayor la pasada tarde y ocurrirsele que podia llegar a pensar el mayor por aquella mano en vez de la mala. –¿Se le cerro la herida? -añadio esa segunda pregunta rapidamente para aclarar su pregunta, sintiendose un tanto estupido ahora que lo pensaba.
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 08, 2011 2:58 am

Puntual. El chico entró en la sala con la respiración un tanto alterada evidenciando que habia corrido para no hacerle esperar y eso lo llenó de satisfacción, dibujando una leve sonrisa arrogante, mientras sus ojos lo recorrian al acercarse, sin responder a su pregunta sobre su mano más que sacando los útiles para las curas. La verdad es que los puntos le ardían un poco por haber usado la moto, pero no era algo que le impidiera hacer sus actividades normales.

- Aún no, así que vuelve a curarmela- le dijo retirando la silla de la mesa para que volviera a sentarse sobre sus piernas para que le atendiera la herida-. Y deja el dinero del almuerzo en la mesa. No me gustan los sandwich- dejó claro para que supiera que él se haría cargo del almuerzo de ese día. Ya tenía la orden dada para que sus "perros" confiscaran dos bentos por la escuela a la hora del almuerzo. Mientras esperaba que se sentara sobre el sacó una bolsa de manzanas y las dejó sobre la mesa-. Cuando acabes de curarme, pelaras esas manzanas y las trocearas para darmelas- comentó añadiendo otra tarea para el chico para ese recreo, además tendrían que comer algo en esa media hora para eso era ese descanso a media mañana, el día anterior con la novedad del chico se le había pasado por completo.
avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 08, 2011 4:29 am

Kaoru entendio rapidamente, nada mas retirar la silla de la mesa el moreno, que tenia que sentarse sobre sus piernas para hacerle la cura. Se metio una mano al bolsillo trasero de su pantalon y se hizo con el dinero que llevaba para su almuerzo, dejandolo sobre la mesa para despues , nuevamente, bordear la mesa y sentarse de sobre sus rodillas, esta vez de espaldas a el, sin pegarse a su pecho.

Nada mas tomar asiento comento lo de las manzanas, a lo que dirigio la mirada a la bolsa que habia sobre su mesa a un lado. -Claro Hibari-san -asintio y bajo la mirada en busca de su mano herida, haciendose con ella y poniendola entre sus piernas otra vez palma arriba. Cogio el cristalmina de spray, disparo en su mano y con un agoldo volvio a limpiarle lo sobrante que habia caido en zona no herida y absrober con el algodon el exceso que habia sobre la herida. Le levanto la mano y soplo al suponer que escoceria.

-Esto ya esta por hoy... -dijo tras su cuarto y ultimo suave soplido a su mano, posando la mano del moreno otra vez sobre sus muslos boca arriba.

Segun parecia ser, el moreno se mantenia "tranquilo" en el primer recreo. Tal vez porque solo fuera de media hora y no le resultara tiempo suficiente para sus manipulaciones, aun asi, le agradaba tambien estar a su lado, incluso sentado sobre el. Estaba algo tenso, notando la mirada del moreno observandole, vigilando cada uno de sus movimientos.
Se estiro, levantandose y separando su trasero de las rodillas del moreno, para acercarse la bolsa en la que habia unas cuantas manzanas y un cuchillo sin mucha sierra, con la punta delantera redondeada.Miro a su alrededor y vio que habia un pequeño cubo de basura muy cerca, casi al lado de la silla de Hibari. Metio su mano en la bolsa, agarro una manzana y con el cuchillo la empezo a pelar de una sola vez, formando una larga tira en espiral que acabo tirando a la basura y cortar un primer trozo. Se recosto un poco hacia atras, pegando su espalda a el y observandole muy de cerca le acercaba a sus labios el primer trozo de manzana...

-¿Asi esta bien..? -pregunto casi susurrante, con su rostro muy cerca del suyo a un lado.


Última edición por Hikaru/Kaoru el Vie Jul 08, 2011 5:33 am, editado 1 vez
avatar
Hikaru/Kaoru
Clase de 2º
Clase de 2º

Mensajes : 215
Fecha de inscripción : 08/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Hibari Kyoya el Vie Jul 08, 2011 5:05 am

Como el día anterior sus ojos no perdieron detalle de los movimientos del chico, viendo como en esta ocasión se sentaba dandole al espalda, pues ya sabia lo que tenía que hacer, impidiendole ver como curaba su mano, pero no era algo que le interesaba, pues realmente estaba más interesado en esa cabeza concentrada en lo que hacia y en su nuca y el pequeño trozo de piel que le ofrecia a la vista. Si la mano le dolia o no, no lo demostró, aunque si percibia bien lo que hacia, su tiento al pasar el algodón y luego como soplaba sobre su piel produciendo alivio al ardor que hormigueaba en sus puntos. La verdad es que era bastante agradable tener a alguien atendiendo sus heridas que hacerlo el mismo como siempre, aunque como mucho tendria que hacer eso un par de días más, tenia muy buena cicatrización, asi que pronto se quitaria los puntos.

Sus ojos recorrieron su cuello hasta detectar que su chupetón seguia aún allí y era bastante visible por el cuello de su camisa, acercandose solo para dejarle sentir su aliento ahí, desvio la vista cuando se movió para tomar la bolsa a esa posición de trasero alzado. El maldito crío casi parecia andar provocandolo pero eso no era posible, nadie en su sano juicio intentaría seducir a Hibari Kyoya.

Sus manos estaban hoy descansando en los reposabrazos pero cuando se recostó en su pecho para comenzar a darle los trozos de manzana, su mano libre no tardo en colocar el brazo alrededor de su cintura y comenzar a soltar los botones de su camisa para poder acariciar la piel de su vientre.

- Si- respondió mirandolo a los ojos cuando le tendió ese trozo, atrapandolo con los dientes y masticandolo despacio mientras su mano iba soltando más y más botones hacia arriba-. Manejas con bastante soltura el cuchillo... ¿qué más sabes hacer, aparte de pelar manzanas?- preguntó esperando información con la que encargarle más tareas en esa media hora que daba tiempo para tan poco en plan acosador, pero quizas le encontraba algo más provechoso que hacer para distraerlo... aunque.. acariciarlo mientras comia tampoco es que fuera un mal plan.


avatar
Hibari Kyoya
Clase de 3º
Clase de 3º

Mensajes : 219
Fecha de inscripción : 25/06/2011
Localización : Impartiendo "Disciplina"

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La sala del Comité de Disciplina

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: Ciudad :: Campus :: Escuela

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.